El presupuesto del terror

«La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) es la agencia federal independiente responsable de planificar y administrar la asistencia económica y humanitaria exterior de los Estados Unidos en todo el mundo.
La ayuda exterior de los Estados Unidos ha tenido siempre el doble propósito de apoyar los intereses de la política exterior americana, expandiendo la democracia y el libre mercado y, al mismo tiempo mejorar la vida de los ciudadanos de los países en desarrollo. Gastando menos de la mitad del 1 por ciento del presupuesto federal, USAID trabaja en todo el mundo para lograr estas metas.
USAID ha sido el principal órgano de los Estados Unidos en brindar asistencia a los países que se recuperan de un desastre, tratan de salir de la pobreza y se embarcan en reformas democráticas.»*

USAID inició actividades bajo el gobierno de Harry S. Truman en 1946 y desde entonces ha distribuido más de 200 mil millones de dólares en «ayudas» militares y económicas a los países donde ejerce su dominio en protección de sus intereses.
USAID, utiliza por lo menos cuatro tipos de programas: Préstamos para el Desarrollo, Programas de Ayuda Técnica, Fondos para Emergencias y el Programa de Apoyo Militar-Político.
El Programa de Apoyo Militar-Político es la razón de su existencia, pues está destinado a frenar y destruir los movimientos revolucionarios en América Latina y para ello tiene elaborado un manual represivo confidencial, que en Bolivia fue revelado por el desaparecido periódico «Hoy» en su edición del 23 de noviembre de 1978.

El Washington Post afirma que Barak Obama autorizó la expansión de la guerra secreta contra grupos radicales, incrementando el presupuesto.
De acuerdo al Post, las operaciones especiales se realizan en 75 países con el concurso de 13 mil efectivos militares y civiles, expertos en operaciones de inteligencia, guerra psicológica, asesinato selectivo, misiones de entrenamiento, acciones clandestinas y otros.
Por otra parte, el periodista Jeremy Scahill denunció que la administración de Barak Obama envió equipos de fuerzas especiales a Irán, Georgia, Ucrania, pero también a Bolivia, Paraguay, Ecuador y Perú.
Obama solicitó un aumento de 5,7% destinado al presupuesto para Operaciones Especiales del año 2011. Son más de 6 mil millones de dólares, además de U$S 3.500 millones adicionales, para operaciones clandestinas ‘de contingencia’. Para 2011, el total del presupuesto de defensa llega a U$S 872 mil millones de dólares, con U$S 75 mil millones sólo para la comunidad de inteligencia.
En el marco de esa política Venezuela estuvo a punto de ser clasificada como «Estado terrorista», pero Washington la sacó de la lista para no perjudicar los negocios petroleros con Estados Unidos.
Respecto a Bolivia, estén surgiendo acusaciones de sectores opositores sobre un presunto incremento del narcotráfico.

* http://www.usaid.gov/espanol/acerca.html
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: