Equidad de género y objetivos de desarrollo del milenio

En el 2015 Uruguay deberá rendir cuentas respeto al cumplimiento de las metas propuestas para alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio (ODM). ¿En qué áreas habrá que hacer mejores esfuerzos? ¿Dónde es necesario virar el curso de las políticas públicas?
La Agencia IPS (Inter press service), con el respaldo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y el apoyo del Instituto Nacional de las Mujeres, invitó a periodistas uruguayos a participar del taller “La equidad de género, objetivo esencial para el milenio”. El encuentro tuvo lugar en la sede de la Unión Postal de las Américas, en Montevideo, el martes pasado. Participaron unos 20 periodistas de 15 departamentos del país.

En el año 2000 se produjo la Declaración del Milenio, en la que los gobiernos reafirmaron el compromiso de contar con una agenda para el desarrollo. Así surgió una lista con ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) a lograr entre 2000 y 2015.
La Declaración y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, abrieron una nueva ruta para avanzar en la igualdad de género. Aprovechados al máximo, los ODM pueden ser medios para que el vínculo perverso que hay entre las desigualdades de género, el desperdicio y destrucción del potencial humano de las mujeres y la aparentemente infinita reproducción de la pobreza pueda ser analizado exhaustivamente y finalmente superado.
Estamos en 2010 y es oportuno preguntarse cuál ha sido el grado de avance respecto a las metas fijadas.
Para el año 2015, los Estado Miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a: 1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre; 2. Lograr la enseñanza primaria universal; 3. Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer; 4. Reducir la mortalidad infantil; 5. Mejorar la salud materna; 6. Combatir el VIH/Sida, el paludismo y otras enfermedades; 7. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente; y 8. Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.
Metas nacionales
Uruguay definió una serie de metas nacionales. Para el primer objetivo, se fijó como meta erradicar la indigencia y reducir el porcentaje de personas en situación de pobreza a la mitad. En 1990, el 29,7% de la población estaba por debajo de la línea de pobreza; en 2008 el porcentaje fue del 20,3%. El objetivo es llegar a 2015 con el 15%. Según el sociólogo y politólogo Gustavo De Armas, “es factible para Uruguay llegar a cumplir esa meta”.
En cuanto a la indigencia, los niveles más bajos estuvieron en los años ‘90, con un 1,3%. En 2008, la indigencia llegó al 1,5%. Para De Armas, “también es factible erradicar la indigencia al 2015 en el país”.
Otra de las metas para Uruguay es reducir el porcentaje de niños menores de 3 años con déficit nutricional, a sus valores mínimos de referencia.
En cuanto al segundo ODM, Uruguay se propuso, como metas nacionales: la universalización de la educación inicial; la universalización de le educación secundaria media obligatoria y la expansión de la educación media superior.
Según De Armas, Uruguay está cumpliendo con la primera meta pero estamos muy lejos de universalizar la educación secundaria media (en el año 91 el 67% de los jóvenes tenía ciclo básico terminado; en el 2008 terminó el ciclo básico el 69% de los jóvenes, por lo que se puede decir que Uruguay está estancado en este tema, mientras el resto del mundo avanza).
En cuanto a la educación media superior, en el 91, terminaba sus estudios el 37% de los jóvenes; en 2008 ese porcentaje se mantiene. Por otra parte, aproximadamente el 11% de la población termina la educación terciaria en Uruguay, pero ese porcentaje es el mismo desde hace cuatro décadas.
En cuanto al tercer objetivo, de “promover igualdad de género y la autonomía de la mujer”, Uruguay está muy mal parado. La brecha salarial es de destacar y los niveles de participación política de las mujeres son muy bajos.
Respecto al objetivo de reducir la mortalidad de niños menores de 5 años, Uruguay muestra una tendencia positiva. La tasa de mortalidad infantil (menores de un año) en el año 90 se situaba en un 20,6% y en el 2009 bajó al 9,6% (fuente MSP).
Por otra parte, Uruguay tiene niveles muy bajos de mortalidad materna.
En cuanto al combate de VIH/Sida, paludismo y otras enfermedades, no hay una tendencia clara respecto a la reducción de niveles en Uruguay. Según el politólogo, las poblaciones a atender requieren un trabajo particular de seguimiento y políticas de carácter integral.
Para el objetivo 7, que propone “garantizar la sustentabilidad del medio ambiente”, Uruguay se propuso como metas: incorporar los principios de desarrollo sostenible en las políticas y programas nacionales e invertir la pérdida de recursos medio ambientales; reducir a la mitad el porcentaje de personas que carezcan de acceso al agua potable y saneamiento y reducir a la mitad la proporción de personas residentes en condiciones habitacionales precarias.
Temas de género
Irene Rodríguez, directora de UNIFEM, el Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer, compartió algunas cifras referentes al género: En Uruguay, la tasa de desempleo femenina es el doble que la masculina.
Existen 35 denuncias diarias por violencia en el país y ocurren entre dos y tres muertes por mes a causa de la violencia doméstica. El 50,2% de los delitos en el país, son casos de violencia.
La directora de UNIFEM fue crítica a la hora de analizar los ODM con una perspectiva de género: “se debió haber prestado más atención al desarrollo de las mujeres en cada uno de los objetivos”; “los indicadores no se manejaron bien”.
Expresó que el Estado tiene que intervenir para que la igualdad de oportunidades se lleve a la práctica. Destacó que se da comúnmente el mal uso del lenguaje; aclaró que género no es igual a mujeres, que el concepto de igualdad es un concepto filosófico y que equidad no es lo mismo que igualdad. Dijo que es necesario hacer una lectura de la sociedad en términos de equidad de género y planteó como pregunta: ¿Está formulada la cosmovisión social para desarrollarnos en la sociedad con equidad y justicia social?
Señaló que debemos denunciar las brechas siempre que sea posible. En cuanto a temas, planteó que se discute la Ley de Cuotas, impulsada por la bancada bi-cameral femenina del Parlamento. Por otra parte, en la Asamblea Mundial por los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en el mes de setiembre, en Nueva York, Uruguay estará rindiendo cuentas.
En cuanto al tema violencia, Naciones Unidas dará a conocer a fines de setiembre una campaña nacional en contra de la violencia ejercida hacia las mujeres y las niñas, para lo que se pedirá el involucramiento de todas las intendencias del país.

En el año 2000 se produjo la Declaración del Milenio, en la que los gobiernos reafirmaron el compromiso de contar con una agenda para el desarrollo. Así surgió una lista con ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) a lograr entre 2000 y 2015.La Declaración y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, abrieron una nueva ruta para avanzar en la igualdad de género. Aprovechados al máximo, los ODM pueden ser medios para que el vínculo perverso que hay entre las desigualdades de género, el desperdicio y destrucción del potencial humano de las mujeres y la aparentemente infinita reproducción de la pobreza pueda ser analizado exhaustivamente y finalmente superado.Estamos en 2010 y es oportuno preguntarse cuál ha sido el grado de avance respecto a las metas fijadas.Para el año 2015, los Estado Miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a: 1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre; 2. Lograr la enseñanza primaria universal; 3. Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer; 4. Reducir la mortalidad infantil; 5. Mejorar la salud materna; 6. Combatir el VIH/Sida, el paludismo y otras enfermedades; 7. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente; y 8. Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.
Metas nacionalesUruguay definió una serie de metas nacionales. Para el primer objetivo, se fijó como meta erradicar la indigencia y reducir el porcentaje de personas en situación de pobreza a la mitad. En 1990, el 29,7% de la población estaba por debajo de la línea de pobreza; en 2008 el porcentaje fue del 20,3%. El objetivo es llegar a 2015 con el 15%. Según el sociólogo y politólogo Gustavo De Armas, “es factible para Uruguay llegar a cumplir esa meta”. En cuanto a la indigencia, los niveles más bajos estuvieron en los años ‘90, con un 1,3%. En 2008, la indigencia llegó al 1,5%. Para De Armas, “también es factible erradicar la indigencia al 2015 en el país”.Otra de las metas para Uruguay es reducir el porcentaje de niños menores de 3 años con déficit nutricional, a sus valores mínimos de referencia.En cuanto al segundo ODM, Uruguay se propuso, como metas nacionales: la universalización de la educación inicial; la universalización de le educación secundaria media obligatoria y la expansión de la educación media superior. Según De Armas, Uruguay está cumpliendo con la primera meta pero estamos muy lejos de universalizar la educación secundaria media (en el año 91 el 67% de los jóvenes tenía ciclo básico terminado; en el 2008 terminó el ciclo básico el 69% de los jóvenes, por lo que se puede decir que Uruguay está estancado en este tema, mientras el resto del mundo avanza). En cuanto a la educación media superior, en el 91, terminaba sus estudios el 37% de los jóvenes; en 2008 ese porcentaje se mantiene. Por otra parte, aproximadamente el 11% de la población termina la educación terciaria en Uruguay, pero ese porcentaje es el mismo desde hace cuatro décadas.En cuanto al tercer objetivo, de “promover igualdad de género y la autonomía de la mujer”, Uruguay está muy mal parado. La brecha salarial es de destacar y los niveles de participación política de las mujeres son muy bajos.Respecto al objetivo de reducir la mortalidad de niños menores de 5 años, Uruguay muestra una tendencia positiva. La tasa de mortalidad infantil (menores de un año) en el año 90 se situaba en un 20,6% y en el 2009 bajó al 9,6% (fuente MSP).Por otra parte, Uruguay tiene niveles muy bajos de mortalidad materna. En cuanto al combate de VIH/Sida, paludismo y otras enfermedades, no hay una tendencia clara respecto a la reducción de niveles en Uruguay. Según el politólogo, las poblaciones a atender requieren un trabajo particular de seguimiento y políticas de carácter integral.Para el objetivo 7, que propone “garantizar la sustentabilidad del medio ambiente”, Uruguay se propuso como metas: incorporar los principios de desarrollo sostenible en las políticas y programas nacionales e invertir la pérdida de recursos medio ambientales; reducir a la mitad el porcentaje de personas que carezcan de acceso al agua potable y saneamiento y reducir a la mitad la proporción de personas residentes en condiciones habitacionales precarias.
Temas de géneroIrene Rodríguez, directora de UNIFEM, el Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer, compartió algunas cifras referentes al género: En Uruguay, la tasa de desempleo femenina es el doble que la masculina. Existen 35 denuncias diarias por violencia en el país y ocurren entre dos y tres muertes por mes a causa de la violencia doméstica. El 50,2% de los delitos en el país, son casos de violencia.La directora de UNIFEM fue crítica a la hora de analizar los ODM con una perspectiva de género: “se debió haber prestado más atención al desarrollo de las mujeres en cada uno de los objetivos”; “los indicadores no se manejaron bien”.Expresó que el Estado tiene que intervenir para que la igualdad de oportunidades se lleve a la práctica. Destacó que se da comúnmente el mal uso del lenguaje; aclaró que género no es igual a mujeres, que el concepto de igualdad es un concepto filosófico y que equidad no es lo mismo que igualdad. Dijo que es necesario hacer una lectura de la sociedad en términos de equidad de género y planteó como pregunta: ¿Está formulada la cosmovisión social para desarrollarnos en la sociedad con equidad y justicia social?Señaló que debemos denunciar las brechas siempre que sea posible. En cuanto a temas, planteó que se discute la Ley de Cuotas, impulsada por la bancada bi-cameral femenina del Parlamento. Por otra parte, en la Asamblea Mundial por los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en el mes de setiembre, en Nueva York, Uruguay estará rindiendo cuentas. En cuanto al tema violencia, Naciones Unidas dará a conocer a fines de setiembre una campaña nacional en contra de la violencia ejercida hacia las mujeres y las niñas, para lo que se pedirá el involucramiento de todas las intendencias del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: