El boicot sistemático

Mesa departamental del FA

Mesa departamental del FA

El Frente Amplio (FA) de San José convocó el martes pasado a una conferencia de prensa, en su local central de calle Espínola. El tema a tratar fue la actitud adoptada por la Intendencia Municipal de San José ante el programa nacional «Uruguay Integra».
El presidente de la Mesa Departamental del FA, Pablo Urreta, fue el vocero.
La fuerza política expresó su «profunda desazón» por «la falta de interés» mostrada por la comuna.

Uruguay Integra es un programa enfocado a potenciar el desarrollo local, en el marco de un acuerdo firmado entre el gobierno nacional, a través de la OPP y la Unión Europea, gestionado por las intendencias en colaboración con los ministerios.
Urreta explicó que hace más de un año, la Mesa Interinstitucional elaboró un proyecto para la creación de un Polieducativo para Ciudad del Plata, «que cumplía con los requisitos de cohesión social, educación y salud desde la óptica de la integración».
De este proyecto se dijo que «quedó durmiendo en los cajones de algún escritorio municipal».
En la conferencia también se informó que sobre fines de 2008, se elaboró otro proyecto apostando al desarrollo turístico del departamento, que se denominó «La Ruta de los Saberes y Sabores», en coordinación con el Ministerio de Turismo.
«La Intendencia presentó el anteproyecto, pero cuando llegó el momento de firmar el proyecto final, el Intendente no lo firmó».
Urreta señaló que «esta actitud de la Intendencia significa básicamente dos cosas: en primera instancia, bloquear la intervención estatal que apuntaba a mejorar la calidad de vida de la población de Ciudad del Plata y en segundo lugar, descartar la inversión de más de 25 millones de pesos destinados a dinamizar el turismo local y crear decenas de puestos de trabajo para los josefinos».
Sólo dos intendencias de todo el país quedaron fuera de este programa: Lavalleja, porque el proyecto presentado no cumplía con los requisitos estipulados en el programa y la de San José, «porque el Intendente no quiso firmar el proyecto de la Ruta de los Saberes y Sabores».
Urreta destacó que «mientras el gobierno nacional ha cumplido sistemáticamente con sus obligaciones de transferencia de dinero a todas las intendencias municipales como nunca se ha hecho en la historia reciente de este país, la Intendencia Municipal de San José ha tenido una actitud de darle la espalda al gobierno y a los programas de desarrollo nacional».
«En definitiva nosotros entendemos que el Intendente Municipal de San José está poniendo sus intereses político-electorales por encima de los intereses del departamento, dejando de rehén a la población de San José».
Se dijo que esta no es un actitud nueva, que lo mismo ha sucedido «con el incumplimiento de la Ley Nacional de Tránsito, con la férrea oposición al tema patente única de rodados, con la no colaboración con el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca en la distribución de ración en la sequía y con las medidas unilaterales adoptadas respecto a la gripe A, descolgándose nuevamente de las políticas nacionales dictadas por nuestro gobierno».
«De manera que la fuerza política quiere manifestarle a la población de San José que no está para nada de acuerdo en esta actitud, que no es nueva, sino que ha sido sistemática de la Intendencia Municipal de San José».
El Frente Amplio lamenta que los plazos se hayan vencido y el dinero se haya perdido: “La Intendencia descartó de plano los 25 millones de pesos como inversión directa para el departamento en el área turística”.
«Yo personalmente creo que cada vez que se presenta un programa de estas características, donde el protagonismo no recae en el Intendente Municipal de San José, se lo boicotea sistemáticamente», dijo Urreta.
El edil Horacio González recordó que hace unos meses se hizo un pedido de informes para saber si la Intendencia estaba elaborando algún proyecto, porque los plazos se vencían. En ese momento la Intendencia contestó que había dos proyectos: uno de riego y otro de desarrollo de Ciudad del Plata. «Nosotros quedamos pensando que eso iba a ser efectivo, pero nos encontramos con que, terminado el plazo, no salió nada de eso».

Anuncios

Ética, estética y blasones en las carreras políticas

·

·

Las internas, competencia entre candidatos a la presidencia, se transformó en una penca entre los Partidos Tradicionales (¿victoriosos en la contienda?) y el Frente Amplio (que habría salido derrotado).
Las elecciones internas de los EE.UU., una gran ceremonia, sobre todo mediática y de business, muestran niveles de participación que pueden ir desde un 1% (si leyó bien) a un 30% (las últimas en el estado de la Florida) que constituye todo un récord.
En las presidenciales se logran cifras de participación cercanas al 50%, pero las legislativas sólo convocan al 30% de los que podrían participar. Allí no son obligatorias y mucha gente ni siquiera se inscribe.
La baja participación del pasado domingo, sólo lo es en relación a las expectativas. En las últimas elecciones europeas, la participación de los españoles, de las más altas por cierto, alcanzó el 46%.

Desventaja estética

De todas formas el domingo concluyó la jornada con la sensación generalizada de que había sido un gran triunfo de los blancos. Puede ser que mientras el Partido Nacional marcó cifras cercanas a su «techo» de votación y la izquierda mostró cuál es su «piso»… Quizá.
Pero nada cambia el hecho de que la carrera hacia octubre se larga con un Partido Nacional bien parado y un FA que no luce su mejor estado para la competencia.
Esta desventaja estética que muestra la izquierda no debe ser menospreciada.

La ética vale poco

Las internas muestran resultados que merecen ser atendidos. Son varios y contundentes los ejemplos que denotan lo poco que importa que algunos candidatos estén salpicados por alguna mácula.
El Dr. Luis Alberto Lacalle Herrera, resurgido de las cenizas políticas, resultó el candidato más votado, y su compañero de fórmula será el mismo que advirtió que podía ser señalado por su pasado. Seguramente por él hará campaña el Dr. Ramírez.
En filas coloradas, Amorín Batlle tuvo una votación relativamente importante en Artigas, gracias al apoyo de Carlos Signorelli (ex intendente, ex diputado, actual convicto).
Al parecer la probidad, la austeridad, la consecuencia con las ideas, no son blasones lustrosos sino más bien ‘bobera’ para la sociedad contemporánea.
La política local no muestra muy diferente panorama. Pareció, por algún tiempo, que el maltrecho Partido Colorado resurgiría, que dentro de los blancos tomaba fuerza una alternativa al autoritarismo chiruchista, que la izquierda podía dejar de lado personalismos y rencillas menores.
¿Dónde están los debates ideológicos, las sanciones morales? ¿Qué se ‘ficieron’? ¡Es lo que hay, valor!

Hacia octubre… el gran dilema

Y, efectivamente, nos encaminamos a dilucidar un dilema no menor: pondremos al timón del próximo gobierno a quien se declara representante de los más humildes, (aunque promete respetar al capital y advierte que necesitaremos de ‘todos’ los uruguayos), o el favor popular inclinará la balanza hacia el estanciero que vive en Carrasco y que anuncia desmontar los cimientos sobre los que se levantaron las políticas sociales del gobierno frentista.
¿Volverán al gabinete los representantes de las cámaras empresariales o seguiremos viendo trajinar por esos pasillos viejos dirigentes sindicales?

Antes, ahora y después

La izquierda demostró antes, en la Intendencia de Montevideo, que puede gobernar sin que se caiga todo. Lo reiteró al frente del gobierno nacional con éxitos notorios en muy diversos campos. Pero no hay entusiasmo en sus propias filas; el liderazgo, la mística y la claridad de pensamiento no parecen suficientes.
No lo fueron a la hora de recabar la expresión de apoyo que significa la concurrencia a las urnas, sólo por querer hacerlo.
El eje de la próxima campaña puede ser el análisis serio de la situación en 2004 y cómo se llegó a ella, las luces y las sombras del período 2005 – 2009, y el modelo de país que queremos hacia el futuro.
O los temas que se instalen pueden ser muy diferentes.
Hay algo más de tres meses para procesar una discusión en la que se juega el futuro de nuestros nietos. Para definir si todos van a tener futuro…

Realidades diferentes, políticas innovadoras

Humberto Castro es consejero político del Congreso de Intendentes, dirigente de la Lista 800 (Batllismo Progresista – FA), acompañó el movimiento reeleccionista y apoya la candidatura de Marcos Carámbula. Cumple su función administrativa en la secretaría del Congreso de Intendentes, fundamentalmente atendiendo la bancada de los ocho intendentes del Frente Amplio.

Humberto Castro

Humberto Castro

Políticas descentralizadoras

En la lista 800 está «la base del Movimiento Canario que impulsó a Marcos Carámbula a la Intendencia de Canelones. También otros grupos, como el Movimiento Ecologista y connotados frenteamplistas, como la Dra. Graciela Ubach, directora del Hospital de Clínicas, el cantautor Eduardo Larbanois y el dramaturgo Ruben Yánez. O compañeros independientes del interior, como el «Toto» Núñez, presidente de la Junta de San Carlos…»
«Marcos es un hombre del interior, que ha cumplido una función muy importante en la Intendencia de Canelones. Una de sus prioridades es el tema de la descentralización».
«Hay un proyecto que tiene media sanción, seguramente a partir del 1010 vamos a tener municipios y alcaldes. Primero se vivió el proceso de descentralización de Montevideo; hoy son ocho gobiernos departamentales en manos del Frente Amplio. Y le han dado un perfil diferente a los gobiernos municipales. Los ocho han conformado las Juntas Locales y han encaminado procesos de presupuestos participativos. En las villas, pueblos y localidades del interior de esos departamentos, los vecinos, conjuntamente con el gobierno municipal, deciden las obras y las prioridades que tienen».

Realidades diferentes

«Cada departamento tiene una realidad diferente. En el caso de Ramón Fonticiella (Salto), los vecinos priorizaron el tema de los médicos rurales y la Intendencia les puso una moto a los médicos, que recorren gran distancia… Además de las policlínicas móviles… En el caso de Salto, la salud ha tenido mucho que ver para las definiciones del presupuesto participativo. En Paysandú han sido otras las necesidades…
En Canelones hay 29 Juntas Locales; en Florida 13 Juntas Locales fueron electas por los vecinos.
(…) Cada descentralización local de estos departamentos tiene sus características…»
«En Rocha, un caso interesante es la zona de Lascano, arrocera… Históricamente, durante muchos años los vecinos reclamaban por el arreglo de las calles. Pasaron muchos años; ahora con el «Chueco» (Artigas Barrios) están en la etapa de culminación del arreglo de las calles. Las obras las hicieron los propios funcionarios municipales que generaron una cuadrilla local y a los vecinos les ha cambiado la vida… Como Lascano es un centro arrocero, pasan muchos camiones pesados y las calles estaban intransitables…»
«El tema del polvillo de la cáscara de arroz se va a solucionar con un proyecto muy interesante. En Treinta y Tres se ha conformado una planta generadora de energía alternativa (Arrosur), que va a trabajar con la cáscara de arroz y se hizo un pool donde participan empresas de Vergara, de Río Branco, de Varela y de Lascano, y la cáscara de arroz va a generar energía: 14 kw… Luz a toda la ciudad de Treinta y Tres y Vergara.
Este proyecto de energía alternativa se va a repetir en la ciudad de Tacuarembó. El gobierno nacional, a través de UTE, promueve generar energías alternativas y compra esa energía».
«Amaral (Gerardo) ha logrado un significativo cambio en la sociedad de Treinta y Tres.
El río Olimar es donde la gente va a cantar… pero en los tiempos difíciles inundaba parte de la ciudad. La última le cambió la vida a la gente, en el buen sentido, porque supo de la solidaridad y hubo un trabajo científico de la Universidad de la República para ver las debilidades y fortalezas de todas las barriadas que estaban viviendo en esa zona. El traslado de viviendas se instrumentó por un sistema cooperativo municipal. Hoy, en Treinta y Tres, la Intendencia Municipal, con los vecinos, está construyendo viviendas para las familias inundadas en otras zonas…
Los propios vecinos se construyeron los muebles en una carpintería cooperativa… Por eso digo que le cambió la vida a la gente, más allá de lo que hizo Gerardo en lo que tiene que ver con la salud y con la atención a las personas… Es un trabajo muy interesante».
Para que no se vuelva a instalar gente en zonas bajas hay un Plan de Ordenamiento Territorial y «una concienciación en la que trabaja, la Universidad de la República con la Intendencia de Treinta y Tres».

El congreso de Intendentes

«Con referencia al presupuesto nacional, por primera vez en la historia del Uruguay hubo un acuerdo entre los Intendentes y el Poder Ejecutivo, sin participación de los parlamentarios. Hubo una propuesta para el presupuesto nacional y hubo una contrapropuesta de los intendentes. Y hubo un acuerdo que permitió que las intendencias recibieran por primera vez recursos nacionales de acuerdo con sus aspiraciones.
Este gobierno ha pagado con regularidad como ninguno y mensualmente, todas las partidas nacionales llegan en tiempo y forma para las obras municipales. Y los gobiernos municipales han cumplido… Podrán decir que los recursos son insuficientes para las necesidades de los municipios, pero en su momento todos estuvieron de acuerdo…
Hay numerosos programas, como Uruguay Integra, en el que la Unión Europea está invirtiendo 23 millones de euros para el desarrollo de pequeñas localidades del país… los que han participado tienen una rica experiencia y seguramente le van a cambiar la vida a muchos conciudadanos.
Este programa nació ante la necesidad de la gente de hacer esas obras, esa propuesta, y fue aceptado por la Unión Europea, no como otros programas de cooperación que muchas veces vienen ya encasillados…
Se realizaron cantidad de obras locales en la zona por debajo del Río Negro, en el eje Cerro Chato, Batlle y Ordóñez, Valentines, Ladrillos, Casupá, Cerro Colorado…
En Zapicán, por ejemplo, los estudiantes tienen un proyecto para rescatar la historia del pueblo con una publicación, porque esa zona, cuando tuvo el ferrocarril, tuvo una historia muy rica…
Se está desarrollando el «Cerro Chato Plan», y en Treinta y Tres hay un proyecto tiene que ver con el turismo de leyenda: las historias de Martín Aquino.
Todo un rescate bien interesante que atrae a mucha gente. Es una recorrida que abarca la zona del norte de Lavalleja, el este de Cerro Largo, el norte de Florida… en ese eje donde tuvo sus andanzas Martín Aquino. Están preparando un circuito para desarrollar el turismo; cosas como cabalgatas y los fogones, donde cuentan las leyendas lugareñas».
«Otro programa, con la gobernación de Extremadura, nos ha dado un apoyo muy interesante en asistencia técnica para el turismo local, los grupos de género, las energías renovables y los residuos urbanos. Asistencias técnicas que están viniendo permanentemente… En el propio Congreso de Intendentes estamos creando la Unidad de Relaciones Internacionales y Cooperación, justamente porque hoy el tema de la cooperación no está incorporado en la estructura de los gobiernos departamentales».

El nuevo congreso de intendentes

Para Castro, la presencia de 8 intendentes de izquierda en el congreso, lo cambió: «Por la forma de encarar las cosas. Es un colectivo que traspasa las barreras partidarias y lo que interesa es el interés común. Si alguien se sale de la línea de lo municipal se auto aísla y seguramente no va a tener la repercusión que tienen los que piensan en los aspectos colectivos, en lo macro y en la gestión.
En el caso de las patentes, donde aparentemente no se había avanzado, hoy tenemos una ley de empadronamientos. Va a costar aplicarla, pero va a darle mayor transparencia y vamos a lograr que la persona pague sus tributos en el lugar donde reside o trabaja».

Marcos Carámbula: que la crisis no la paguen los trabajadores

Carámbula participó del programa «Dejame que te cuente», periodístico del mediodía de la radio comunitaria. Repasamos algunos pasajes de sus respuestas.

Dr. Marcos Carámbula

Dr. Marcos Carámbula

Políticas de integración

«Creo que el Uruguay ha mostrado, en estos cuatro años de gobierno frenteamplista, que se puede cambiar (…) pero tenemos que ir a más en temas centrales. Yo hago dos énfasis en esta campaña: el Uruguay es uno solo, es bueno que el Frente Amplio por primera vez tenga un candidato del interior del país, no por lo personal, sino para ver el Uruguay entero, un país de 500 km. de norte a sur y 500 de este a oeste… Hay que pensar en una agenda nacional de desarrollo que vea al país entero, con todas sus potencialidades regionales. Pensamos en el acercamiento de la Agencia Nacional de Innovación y de la Universidad, a la producción, a la realidad productiva.
Segundo, el Uruguay integrado en la región. En tiempos de crisis del capitalismo, de crisis económico-financiera e ideológica también, tenemos que recordar que acá se defendió el paradigma del neoliberalismo, del «Achiquen el Estado, por favor»; cuanto menos Estado, mejor, decían… Y hoy resulta que el rol del Estado es el de salvataje, en los países del Primer Mundo. Pero para nosotros, en tiempos de crisis, lo importante es que esa crisis no la paguen los trabajadores. Y los referentes de los partidos tradicionales ya están anunciando ajuste fiscal, apretarse el cinturón, caída de los salarios, pérdida de las conquistas que los trabajadores han hecho. Nosotros pensamos, ante la crisis, más inversión en lo social. Pero además, pensar al Uruguay inserto en la región, lo que fue convicción histórica y política, hoy también es convicción estratégica. (…)
Yo valoro mucho la experiencia del ALBA, pero a su vez he seguido muy de cerca los planteos de Rafael Correa, presidente de Ecuador -que integra el ALBA-, y él plantea toda la fortaleza de la Unasur, los países del sur, desde el diseño de una nueva arquitectura económica y financiera.
En el proceso de integración, nosotros tenemos que saber reconocer la diversidad de los pueblos que tienen historias culturales, políticas y demográficas diferentes. Tenemos que avanzar paso a paso. Nos falta. Recién ahora estamos políticamente decididos con firmeza a la posibilidad del Mercosur, y estamos abriéndonos a la idea de la Unasur.
Acá hay un tema fundamental, el del TLC (Tratado de Libre Comercio), fue el Frente Amplio y el pueblo uruguayo los que dijeron: «No, por aquí no vamos». Y yo creo en eso, en los pueblos construyendo paso a paso su futuro».

Democratizar el poder

«Creo que tenemos que generar en el país un consenso nacional radicalmente democrático y descentralizador. Un Intendente, en su departamento, tiene casi el mismo poder que el Presidente de la República, y el gran cambio democrático es descentralizar el poder, acercarlo a la gente. Los ocho gobiernos departamentales frenteamplistas instalamos 96 juntas locales, y ahora, con el nuevo proyecto de ley, serán electivas. A su vez, el edil local tendrá sus recursos, como para marcar las prioridades de cada zona.
El tema de las patentes. Yo creo que no es serio para el país que en el Congreso de Intendentes, más allá de otros planteos de suma importancia, siempre terminemos con el tema de las patentes. ¿Por qué? Porque escudarse en la autonomía para no cumplir una cuestión de carácter nacional. (…) Hay que repensar las relaciones entre gobierno nacional, gobiernos departamentales y gobiernos locales. La Agenda Metropolitana ha sido una experiencia extraordinaria, de avance en las cuestiones del transporte, de trabajo conjunto en el tema de las cuencas: la del arroyo Carrasco, por ejemplo, y la del Santa Lucía, que incluye a Montevideo, San José, Canelones, Florida y Lavalleja… ese es un desafío enorme».

La construcción colectiva

«El Frente Amplio estaba estabilizado en un 40% del electorado, según algunas encuestas, ahora esas mismas encuestas nos dan por encima del 45%.
Hay tres precandidatos, los tres aportando iniciativa, contenido, y sobre todo, campaña frenteamplista en unidad. Tenemos diversidad de historia, de orígenes, de pertenencia… pero la unidad es la fortaleza y hay que sumar con contenido. El Frente no tiene dueños, el Frente es construcción colectiva. El 29 de junio todos vamos a quedar detrás del candidato que sea electo. No tengo dudas de que vamos a ganar en octubre, en primera vuelta».

Asegurar el triunfo del Frente en octubre

El jueves de la semana pasada, estuvieron en San José los economistas Walter Cancela y Daniel Olesker, en la presentación del Comité Electoral en apoyo a Danilo Astori.
Al momento de hablar, los dos profesionales hicieron referencia a algunos aspectos económicos de la actual administración. SAN JOSÉ HOY resume parte de lo que dijeron.

Daniel Olesker

Daniel Olesker

Para explicar el cambio

«Quiero introducir una visión, que obviamente no es personal, es compartida… Yo creo que lo primero, lo que seduce a una población para votar por segunda vez a un gobierno que ya eligió, es lo que (éste) hizo por ella…
Creo que allí nosotros tenemos un conjunto de cosas que claramente cambiaron la calidad de vida de la población. Me voy a referir a cuatro, no más, que son las que nosotros a veces no comunicamos todo lo suficientemente para explicar el cambio.
También creo que ahora, que hemos logrado tanta cosa, queda un poco perdido el desastre que encontramos… Y capaz que no fuimos lo suficientemente claros para comunicar las situaciones que encontramos, porque Tabaré dijo un día, ‘no pongamos pretextos y hagamos cosas, y no hay que hablar de cómo lo encontramos’. Nosotros le hicimos caso… pero hay que recordar, porque podemos contar miles de anécdotas de lo que encontramos en Salud Pública, por ejemplo… Otros contarán de otros lados.
Pero bueno, quiero centrarme en los logros…»

Economía y salarios

Olesker habló de cuatro cosas, que según él definen el perfil del gobierno: «darle mejor calidad de vida a la gente: a los trabajadores, a los desposeídos, a los informales… Primero, acá hay una cosa que nos decían a todos: que primero hay que crecer para repartir la torta… Lo escuchamos en la dictadura, cuando la economía creció y la gente perdió salario; lo escuchamos cuando Lacalle tuvo las mismas exitosas condiciones internacionales que tuvo este gobierno, y sin embargo el salario no creció”.
Habló del crecimiento en la actual administración: “La economía creció y el salario creció 20%. No prometimos aventuras, prometimos cosas tangibles: una cosa que dijimos fue ‘vamos a recuperar el salario que se perdió durante el gobierno anterior: 20%’. Ya lo recuperamos en cuatro años, quiere decir que en realidad vamos a sobrecumplir la promesa, porque todavía falta un año y como todos saben los salarios ya están resueltos para el año que viene…»
Pero el economista agregó un punto más respecto a los salarios: “dijimos que algunos salarios tenían que crecer más que otros, porque estaban muy deprimidos. El salario mínimo se triplicó: era $1.350 y hoy es $4.150.
El salario de la educación… recorriendo Montevideo todavía queda algún muro que dice ‘$2.800 salario docente, vergüenza nacional’. Hoy, el salario nominal docente, 20 horas grado 1, es de $11.170. O sea, cuatro veces el ‘vergüenza nacional’».
Olesker también se refirió al salario de la Salud, que creció 50% en este período.

220 nuevos puestos de trabajo

Otro punto que según Olesker ayuda a mejorar la calidad de vida es el empleo: «Nosotros recibimos una tasa de desempleo de 13% y una tasa de precariedad de uno cada dos: uno de cada dos trabajadores estaba en negro. Hoy tenemos 7% de tasa de desempleo; las versiones más pesimistas la llevan a 8%. 220 mil puestos de trabajo nuevos se han creado y 125 mil se han formalizado”.

Paga más el que tiene más y menos el que tiene menos

En tercer lugar, el economista mencionó a la Reforma Tributaria: «Ese es un punto central de este gobierno… Yo el otro día estaba haciendo unos cuadritos sobre cuánto pagaba antes un trabajador y cuánto ahora.
Para pagar como trabajador lo mismo que se pagaba antes hay que ganar $31.500 nominales; si se gana menos, se paga menos. Y si se gana más, está bien que se pague más.
Un trabajador que ganaba $15.000 pagaba el 6% de impuesto al sueldo; hoy, con la Reforma Tributaria, paga el 1.3%.
Hubo un esfuerzo tributario para recaudar lo mismo -porque no significó cargarle más tributos a la población- pero distribuyéndolo de manera distinta”.

Reformas

En cuarto lugar, Olesker hizo referencia a la política social: la reforma de la salud y la reforma de la educación. «Esto no sale de la nada, no emerge, no es voluntarista. Hay que tener voluntad política para hacer estos cambios, y hay que tener dinero. Y el dinero sólo sale si se modifican las condiciones presupuestales de la economía».
Mencionó dos cosas fundamentales que hizo este gobierno para modificar su presupuesto: en primer lugar, la baja del 12% de los intereses que pagaba la deuda pública: «¿Qué hizo con ese 12% que le sobró? Lo destinó a cumplir con otra promesa electoral, que era llegar al 4.5% en la Educación.
(…) Esto se hizo porque hubo voluntad política, y porque justamente la mejora de la economía permitió tener más ingresos y poder financiar esto».
Y habló de otras transformaciones: «Desde el punto de vista social este gobierno hizo transformaciones claves, que permitieron que la gente tuviera más salario, más empleo, más acceso a los servicios sociales y pagara menos impuestos».
Dijo que esto lo pudo hacer porque la política económica se diseñó de tal manera que posibilitó conseguir los recursos, reducir los intereses de la deuda y pagar el presupuesto de salud y educación.
El economista sostuvo que esto se logró “bajando muchísimo esas gorduras que el Estado tenía y que tanto mal le habían hecho… Tanta plata despilfarrada que efectivamente se pudo gastar en otra cosa”. Contó que a él le tocó en los años 90 estudiar el gasto social y aseguró que “el 30% se iba en tecnócratas que estudiaban cómo gastar la plata que venía de los organismos internacionales».
Informó que hoy el Plan de Equidad tiene 5% de gasto de administración y que el otro 95% está destinado a todos los programas “que llegan a todos los ciudadanos”.

Walter Cancela

Walter Cancela

Los signos de la solidaridad

“(…) El centro de la gestión de gobierno del Frente Amplio estuvo siempre puesto en la persona. Sobre todo en las personas que menos oportunidades han tenido a lo largo de tantos años de modelo neoliberal.
Tenemos que seguir en ese camino. Tenemos que continuar profundizando el arraigo de la esperanza en todos los ciudadanos uruguayos…”

¿Cómo hubiera hecho Chiruchi?

«Ustedes saben que una fuente muy importante de ingresos de los municipios son las transferencias del presupuesto nacional.
Hay que preguntar a cualquier intendente de este país, incluso a este intendente de aquí, que siempre se ha jactado de no tener necesidad del apoyo financiero central, cómo hubiera hecho para pagar los presupuestos municipales, para hacer sus obras municipales, que luego redundan en algunos casos en votos… si no hubiera sido que este gobierno aseguró, a diferencia de cualquiera de los anteriores, el pago puntual, en fecha, de los montos comprometidos, que fueron mayores a los comprometidos en las anteriores administraciones para la asistencia de los municipios del interior.
Plata que pusimos todos los uruguayos para beneficio de la mitad de los uruguayos que viven en el interior… Y lo hacemos con todo gusto, porque esos son los signos de la solidaridad uruguaya; los mismos que están vigentes en la reforma tributaria, en la reforma de la salud…
Todas esas cosas hacen a una forma de ver el país que es compartida por el Frente Amplio, pero además hacen a una prolijidad de gestión, a una seguridad de saber hacia dónde vamos…»