En Bolivia

Documentos recientemente desclasificados y obtenidos por los investigadores Eva Golinger y Jeremy Bigwood, revelan que la Agencia del Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID) ha invertido más de 97 millones de dólares en la «descentralización», la «autonomía» y los partidos políticos de la oposición boliviana desde el año 2002.

Los documentos muestran que la USAID en Bolivia fue el «primer donante que apoyaba a los gobiernos departamentales» y «los programas de descentralización» en el país, lo cual prueba que la agencia estadounidense ha sido uno de los principales financistas y promotores de los proyectos separatistas promovidos por los gobiernos departamentales en el oriente boliviano.
La intervención de la USAID en Bolivia cubre casi todos los sectores de la vida política, se introduce en la sociedad boliviana y trata de promover un modelo político e ideológico funcional a los interesas de los EE.UU.
La inversión en la «descentralización» incluye todo el apoyo y los asesoramientos necesarios para conformar regiones «autónomas», desde la planificación departamental, la gestión financiera, la estrategia comunicacional, la estructura presupuestaria departamental, el desarrollo económico regional y la organización territorial -todo ello preparado y puesto a punto por los representantes de la USAID y sus contrapartes bolivianas-.
Sólo en 2007 se destinaron 1:250.000 dólares a la «formación para los miembros de partidos políticos sobre los procesos políticos actuales, incluyendo la Asamblea Constituyente y el Referéndum Autonómico».
La USAID en Bolivia formó una red de 3 mil «observadores». La creación de «redes» en la sociedad civil para supervisar los procesos electorales ha sido una estrategia utilizada por las agencias de Washington en países como Venezuela, Ecuador y Nicaragua, para luego intentar desacreditar los procesos electorales y denunciar fraude cuando los resultados no favorecen la agenda estadounidense. Estas «redes» funcionan como núcleos de la oposición durante los procesos electorales para reforzar su posicionamiento y tener una presencia y opinión en los medios.
En un documento desclasificado, los representantes de la USAID hablan de la necesidad de dar «más apoyo a los pasantes indígenas que trabajan en la USAID y la Embajada [de Estados Unidos en La Paz], para construir y consolidar una red de graduados que abogan por el gobierno estadounidense en áreas claves». También destacan su trabajo de «fortalecer la ciudadanía democrática y el desarrollo económico local para los grupos más vulnerables de los indígenas en Bolivia». Según la USAID, «este programa muestra que ningún país o gobierno tiene un monopolio sobre la ayuda a los indígenas […] este programa demuestra que Estados Unidos es amigo de Bolivia y de los indígenas…».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: