La utopía sigue vigente

Delegados de empresas recuperadas, nucleados en la Asociación Nacional de Empresas Recuperadas por Trabajadores (ANERT), se reunieron el miércoles con el Presidente José Mujica, en una primera entrevista .

Estela Sellanes

En la reunión participaron delegados de ocho empresas: URUTRANSFOR

FERNANDO GARAT Y GERMÁN MOLINA delegados de Coopima ante la ANERT. Garat agradeció la oportunidad que le dieron sus compañeros de poder participar en la reunión con Mujica. «La verdad que transmitía optimismo el hombre...».

(encargada de fabricar los transformadores para UTE); FUNSA (neumáticos); URUVEN (curtiembre); ENVIDRIO (envases); COFUESA (refrescos de Salto); Victoria (empresa de limpieza integrada por un grupo de 140 mujeres); PROFUNCOOP (fundición que trabaja en un proyecto de luminaria para la Intendencia de Montevideo, en talleres abandonados de AFE, usando antiguos crisoles y elementos de fundición que actualmente busca llegar a todo el país) y la Cooperativa Industrial Maragata (COOPIMA).
Por Coopima participaron los delegados Germán Molina y Fernando Garat.
«La reunión con el presidente fue muy positiva porque él está en la línea de apoyar todo emprendimiento de autogestión», dijo Garat.
Se le planteó la posibilidad de buscar algún tipo de financiación, ya que el problema más grande de estos emprendimientos es acceder al crédito directo con los bancos, por no tener garantía.
Además se le pidió al presidente que nombre una persona de su confianza que haga de intermediario con la ANERT. Mujica estuvo de acuerdo con la idea.
El presidente escuchó la problemática de cada empresa y aclaró que la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) no dejó de apoyar los proyectos, sino que en su momento absorbió demasiados y se «desfinanció»; ahora lo que está haciendo es reorganizarse para ver las prioridades.
Otra de las cosas que se le pidió a Mujica es concretar instancias de capacitación: «La autogestión necesita mucho de aprendizaje. No hay una escuela donde se pueda aprender autogestión».
Pidieron que se forme una institución o que desde la Escuela se empiece a formar a los niños en la temática.
Mujica les dijo que se va a buscar los mecanismos y que recursos para ese tipo de cosas hay.
La Universidad puede jugar un papel importante, al igual que los Ministerios.

Sí se puede…
El proceso de autogestión surgió hace ocho años cuando los trabajadores de FUNSA recuperaron la fábrica. Luego se sumaron Coopima y otras empresas.
«Lo importante que tiene la autogestión y este tipo de sistema nuevo dentro de la sociedad, es que sí se puede y está demostrado. Hoy, a ocho años, se ha demostrado que los emprendimientos que están funcionando han sido muy buenos pagadores… Hay emprendimientos que ya están comprando sus edificios», dice Molina.
«Es una utopía, porque aquel obrero que no tenía protagonismo, que era un número dentro de una empresa y punto, hoy es parte de la empresa y sus aportes son importantes… Si hay dinero va a cobrar, si no hay dinero, no. Es el patrón de sí mismo y es el que tiene que velar porque ese emprendimiento camine.».
«Acá el Estado no regaló nada, acá el Estado está dando las condiciones que hay que tener», agrega.
Reconoce que los trabajadores han ido aprendiendo sobre la marcha y que les falta mucho por aprender todavía. Los intereses pasan a ser colectivos. A su vez sucede que esos trabajadores «se meten en un mundo que es globalizado; pasás a ocupar el rol que tenía la empresa en la sociedad: te encontrás con competencia, con mercados internacionales, comercio exterior, con que hay que manejar idiomas, con que hay que aprender economía.Hay que aprender, aprender y aprender».

La búsqueda continúa
Mujica les pidió que le presentaran una síntesis de las necesidades que se tienen para la reactivación de las empresas y se planteó relacionarlos con los embajadores de China y Brasil. Es una buena posibilidad para abrir mercados o posibles financiamientos.
«Nos vamos insertando en un mundo nuevo», dice Molina.
Los trabajadores son conscientes que transitan un camino del que todavía falta mucho por recorrer: «Creo que el desafío va a venir para las próximas generaciones.  Hay que preparar gente porque esto surge de unos pocos y hay que empezar a transmitir para que los caminos que vienen sean mucho más fáciles para esas personas que todavía no han vivido todo lo que hemos vivido nosotros…»
«Esta nueva idea, este nuevo sentimiento ubica al obrero en un rol totalmente distinto. No hay un manual; hay que prepararse. No somos los únicos en el mundo, en otros países existe este tipo de experiencia y funciona bien».

Actualmente hay 20 empresas recuperadas por trabajadores en todo el país, que agrupan a unas 2.600 personas en trabajo directo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: