Arturo Ariel Bentancur: un “trabajador de la Historia”

Mirtana López

Arturo Ariel Bentancur

“Historia de los centros poblados del departamento”. Así llamó la Directiva de la Sociedad Italiana al ciclo de charlas que iniciara, el jueves 10, Arturo Ariel Bentancur centrando su interés en su propia ciudad, Libertad. De forma amistosa promovió dos aprendizajes. El de los datos históricos que maneja sobre el tema tratado junto a anécdotas y antiguas historias familiares y el que se constituyó en el leitmotiv soterrado, al que podríamos adjetivar como verdaderamente magisterial. Éste tradujo su preocupación por no hacer afirmaciones de corte histórico que no hayan alcanzado un digno nivel de prueba, lo que implicó una enseñanza sobre el comportamiento a seguir en toda investigación histórica que se precie.

Me rechina
Su acostumbrada conducta de intelectual riguroso con los requisitos de la investigación histórico social, se vio reflejada en la que ya es una humilde postura ante el conocimiento posible. Por ejemplo, inició la charla aclarando que, durante años, su “único mérito genuino” para hablar sobre “Libertad” fue el haber conformado con sus estudiantes en 1972, un grupo para celebrar el centenario de la ciudad. De ahí que le “rechinara el hablar sobre este tema”. Recién en 2009 pudo, como “trabajador de la Historia”, retomar el tema a propósito de los 125 años de la Escuela N º 49 y sentir “que hoy tengo más dignidad para hablar de Libertad”.
De forma muy afable confesó que pueden ser muchas las generalidades sobre ese lugar de la tierra que no tiene nada de peculiar para el mundo aunque sí lo tenga para el estudioso oriundo, que se define con sombras, recuerdos de amigos y familiares. “Lo difícil está en develar el pasado no desde la emoción sino con la seriedad de acercarnos con criterios científicos”.

“Libertad”
“¿Quién no sabe lo que es Libertad?”. Reconocida como pueblo en 1902, con 500 habitantes; Villa en 1952, con unos 3.000; ciudad en 1963 con 5072. Hoy se estima su población en 10.000 habitantes. “Ciudad que no es nada sin las tierras adyacentes con la feracidad de las tierras de la costa del Río de la Plata; mucha riqueza descentralizada en el minifundio y la cercanía del Puerto de Montevideo”. (…) “Hoy es una ciudad que crece y crece notoriamente en calidad de la edificación”.

¿Fundación?
Sobre la historia en sí de Libertad, Bentancur afirmó dos o tres asertos a los que consideró ya reconocidos: Los comienzos son confusos; no se puede hablar de voluntad fundadora sino que el pueblo fue apareciendo espontáneamente. Tampoco es cierto que la población que rodeaba a la fábrica La Trinidad, desde 1868, en Buschental, haya sido trasplantada por crecidas del río. En todo caso, los documentos aportados por el párroco Luis Alberto Palermo Angione son casi concluyentes para distinguir a 1875 como fecha de que el pueblo ya existe. Luego, de interés histórico, es seguir las fechas en las que van apareciendo las diferentes escuelas y los servicios. Párrafo aparte merecieron en el recuerdo y la valoración del conferencista el Dr. Gustavo Ribas Costa, director de la Sala de auxilios. Víctor Banchero, quien “en 1949 abrió su casa a los niños para que vinieran a pintar, de donde surgen los escasos artistas plásticos que hay en Libertad”.

El nombre “Libertad”
Motivo de polémica ha sido también el propio nombre de la población: ¿Por qué, “Libertad”? Se atribuye a las familias francesas -a las que se les ha otorgado una prevalencia excesiva porque “lo español y lo italiano fue más importante que lo francés”-, familias que por sus vínculos con Alsacia y Lorena continuaban reclamando la “liberté”.

Transformaciones
En esta evolución de la ciudad, se destacó el rol de las comunicaciones, con la aparición de la prensa en 1918-19;  la inauguración en 1934 del puente viejo de la Barra de Santa Lucía que humanizó el tiempo de los traslados a Montevideo. Con sentido del humor, se tomaron algunos hitos memorables -para la memoria chica-, del siglo XX. La puja entre ferrocarrilistas y carreteristas; las relaciones con la capital departamental con el movimiento de autonomía para la 6ª sección; la solicitud a la curia en 1960, de parte de algunos vecinos pidiendo una capilla independiente. Y todo el confuso episodio del ingenio azucarero y Rausa.

El Penal de Libertad
Reflexión final ocupó la existencia del Penal de Libertad. Su tan diferente origen en la voluntad de su fundador, el humanista Juan Carlos Gómez Folle que concibió la redención del ser humano por el trabajo. La “casi militarización” regional en tiempos dictatoriales, cuando se inscribió a la entrada: “Aquí se viene a cumplir”. Los cambios que reflejan a los de la propia población carcelaria en el entorno de las visitas. Y, dolorosa pero real, la comprobación de una aceptación total -hija de la costumbre-, por parte de los actuales libertenses hacia la presencia de este edificio y de su función. “Libertad ya no siente que está allí”.

Una conclusión
Al intentar esta síntesis -a través de apuntes anotados durante la charla-, he  vuelto a confirmar que al espíritu científico y riguroso, corresponde siempre la mayor profundidad de análisis. Sin auto concesiones localistas pero con enorme amor y respeto por el terruño.

Anuncios

One Response to Arturo Ariel Bentancur: un “trabajador de la Historia”

  1. gladys fleitas perdomo says:

    Hermoso encontrar la historia de mi terruño, tan bien lograda por Arturo Ariel Bentancur,compañero de la escuela No.49 tan querida,felicitaciones, a pesar de los años y la distancia no olvido a mi pueblo Libertad y a mi gente .Los saluda desde Buenos Aires Gladys fleitas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: