Cien años de la historia del fútbol local

El Jurado del Fondo Concursable para la Cultura eligió 110 proyectos artístico-culturales, de unos 444 presentados. Uno de los premiados pertenece al maragato Homero «Ato» Pugliese y se refiere a los cien años de historia del fútbol josefino.
Los más viejos sentirán nostalgia y las nuevas generaciones sabrán que, en 1932, en el Estadio «Casto Martínez Laguarda» había una tribuna techada colmada de público en días de partido.

Alejandra Fuentes

La Selección de Fútbol de San José de 1928.

Pulgiese fue premiado en el área Memoria y Tradiciones, donde los jurados fueron Beatriz Diconca, Felipe Arocena y Alberto Caraballo.
Presentó un trabajo que contiene parte de su Archivo Fílmico y de la Imagen de San José, un patrimonio histórico, fotográfico y filmográfico de la ciudad, que en esta oportunidad abarca sólo lo vinculado al fútbol josefino.
Mediante este concurso, el MEC otorga en general más de 16 millones de pesos a proyectos de todo el país. El Fondo busca promover la democratización de la Cultura, a fin de que todos tengamos acceso a los bienes culturales.
El ganador asegura que el dinero asignado para su proyecto le alcanzará para llevar adelante el ciclo de ocho especiales para televisión «sin ningún tipo de dificultad».
También espera proyectarlo en pantallas gigantes al aire libre, especialmente en las localidades del departamento donde no hay televisión por cable.
Este proyecto abarca la difusión a nivel departamental, pero no descarta que en una segunda etapa se conozca en todo el país.
El inicio del ciclo está previsto para setiembre.
Como antecedente, el «Ato» menciona una actividad denominada «Cien años tras la globa», que se realizó el año pasado en el Espacio Cultural. Estuvo a cargo de reconocidos murguistas agrupados en «La Red», dirigidos por Rodolfo «Fito» Lacava y otras figuras destacadas del carnaval uruguayo.
«Lamentablemente las autoridades de la Liga Mayor de Fútbol de San José no le dieron mayor importancia, pese a que se hizo un espectáculo multidisciplinario muy interesante e ingenioso. En ese trabajo participé en el área audiovisual junto con mi equipo «Filmadores», haciendo un soporte para el espectáculo basado en pequeños videoclips, con la historia de cada club deportivo (…) El día de la presentación de ese trabajo conjunto, la Liga Mayor no tuvo mejor idea que jugar una instancia decisiva del Torneo Departamental de Fútbol (…) Fue una lástima que pasase eso, porque todos trabajamos con mucho cariño para hacerlo».
El trabajo realizado para el centenario y la poca receptividad que tuvo por parte de las autoridades, llevaron al «Ato» a decidirse a presentarlo a los Fondos Concursables del Mec: «Le pedí autorización a los demás realizadores y en quince días ya tenía todo preparado, porque el mayor trabajo ya estaba hecho, que fue el de buscar las fotografías e investigar (…) Hubo muchísima gente que colaboró y con ella comparto el logro. Con el Museo Departamental, los vecinos de cada club que arrimaron material, los hinchas que aportaron anécdotas… Hubo mucho trabajo de producción periodística. Salimos, institución por institución, a buscar material y nos dieron material histórico que había quedado olvidado. Cuadros colgados en la pared que se estaban llenando de hongos porque nadie los aprovechaba (…) También visitamos las sedes de Campana, Oriental, Independiente y otros cuadros que, desinteresadamente, y con un entusiasmo bárbaro, nos ayudaron».
A lo anterior se suma el material del archivo fílmico local: «Tengo algunos registros del año 1924, hechos por Ariel Chabalgoity, donde se aprecia un encuentro entre los Helvéticos y la selección josefina».

El «Ato» firma contrato con el MEC.

El «Ato» supone que, anticipadamente, la gente puede pensar que en este trabajo apreciará parte de la historia del fútbol josefino, pero él quiere distinguir: «Será una cronología en una línea del tiempo desde la fundación de la Liga hasta la actualidad, o por lo menos hasta finales del siglo pasado, porque lo más reciente se conoce (…) No quiero caer en eso de hacer especiales de cada Institución, sino brindar algo distinto a la gente. Acá la historia es otra. Se resalta el pasaje de los diferentes protagonistas que tuvo la Liga Mayor y aparecen anécdotas muy interesantes, testimonios inéditos… lo distinto».

CLUB ATLÉTICO CENTRAL. El equipo decano del año 1909.

«… a los únicos que nos cobran es a los realizadores locales»
El realizador confía en que la divulgación del trabajo se pueda hacer a través de los canales de cable del departamento. Especialmente, por los dos cables de la ciudad: «Creo que los canales de TV son muy exigentes en el aspecto económico. Se te ‘descuelgan’ con costos de tiempo al aire a veces impensables. Creo que sobre esto deben recapacitar los administradores de las empresas de comunicación. Yo no digo que nos regalen el espacio, aunque creo que en este caso deberían hacerlo (…) Los operadores de cable pagan por todas las señales, a los únicos que nos cobran es a los realizadores locales. Acá tenés que pagar para hacer televisión, mientras que pagan por cualquier cosa que viene de afuera (…) Yo confío que en este caso tendrán buena disposición, porque en definitiva lo que se emitirá irá en beneficio de la comunidad».

«Se lo dedico a mi viejo, a Hugo, al ‘Facha’…»

«Creo que mi padre estaría contentísimo y orgulloso. Él toda su vida tuvo un perfil muy bajo y los reconocimientos llegaron después que falleció, cuando él ya no podía disfrutarlos (…) Yo he tratado de llevar adelante su legado, pero reconozco que si él viviera tal vez yo no hubiera hecho esto (…) Otro que estaría contento sería Hugo Nantes, que era muy amigo de papá y era muy hincha de lo que hacíamos. Incluso participó del ciclo «Historia en movimiento». Y otro amigo que estaría chocho sería el «Facha» Ruiz… Todos esos veteranos que ya no están, que ‘viajaron’ y tengo la certeza de que desde algún lado nos están mirando, se enorgullecen de los que hacemos algo por la Cultura».

Otro maragato destacado, Emilio Caputti
El lunes pasado, cuando los ganadores del concurso y el MEC firmaron los contratos, el «Ato» se encontró con otro maragato, Emilio Caputti. «Sí, fue una alegría enorme encontrarlo. Él participó junto a un amigo en el área Multidisciplinaria, con un proyecto llamado «ACJ-Árbol», vinculado a la Asociación Cristiana de Jóvenes de Montevideo y su movida (…) Emilio pertenece al colectivo Árbol, que es una asociación de productores de videos comunitarios y lo más interesante es que me comentó que cabe la posibilidad de hacer algunas tomas en la ACJ de San José».

La tribuna del Estadio «Casto Martínez Laguarda» repleta. Año 1932.

Anuncios

One Response to Cien años de la historia del fútbol local

  1. César Mesa says:

    Homero se merece esto y mucho más.
    Todo llega, y su esfuerzo de muchos años volacados a la PASIÓN por tomar la vida por la lente de una cámara, es una recompensa al reconocimiento de sus conocimientos que se trnasmitieron por un queridísmo “Chicho Puglese”, su padre.
    “Hijo de Tigre”, dirán algunos, pero Homero sigue desarrollando su perfil propio y lo demostrará.
    Te deseo, querido compañero, que sigas respirando y palpitando talento por el 7mo. arte: El Cine.
    Te saluda:
    Un viejo cro. de veladas en 16 mm. y de proyectos experimentales en blanco y negro, en viejas “latas” Agfa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: