Litis interruptus

San José, 24 de Junio de 2010.
A los efectos de resolver el diferendo, proporcione la I.M.S.J. la información que tiene en su poder al tribunal en un plazo de tres días hábiles y perentorios.
DR. ÁLVARO MESSERE – JUEZ LETRADO

San José, 9 de Agosto de 2010.
Surge de las presentes actuaciones que se encuentra en etapa de ejecución de sentencia y el folio de fs. 16, 17 es claro en cuanto a «la obligación de brindar al actor», la obligación mencionada no puede serlo en los términos impuestos por la I.M.S.J. sino en el mandato judicial.
Por tanto mantiénese la recurrida no admitiéndose el recurso de apelación de conformidad con el art. 371.3 del C.G.P.
Notifíquese personalmente a ambas partes.
DRA. KARINA DENIS – JUEZ SUBROGANTE

Con fecha 12 de marzo del corriente solicité, al amparo de la ley Nº 18.381, información sobre el personal municipal: Ingresos recientes, remuneraciones especiales, etc. En otros trámites, había pendientes de respuesta, también preguntas sobre publicidad y canteras.
Vencido el plazo, la I.M.S.J no contestó la solicitud del 12/03/2010. Se configuró lo que se conoce como silencio positivo: «El organismo requerido sólo podrá negar la expedición de la información solicitada mediante resolución motivada del jerarca del organismo que señale su carácter reservado o confidencial, indicando las disposiciones legales en que se funde».
«Vencido el plazo de veinte días hábiles desde la presentación de la solicitud, si no ha mediado prórroga o vencida la misma sin que exista resolución expresa notificada al interesado, éste podrá acceder a la información respectiva, considerándose falta grave la negativa de cualquier funcionario a proveérsela….»
Luego de fundamentarlo con solidez, la Dra. Leticia Mora señala al juez «que corresponde que se intime a la I.M.S.J la entrega de la información solicitada con fecha (…) 12 de marzo de 2010…»
Y pide que «convoque a audiencia pública dentro del plazo de tres días de la fecha de la presentación de esta demanda, conforme lo manda la ley», cosa que el Dr. Álvaro Messere aceptó.
En la audiencia realizada el 26 de abril, el abogado de la Intendencia sólo solicitó más plazo (20 días), con lo que admite «in totum» que el reclamo es justo. No accedimos a otorgar más plazo del que el Juez considerara justo, porque los legales estaban todos agotados. El Dr. Messere falla al día siguiente: «Ampárese la demanda (…) impónese a la I.M.S.J. la obligación de brindar el resto de la información solicitada (…) dentro del plazo de 8 días corridos e ininterrumpidos…»
Cumplido el plazo la Intendencia contesta de forma insatisfactoria las preguntas referidas a la publicidad, de forma incompleta las correspondientes a la cantera y, en primera instancia, nada sobre personal.
En el caso de la cantera, curiosamente, se habían olvidado entregar una parte de la información y aducen que la contabilidad no permite saber cuánto cuesta la operativa de esa cantera, aunque sí se sabe por ejemplo cuánto gasta de combustible cada vehículo de la Intendencia y cuántos kilómetros recorre, mes a mes.
Presentamos una intimación ante el juzgado, contra la IMSJ «a los efectos que dé total cumplimiento a la sentencia…»
Considerábamos que «se condenó a la demandada a entregar la totalidad de la información solicitada por el actor en un plazo de ocho días corridos».
El plazo se venció el miércoles 5 de mayo; la información referida a personal de la I.M.S.J no fue entregada. Se solicita que se intime a la I.M.S.J. a los efectos de que «con plazo de tres días proporcione a la Sede, el resto de la información solicitada bajo apercibimiento de la aplicación de conminaciones económicas equivalente a 20 Unidades Reajustables por día de atraso en el cumplimiento y de elevar estas actuaciones a la justicia penal».
Vencido el plazo que otorgó el juez concurrimos a retirar la información y se nos ofrece un montón de fotocopias de las fichas del personal. Se supone que todas las fichas. No las retiramos.

¿Quién y por qué?

¿Qué podía justificar la demora de tantos días para hacer esas fotocopias? ¿Por qué la respuesta no se refería a todas y cada una de las interrogantes entregando los listados con los datos debidamente clasificados y ordenados? Incluso, posteriormente, pudimos saber que los listados fueron confeccionados pero la Cra. Beatriz Martínez, intendenta en ese momento, habría dispuesto que se entregaran fotocopias de las fichas. Los listados en un CD no cuestan ni $ 10; las fotocopias, casi $ 3.000. Se nos obliga a hacer un Juicio de Amparo, se alarga el trámite, se interponen recursos incomprensibles, presentan argumentos sin sustento, no contestan ni por orden judicial o contestan mal.

En el futuro

Los cambios en el gobierno local alientan la esperanza de que estas prácticas se terminen. José Luis Falero tiene seguramente muchos temas que atender y no es raro que éste lo haya dejado en manos de asesores que siguen pautas de conducta que venían de antes. Quizá es el momento de revisarlas y disponer lo que se considere oportuno.

David Rabinovich

Anuncios

2 Responses to Litis interruptus

  1. Joaquín says:

    Buenas tardes:

    Estamos incursionando en lo que es el blog con nuestro equipo de Futsal, en esta ocasión lo estamos molestando porque nos enteramos que hace unas semanas atrás salió una nota sobre el futsal de san José.-
    Nuestra idea es citando la fuente es poder tener acceso a esta nota para publicarla en nuestro blog

    Desde ya les agradecemos por su tiempo
    Saludos!

    • Anónimo says:

      Joaquín, citando la fuente podés reproducirlo sin problema. Por SAN JOSÉ HOY, Alejandra Fuentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: