Por Camino Guaycurú, el que se duerme pierde

Veinte minutos bastaron para que de la mesa del galpón desapareciera una motosierra. Una madrugada colaboró para perder unos pulsadores y, marcar presencia en una fiesta criolla, el robo de un facón y otros enseres de plata y oro.

La gran mayoría, robos a plena luz del día.

Por camino Guaycurú nadie se salva, y la sensación de inseguridad es una constante.

Alejandra Fuentes

El viernes por la tarde, el camino Guaycurú estaba muy transitado. Al continuo pasar de vehículos se suman caminantes que pasan temprano ‘camino adentro’ y que nadie sabe hacia dónde van.

Ese día, las Seccionales Cuarta y Tercera recibieron varios llamados ‘es que los vecinos ven gente extraña a cada rato, que anda caminando o en bicicleta y desconfían’ decía Baccino. A lo que agregó otro paisano ‘la policía explica que a veces les piden los documentos y al ser de la zona lo toman a mal; pero yo pienso que no hay que fijarse en esos detalles y velar por la seguridad de los vecinos que vivimos y trabajamos en la zona ¿no?’.

A Álvaro Bentancor hace pocos días le entraron a su casa a las 16.30hs. “Encontré la casa dada vueltas, deshecha” decía a SAN JOSÉ HOY. Sin preámbulos contó su situación: “En 14 años que estoy acá nunca había vivido esto. Con la última, hay seis denuncias mías porque ya no aguanto más (…) Hace unos días, cuando vino el Jefe de Policía a reunirse con nosotros la gente se apretó pero a mí no me importa (…) Lo único que nos queda es emigrar, abandonar todo y sólo así vivir tranquilos”.

Al encuentro con las autoridades policiales en la Escuela Nº72  asistieron varios vecinos que aún hoy sienten que no hay solución para la inseguridad reinante: “Solución no nos dieron ninguna. Acá las víctimas somos nosotros, que no podemos salir a hacer un mandado (…) Pachina, Fagina, Paso del Cerro… han robado en todos lados (…) Fui a llevar a un vecino a arreglar una bicicleta y al regresar me encuentro con la casa dada vuelta. Abrieron los cajones, tiraron la ropa, revolvieron todo… fue algo muy degradante (…) Esto está clarito: acá a dos kilómetros están los que ‘baten’ los que organizan. Porque yo salgo y, a los cinco minutos había gente en mi casa. Entraron por la puerta del baño y destrozaron más de lo que llevaron. Me robaron $13.500, un revólver, un reloj y una medalla de oro. Como también algunos documentos, y eso es lo que más me preocupa (…) Acá nos están cuidando hace rato y yo el dije eso al Comisario, a los chorros los tenemos cerquita. Entran dos kilómetros para adentro ¿y cómo saben que en ese momento no hay nadie? Yo no creo que sean unos improvisados; saben bien dónde y cuándo se meten. Pero yo no sé pro dónde salen que, supuestamente, nadie los ve (…) Aquí anda gente caminando a las dos de la madrugada ¿eso no da para desconfiar? ”.

Los vecinos se sienten inseguros en sus propias casas y rodeados de perros: “Yo tengo cinco y me entraron sin ningún problema. Al mejor me lo mataron hace unos días; está tirado a unos metros de acá. Ése era una amenaza para los ‘chorros’, por eso lo mataron”.

Bentancor afirma que esperará un poco más “… y después voy a pedir una entrevista con el Ministro Bonomi; tengo muchas cosas que comentarle”.

Al hurto de herramientas de campo se suma dinero de varios establecimientos. Una seguidilla que incluye garrafas, dineros, armas, cables, computadoras y animales.

Hace quince días, en un campo de Fagina aparecieron faenados dos animales, y otros dos ‘desgarretados’ agregó peocupado otro vecino.En general, los vecinos exigen medidas policiales más efectivas. Como máxima aspiración tienen la de trabajar y dormir tranquilos ¿será mucho pedir?

La Cultura nos pertenece

De varios puntos de San José llegó gente para participar el miércoles del primer Encuentro Departamental de Cultura, en el Espacio Cultural.

Hay buena disposición en la gente por opinar sobre lo que entiende. Y el Intendente Falero aseguró que, por su parte, hay buena disposición para escuchar.

Alejandra Fuentes

Siete talleres trabajaron temáticas relacionadas a todas las Artes: escénicas, visuales, plásticas y artesanales, literarias y musicales. Además de otros dos grupos, que hicieron hincapié en el trabajo de las instituciones y la actividad de gestores culturales independientes.

Según afirmó Juan Carlos Barreto, la intención fue que nadie quedase afuera, por eso hubo convocatoria general y participación abierta a este Encuentro que organizó la Dirección Municipal de Cultura.

Se creó un espacio de diálogo entre todos: “… tenemos un camino a recorrer que será conformar el presupuesto quinquenal y por eso esta instancia es algo que nos debíamos” afirmó al inicio de la jornada.

El Intendente José Luis Falero, agregó que ésta fue una instancia “fundamental”, ya que se trata de construir un presupuesto entre todos. Se comprometió ante los presentes a que el documento elaborado con las conclusiones, sea tenido en cuenta para ser incluido en el Presupuesto. El que se enviará a la Junta Departamental el próximo 7 de enero. “Un presupuesto también requiere de posibilidades, y es lógico que no vamos a poder resolver todos los temas; pero si no tenemos un diagnóstico cabal de la preocupación de los involucrados, es difícil abordar los temas de la mejor forma (…) A partir de estas conclusiones sabremos de primera mano qué es lo que a ustedes les preocupa, y eso es lo que queremos”.

Falero quiere “políticas coordinadas” y eliminar “las chacras de poder”. Pretende escuchar y atender las preocupaciones de la gente: “Acá no hay banderas políticas que valgan. Acá lo que hay es problemas que tenemos que resolver en conjunto (…)”.

Si bien cada mesa de trabajo preparó su conclusión, hubo una realidad que quedó en evidencia: la de no saber entre los involucrados en la temática, qué se hace en materia de Cultura en todo el departamento. Cuántos grupos e instituciones están trabajando en las distintas localidades y cómo. Qué objetivos persiguen y qué ofrecen a la comunidad.

También, la necesidad de contar con un registro o agenda de las actividades culturales que se hacen en todo el departamento, a fin de que participen todos aquellos que quieran o puedan hacerlo.

Al respecto, hay situaciones puntuales que fueron planteadas: la existencia de una Casa de la Cultura en Libertad de la que sus vecinos no saben si funciona como tal.

Otros, notaron la ausencia del encargado de la Casa de la Cultura de San José en el encuentro.

Al término de la reunión se presentaron las conclusiones de cada equipo de trabajo.

El grupo de Arte Escénico planteó la necesidad de coordinar acciones y de llevar la formación a todos los puntos de San José. En definitiva, descentralizar y democratizar la Cultura.

El segundo grupo (Artes Visuales) se unió con el tercero (Artes Plásticas y Artesanales) habló de la inaccesibilidad de los discapacitados a espacios públicos y privados, con actividades culturales.

Mencionó dificultades locativas y de recursos que tienen grupos que desempeñan actividades formativas gratuitamente, como un aporte a la sociedad. Y se nombró como ejemplo al taller de expresión “Piedra Libre” que funciona eventualmente en el salón comunal del barrio Roberto Mariano. Fue una idea de los niños que se concretó gracias a la disposición de dos artistas locales: Mariano Albistur y Marcelo Alpuy.

Otro aporte a tener en cuenta fue el de crear un programa informativo cultural que se emita en todos los canales de televisión del departamento.

Los participantes vinculados al área musical pidieron más actividades de intercambio cultural. Artistas jóvenes de la ciudad de Libertad plantearon problemas de transporte y difusión de sus espectáculos. A lo que sumó la poca valoración que se le otorga al músico local.

El equipo de trabajo del que participaron representantes de la Instituciones  propuso la creación de una Mesa de Instituciones para manejar el ‘menú cultural’. Además, la existencia de subcomisiones de ésta en cada localidad.

De esta forma, coordinar acciones para que no se sobrepongan actividades interesantes.

Al cierre de la exposición, el grupo dejó a los organizadores la pregunta de qué celebración se proyecta en San José para el Bicentenario del Éxodo Oriental.

El equipo que nucleó a los gestores culturales independientes hizo hincapié en la necesidad de contar con recursos económicos y un mayor respaldo a nivel gubernamental en el departamento. Propuso la idea de que a los inversores extranjeros que lleguen al departamento, se les pida algún aporte para la Cultura de la localidad que les abrió las puertas y les dio facilidades para instalarse. Hablaron de que la responsabilidad social empresarial no pasa siempre por el aspecto de si una firma contamina o no el medio ambiente, sino que también implica pensar en todos los aspectos de la Cultura.

Denunció problemas de información y comunicación entre quienes organizan las actividades, con quienes pueden estar interesados (incluidos concursos y proyectos).

Otro punto se refirió a valorizar el patrimonio local. Y agregaron que en la actualidad, al departamento se lo conoce por dos o tres fiestas importantes y el visitante que asiste  se va con la idea de que aquí hay un movimiento cultural muy grande, cuando en realidad, luego de esos eventos no hay más nada organizado en el año.

Al cierre, el Director Municipal de Cultura, Juan Carlos Barreto, agradeció a los presentes y expresó su intención de que encuentros similares se cumplan anualmente. Agregó que éste es “sólo el comienzo”.

Aún así, algunos participantes se fueron con la idea de que lo hablado y propuesto quedará en ‘aguas de borrajas’, como ha sucedido en otras reuniones de igual cometido.

Sin embargo, los más optimistas creen en un cambio; radicado fundamentalmente en un manifiesto mayor interés por la Cultura de parte del nuevo Intendente; y una mayor libertad de acción para quienes desarrollan esa tarea desde la comuna.

HUGO BRAVO, EL “CANTINFLAS” Con más calle que escuela

Para el Partido Socialista en San José, Hugo Bravo Flores es un compañero de muchos años. Amigos y conocidos le dicen ‘Cantinflas’: “Me pusieron ese ‘nombrete’ porque mi primer trabajo fue salir a vender diarios al centro, gracias al finado Mario Pugliese, en el kiosco La Plaza. Allí, donde estaba la confitería París (…) Después, el compañero ‘Tito’ Geninazzi me hizo un cajón y un banco, y de tarde lustraba zapatos para ayudar a papá y mamá”.

Alejandra Fuentes

Hugo vive en barrio Cementerio. Ese mediodía lo sorprendimos en plena planificación de un guiso, “aquí viví toda mi vida” nos dijo en la puerta de su casa.

Su historia en la 90 comenzó hace tiempo: “En mi barrio teníamos el comité de ‘Illa’ Fraga y fue así que junto con Luis Eramia comenzamos a unirnos al grupo. La primera vez yo había votado a los blancos,después me fui al Partido Socialista. ‘Illa’ tenía un rancho y ahí empezamos el grupo. Había mujeres y compañeros que ahora ya no están  o viven en el exterior, como Mario Poey que está en Argentina. (…) En el comité todo se hacía a pulmón, y el mate se disfrutaba entre todos; no era como ahora que cada uno lleva el de él y no convida”.

Se acuerda de la visita del General Líber Seregni al local partidario barrial “… antes de llegar el General me mandaron a mí a hacer un telegrama y se lo doy al ‘Illa’ al comenzar el acto y él decía: ‘compañeros, todavía siguen llegando telegramas de todas partes’… ¡y era uno solo y lo había mandado yo! (…) Esas cosas son lindas de recordar, porque el ‘Illa’ era un compañerazo, muy trabajador, que no te fallaba nunca”.

Con las manos en alto asegura que las de antes, fueron épocas muy duras y que la Escuela más grande que tuvo fue la calle “… todos queríamos trabajar pero la cosa estaba brava. Trabajar y comer era difícil, sobre todo en dictadura. A mí no me molestaron. Eso sí, preguntaba por mis amigos presos pero no me animaba a ir. Entre ellos estaba el ‘Gallito’ Heguy (Juan Carlos) por él yo preguntaba siempre. Otro amigo era Enrique Arena, con quien compartí las tolderías”.

Hugo siente que hoy el Frente no es el mismo de antes; “… yo no sé que pasa, estamos egoístas. Yo no hace un día que estoy metido en el comité y por eso veo los cambios. Hay falta de compañerismo, se ha ido mucha gente de la 90, ya no están grandes luchadores del Partido, como Gonzalo Betarte y otros”.

Salta de un tema a otro, y comparte sus días difíciles, cuando en Montevideo estuvo en una clínica oncológica: “… estuve ocho meses allí y me mandaron para el Pasteur. Me operaron mal y me largaron como a un perro. No conocía a nadie y fui a Oncología, donde me recibieron con los brazos abiertos. Nunca me voy a olvidar (…) En ese tiempo mi Partido me ayudó en todo lo que pudo; como yo lo haría con cualquiera de mis compañeros”.

Cuando le hablan de la 90 repasa una lista de gente “que era un infierno para trabajar pero se han ido, y es una lástima”.

Por indicación médica no puede trabajar y, cobra una pensión que le ayuda a seguir tirando. “Le doy una mano al ‘Chiri’ en el almacén; que fue un amigo que fue a verme a Oncología. Un domingo de tarde apareció con la señora. Llevó una torta de manzanas grande y plata; al rato estaba deseando que se fueran para comerme la torta; que también de vista estaba buenísima” dice entre risas.

Está conforme con el Presidente José Mujica. “El ‘Pepe’ tira mucho para los pobres. Me acuerdo que el día que estuve con él le hice un pedido: le pedí que a una calle de Montevideo le pusiera José Francisco Sasía, un jugador muy grande de fútbol; si me lo cumple ¡quedo loco de la vida!

Claro que hay otros sueños que anhela se cumplan en su país: “Quiero trabajo para la juventud, y que no se drogue más. Que vean que para adelante hay un futuro mejor para ellos (…) Así veo las cosas yo, con mis 68 años”.

No quieren volver a una Venezuela “muy rica en minerales, pero muy pobre” para la mayoría

Allí donde la democracia funciona para la gente

Ayer, terminada la recorrida, el embajador de Venezuela Julio Chirino conversó con SAN JOSÉ HOY.

La planta de Conaprole.

“Hicimos un recorrido viendo los distintos procesos que se desarrollan ahí, principalmente la leche en polvo que se exporta hacia Venezuela. Esa es la planta donde se produce básicamente la totalidad de leche que Conaprole está exportando a Venezuela desde el año 2005 ininterrumpidamente.”

“Nos comentaban que (Venezuela) es el principal punto de exportación de leche en polvo. En Venezuela el principal cliente es el Ejército, pero nosotros vinimos con una delegación amplia de la Embajada.”

SJH -El domingo hay elecciones en Venezuela.

“Un día de una elección más. Acostumbrados después de este proceso de cambios y transformaciones a que el pueblo sea llamado a expresar sus voluntades en la participación electoral.”

“Lo primero es seguir consolidando este proceso de transformación y cambio democrático. En estos últimos 11 años han sido más de 15 elecciones. Esta es nuestra tercera elección de la Asamblea Nacional después de que se modificó la Constitución. Hay un fortalecimiento dentro de este cambio de institucionalidad y se espera que se mantenga la correlación que ha tenido la Asamblea: mayoritaria hacia las fuerzas revolucionarias. Fue así en todas las últimas elecciones parlamentarias. El reto mayor es mantener la mayoría especial que permite gobernar desde el Parlamento. Las distintas encuestas y los distintos voceros y analistas, plantean que esa posibilidad es muy cercana.”

SJH -¿Qué podría pasar si la oposición alcanza los 56 diputados, número clave para poder bloquear algunas iniciativas?

“Eso podría significar un enlentecimiento. Lo que buscan ellos con esos 56 diputados es frenar este proceso de cambio y transformación, que por supuesto, a ellos no les conviene porque son la expresión neta de lo que ha sido la oligarquía en Venezuela.”

SJH -Terminó la reunión en la que se evaluó el grado de cumplimento de los Objetivos del Milenio. ¿La delegación venezolana vuelve conforme?

“Nosotros volvemos muy conformes porque muchas de las metas que allí están planteadas, Venezuela las ha ido cumpliendo, incluso algunas mucho antes de lo que se planteó: lo que es el acceso al agua, la educación, los temas de analfabetismo; se abatieron los niveles de pobreza. Realmente, en este proceso de cambio el principal esfuerzo ha sido en el desarrollo social. Realmente, en Venezuela hemos logrado ir poco a poco abatiendo una situación muy negativa que teníamos. Y todavía hay algunas pequeñas cosas que nos faltan lograr, pero en términos generales salgo muy contento porque en estos 10 años hemos podido revertir una brecha que venía avanzando en Venezuela: el tema de la exclusión y la pobreza.”

SJH -¿Cómo han andado con la evolución del índice Gini*?

“En las últimas mediciones, Venezuela cada año ha venido mejorando en ese índice (…) que mide el comportamiento del desarrollo social de nuestro país.”

SJH -Eso no es muy visible a nivel de los medios, por lo menos en Uruguay.

“Lamentablemente los medios de comunicación a nivel internacional lo que buscan y plasman son sólo hechos negativos -en algunos casos no certeros- respecto a la realidad venezolana. Hay casos en que tergiversan lo que estamos viviendo y por supuesto que no reflejan los avances que se han dado en el campo social, político y de participación en Venezuela.”

* El índice Gini mide el grado de desigualdad de una sociedad.

Los pases del quinquenio

La Cámara de Representantes publica en su sitio web (http://www.diputados.gub.uy) una lista de los pases en comisión que solicitó cada legislador, en los casos en que éstos lo autorizan.

Hay diputados a los que les costó un poco más que otros compartir esta información de indudable interés público.

En ese listado, de los diputados por San José figura la cantidad de pases, pero no hay detalles sobre quiénes son, ni de qué organismo provienen.

En su edición del jueves 9 de setiembre, el semanario Búsqueda afirma que hay 239 pases en comisión, personas «en calidad de asesores», a quienes les paga el sueldo el organismo del que provienen.

Búsqueda consigna que hasta ese momento, y culminado el plazo de presentación, sólo 20 de los 99 diputados suministraron la información solicitada. A una semana de publicado ya eran 92 los legisladores que respondieron a la consulta. De éstos, sólo 21 detallan nombres y dependencias de sus asesores.

Cada diputado o senador puede pedir hasta un máximo de cinco asesores. La mayoría de los diputados cuenta con dos o tres. Cabe acotar que los legisladores disponen también de una partida importante para «gastos de secretaría».

Sólo cinco legisladores pidieron el máximo, y entre ellos se encuentra el diputado Alberto Casas, quien detalló a SAN JOSÉ HOY, sin inconvenientes, nombres y organismos de los que provienen: Dr. Martín Tornaria (OSE), Ing. Carlos Ferro (OSE), Nahir Cirilli (MVOTMA); Carlos Ordeig (ANTEL) y Dr. Luis Eduardo Odriozola (MVOTMA).

El diputado Gustavo Cersósimo respondió a SAN JOSÉ HOY que no tiene problema alguno en hacer pública esta información, y «que le parece bien actuar con  transparencia». Hay tres funcionarios en su despacho: el ingeniero civil Jack Montellieux (UTE) y dos funcionarias administrativas: Elizabeth Reboiras  (SODRE) y Estela Sánchez (BPS). Agregó que además, cuenta con asesores privados a los que les      paga él directamente.

El diputado Walter De León cuenta con un solo asesor, pero en el listado no hay detalles. Pese a reiterados intentos, a su celular y al despacho, no logramos hablar con él.

Creímos importante conocer también cómo funciona el despacho del senador Juan Antonio Chiruchi, pero no recibimos respuesta a las consultas que efectuamos telefónicamente -sólo pudimos a conversar con una secretaria- y mediante correo electrónico.

Hay que cuidarlas mejor

El grupo de apoyo Rap Ceibal San José presentó un informe preliminar, en base a una encuesta, que analiza la situación de las XO del Plan Ceibal.
Los resultados finales se informarán a los responsables a nivel nacional.
El grupo de apoyo Rap Ceibal San José presentó un informe preliminar, en base a una encuesta, que analiza la situación de las XO del Plan Ceibal. Los resultados finales se informarán a los responsables a nivel nacional.

La comisión es honoraria y pretende mejorar el cuidado de los equipos, la idea es que todos los niños que poseen computadora del Plan Ceibal puedan utilizarlas.
Para recuperar las computadoras dañadas, el grupo ha brindado varias ideas a los responsables del Plan. Sergio Álvarez explicó que aún «no hay respuesta y seguimos esperando».

María Manfurt, José Luis Martínez, Paola Bruccoleri, Sergio Álvarez, Norma Galarraga y Ernesto Baquer, del grupo RAP Ceibal San José.

Relevaron 481 hogares de la ciudad, para ello recorrieron unas 4.000 casas.
«En nuestra ciudad funcionan el 68,3% de las XO y un 24% no funciona. El otro 7,7% está en reparación», explicó Álvarez. «Hay lugares en la ciudad donde el número de máquinas que no funciona aumenta considerablemente; hay incluso a quienes se las llevó la última creciente. Uno de los motivos más frecuentes por las que no funcionan es el mal uso; y también hay muchos casos en los que denuncian bajos recursos para llevarlas a arreglar. Si es por mal uso, el arreglo tiene un costo».
De las que se dañaron, casi 4 de cada 10 fueron llevadas a reparar. Una de cada 4 familias no conoce cómo funciona el servicio técnico. El 85% de los niños llevan las XO al liceo o escuela si los equipos están funcionando. Más del 95% de los consultados considera el Plan Ceibal «muy bueno o bueno».
En general, el balance primario que realiza la comisión es bueno. «Igualmente nos preocupa el porcentaje de XO que no funcionan, pero en eso es en lo que vamos a empezar a trabajar». Anunciaron que posiblemente lleguen ‘partidas especiales’ de Primaria para solucionar algunos problemas, además están bajando los precios de las reparaciones. «Todo está orientado a solucionar los problemas».

“El Gordo” se llamaba Alberto De León

El martes se conmemoró el «Día Internacional del Detenido Desaparecido». En San José, esta fecha tiene mucho significado, sobre todo para quienes conocieron a un joven socialista que a los 22 años se exilió en Buenos Aires y un día no se supo más de él.
Carmen Dagnino (57 años), militante frenteamplista y socialista dice: «Para mí el 30 de agosto tiene nombre y apellido: Alberto De León».

Ni bien le propusimos hablar de Alberto aceptó. Apenas unas frases y la emoción emerge al recordar a un compañero querido: «Fuimos compañeros de Liceo de primero a cuarto año. Además, los dos integrábamos la Asociación Maragata de Estudiantes Liceales (AMEL). En la lista de clases él siempre me seguía, ‘Dagnino, De León’… entonces casi siempre nos sentábamos juntos. Así fue que nos hicimos muy compinches con «El gordo». Le decíamos así cariñosamente y a él no le molestaba. Era un muchacho muy querible, cariñoso con todos y de perfil bajo. Yo personalmente le decía «Osito» porque a él nunca le faltaba un abrazo cuando alguien lo necesitaba (…) Fuimos estudiantes y militantes en años muy difíciles, cuando ya había un movimiento estudiantil importante en San José. Nosotros éramos los chiquitos de primero, que seguíamos a los líderes más grandes. Con Alberto congeniamos enseguida y años después coincidimos también militando en el Partido Socialista, en las brigadas juveniles. Él ya tenía una raíz política que la heredó principalmente de su hermano, el «Pepe» De León».

Un día en que Vivián Trías visitó San José, muchos jóvenes entusiastas, compañeros de Alberto De León del Partido Socialista, lo rodean: Gonzalo Betarte, Beatriz Sosa, Alexis Turconi, César Peraza, Ariel Britos, Artigas De León, Vivián Trías, Raúl Bassini, Mario Sóñora, Carmen Dagnino, Julio Benedet, William Pérez, Silvia Villalba, Yermén Peraza, Mario Grasso, Graciela Ibarra, Aída Altieri, Alicia Revetria, Marta Squera, Luis Malespina, Hugo Bravo, María Perera, Ana Guelvenzu, Oscar Peraza.

Surgen más y más recuerdos gratos: «Alberto era muy callado y muy humilde. Me parece verlo en su bicicleta vieja, que por cierto no era muy linda (y sonríe), con los libros en la parrilla… Era tranquilo, de perfil bajo, pero a medida que lo ibas conociendo te dabas cuenta de que era muy decidido y tenía una ‘polenta’ bárbara cuando se ponía a hablar. Tenía muy claro lo que quería. Y eso sí, en la clase se destacaba como el chistoso. Ese que tiene una respuesta enseguida, una chispa y espontaneidad que te hacía reír como loca».

El tono de la entrevista varía. Ya ni siquiera percibimos los comentarios de su nieto Nahuel, que juega junto a nosotros. Carmen recuerda cómo fue perdiendo de vista al «Gordo»: «Eran tiempos donde todos los días escuchábamos en la radio la musiquita de las Fuerzas Conjuntas y temblábamos esperando escuchar los nombres de los compañeros detenidos. A muchos los conocíamos… Fue muy duro (…) Hacía tiempo que Alberto se había ido a trabajar a Buenos Aires, junto con Humberto Armando. Yo no sé qué hacía allá pero sí recuerdo que era ambicioso y muy solidario a la hora de pensar en hacer por los demás (…) Cuando venía de visita siempre pasaba por casa a saludarnos y a charlar, pero no contaba mucho y nosotros tampoco preguntábamos. Intuíamos que algo había y en cierta manera, no queríamos saberlo. Sentíamos miedo a saber (…) Sí estábamos al tanto de que él militaba fuertemente en Argentina».
Comenzaron los rumores de que Alberto estaba detenido: «Teníamos preso en Montevideo al compañero «Chocoto» Tortosa y él y yo nos carteábamos; aún guardo sus cartas, escritas con una letra muy chiquititita (y nos hace señas hacia un aparador). Un día por escrito preguntó si sabíamos algo de Alberto (…) El ‘Gordo’ se borró del mapa para todos nosotros. Dejó de venir y tampoco volvió a la pensión que ocupaba en Buenos Aires. Ya todos imaginamos lo que estaba pasando, hasta que por otros compañeros nos enteramos que había caído preso. No recuerdo bien cómo me enteré yo, pero seguramente fue cuando se corrió la voz en San José (…) Aparentemente habría andado un tiempo por Perú, o por lo menos eso fue lo que siempre sospechamos. Él había empezado una relación con una joven peruana, hija de un dirigente revolucionario de ese país; pero no supimos nada más (…) Es increíble, pero hay gente de San José que no sabe esta historia y piensa que no hubo desparecidos en nuestra ciudad. Lamentablemente, sufrimos la desaparición de un chiquilín de 22 años, que buscó lo mejor para los demás».

«Alberto no dejó rastros. O mejor dicho, dejó rastros emocionales en sus compañeros de San José. Fue un tipo muy querido; nadie te puede decir lo contrario porque todos lo recuerdan así, como un buen tipo».