El pecado de la Carne

Humberto Greno

No es original afirmar que el consumo de carne forma parte del hábito alimenticio de los uruguayos.
Con la traída del ganado vacuno por Hernandarias, durante la colonia, y en tiempos actuales se da esta constante en la sociedad que integramos.
También la producción y exportación de carne y derivados está desde los orígenes: primero los saladeros, después las fábricas de conservas y, tercera etapa, con la llegada de métodos de refrigeración, los frigoríficos.
Un caso muy claro en nuestro interior fue Fray Bentos (ex Independencia), que se pobló y desarrolló con la industria. Primero Libeigs y luego el Anglo exportaban sus productos a Europa. La marca “Fray Bentos” y sus envasados eran famosos en el siglo pasado.
Sus conservas alimentaron a Inglaterra, en especial a sus tropas que guerreaban en la Primera Guerra Mundial.
Si bien la industria cárnica no es hoy el principal rubro de exportación de Uruguay, sigue teniendo gran peso en la economía nacional.
Pero aquí, en lo cotidiano, cada vez que llega el invierno, la carne y su precio vuelven a ser tema de conversación.
Nos enteramos que por el invierno merma la producción, baja la remisión de ganado para faenar. Que muchos se utilizan para cumplir con las exportaciones ya acordadas y que por ello aumentan los precios para el consumidor uruguayo.
El tema, en el que no tiene ninguna responsabilidad el carnicero de la esquina, termina en que en el mes se produzcan tres pequeños aumentos de los cortes.
El señor mercado determina que, a menos oferta de carne, mayores precios.
El gobierno actúa y hace esfuerzos de mediación. Se anuncia que cuatro cortes populares son objeto de acuerdo en precios de venta. Acuerdo entre el gobierno y una agrupación de frigoríficos que muchas veces no abarca todo el país.
Se vuelve a hablar, aunque a la fecha no se concreta, del “asado del Pepe”.
Hace muchos años, funcionó en la República el Frigonal o Frigorífico Nacional, que marcaba la presencia estatal en la regulación de precios y abasto de carne a la población. Una especie de ente que de alguna manera competía con el monopolio extranjero.
Comenzaron a hacer lobby empresas extranjeras y beneficiarios de las políticas económicas neoliberales que promovieron la desaparición del Estado Interventor para ellos quedarse con la totalidad del mercado. Hicieron el verso, que nadie o casi nadie cree en Latinoamérica, que era mejor no intervenir, dejar librado al Mercado, entiéndase grandes empresas, la regulación de precios y consumos.
Así se achicó el Estado junto con la situación económica de sus habitantes. De más está decir que muy pocos se beneficiaron con el desmantelamiento, algunos compraron a precio vil instalaciones y otros de un día para otro se adueñaron de mercados casi cautivos.
Hoy el sector de frigoríficos es totalmente privado y en su gran mayoría de capitales extranjeros.
Es necesario que el Estado vuelva a intervenir en el rubro carnes, para competir y de alguna manera influir y, al menos evitar que cada invierno se disparen los precios, cuando las exportaciones o el sacrosanto mercado lo decreten. Debe existir una alternativa, debe intervenir el Estado.
El tema está en el programa del Frente Amplio; se debe trabajar en este punto.
Su importancia como alimento popular, su peso en la economía y en la dieta familiar, así lo indican.
Hoy dependemos de 4 o 5 grandes frigoríficos que, como toda empresa privada, no tienen ninguna obligación de prestar un servicio social sino dar ganancias a sus propietarios.
Volver a pensar en un Frigorífico Nacional que atestigüe, abastezca y pueda influir en el precio es volver a pensar en la Soberanía Nacional que tiene un componente imprescindible: la Soberanía Alimentaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: