El apoyo técnico y productivo a los productores familiares

APL San José viene procurando desde hace años desarrollar una estrategia de apoyo técnico integral en su área de influencia. Existe una clara convicción acerca de la potencialidad que tiene la óptica del desarrollo local, que contempla las particularidades del territorio, de la gente del lugar y las redes institucionales existentes.
En ese marco, en los años 2002-2005 un equipo técnico vinculado a la institución, en acuerdo con el Programa Uruguay Rural del MGAP, focalizó una propuesta de desarrollo local en la zona del Cerro de San José.
Dicha propuesta ha constituido la base sobre la que hoy  APL San José asienta su estrategia de apoyo técnico. La concepción desarrollada durante el proyecto y su posterior análisis, muestran la necesidad de apalancar los sistemas familiares desde diversos planos. Es decir, devela la necesidad de retirar el foco exclusivo sobre los procesos técnicos y ponerlo además sobre la familia, las necesidades de organización para enfrentar limitantes de escala y sobre las limitantes estructurales para desarrollar los procesos productivos.
Desde este enfoque nacen y crecen los apoyos a la producción. Es decir que la estrategia de apoyo técnico de  APL San José busca integrar a la propuesta tradicional de apoyo técnico-productivo, el vínculo con la red institucional que permita concretar aquellas propuestas que permiten mejorar las condiciones de los sistemas de producción y la calidad de vida de las familias. Introduce entonces en el análisis y en la acción los elementos sociales y económicos.
En la actualidad  APL San José cuenta con 175 productores que están ejecutando Proyectos prediales del Programa Producción Responsable (PPR-MGAP). Dichos proyectos además de subsidiar en forma directa al productor hasta U$S 10.000 para sistemas de tratamientos de efluentes, pozos para agua, introducción a la siembra directa y otras posibilidades, dieron el apoyo técnico durante dos años, en los que se pretendió trabajar en asistencia técnica a la producción.
Con el objetivo de poder fortalecer esta estrategia,  APL San José se encuentra implementando un análisis, al que se la hace mediante una descripción de situación que llamamos: Línea de base de sustentabilidad y se aplica en todos los productores vinculados al PPR. Dicho relevamiento da cuenta de aquellos elementos sociales, económicos y ecológicos que están determinando la sustentabilidad de los sistemas. En el marco de una consultoría para PPR y Banco Mundial, el equipo técnico de  APL San José desarrolló un sistema de indicadores y un manual que permitirán dicho relevamiento.
Por otra parte, vinculado a las zonas de trabajo en torno a PPR, se desarrollará un proyecto del FPTA presentado por Facultad de Agronomía – UdelaR al INIA. Se establecerá en dicho proyecto una red de predios de referencia, donde existirá un análisis en profundidad de las determinantes de la sustentabilidad de los sistemas y de las alternativas de superación.
Se plantea un énfasis en el apoyo técnico interdisciplinario de los establecimientos dado que existe la convicción que la superación de las condiciones de vida de algunas familias, con los recursos que ya vienen manejando, se debe a una multiplicidad de factores (sociales, económicos, culturales, etc.), pero donde los déficit a nivel de gestión constituye un aspecto destacado. La gestión concebida desde una perspectiva integral, que, además de decidir sobre el sistema, facilita el acceso a la red institucional y abre posibilidades concretas de soporte de estas familias. Pretende forjarse un vínculo de trabajo que permita de alguna forma «co-gestionar» el predio con el productor durante un período de transición en el cuál se deben dar tres aspectos fundamentales:
1)    Capacitación permanente del productor y su familia
2)    Apoyo institucional al establecimiento brindando todos los servicios de apoyo a la producción con la que cuenta la institución (banco ganadero, servicio de maquinaria, operativas de grano húmedo, campo de recría, fondos rotatorios, etc.)
3)    Apoyo financiero al predio para poder realizar las inversiones.
Además de estos proyectos en ejecución,  APL San José ha participado en el desarrollo de grupos de productores en el marco del Programa Uruguay Rural y ha articulado con CONAPROLE a través de las asistencias por BONAT y la elaboración de indicadores de gestión a través de las carpetas de seguimiento.
Este esquema siempre ha sido pensado utilizando las herramientas de la informática y las comunicaciones para integrar a los productores al desarrollo moderno y con las técnicas modernas, en Uruguay se han desarrollado muy bien y hoy están al alcance de todos los productores.
En definitiva la estrategia nuestra es la de generar contra-tendencias al proceso concentrador y excluyente que se está dando en la agropecuaria nacional.  Para eso se requieren tres tipos de acciones:
1.    Estrategia Público Privada de intervención integral.
a.    Desarrollar políticas de acceso a recursos y canalización de los mismos en forma coordinada y conjunta.
b.    Esto requiere pensar los proyectos desde el gobierno de forma coordinada y a su vez interrelacionado con la institucionalidad que recién con la aparición del INALE se comienza a ordenar.
c.    Incluso se debe pensar en la coordinación e interconexción entre la cadena láctea, la agrícola (comercialización de granos y fibras) y la ganadera (cría y recría de machos y engorde de descartes)
d.    Esto se plasma en proyectos específicos de apoyo a los diferentes recursos de producción.
2.    Programas de acceso a tierra y recursos financieros acorde a las posibilidades de repago de los productores
a.    Tierra: el problema es de pocos, pero es grave porque son o productores que no se pueden desarrollar o de productores que tienen su desarrollo en base a tierras arrendadas o de sus familiares y que pierden el negocio. La estrategia es caso a caso con las líneas generales trazadas para todos.
b.    Recursos económicos: existen pocos productos financieros que permitan el crecimiento de la lechería en términos de inversión no solamente en tierras sino en estructura.
c.    Generación de otros productos financieros como son los campos de recría y uso múltiple, bancos ganaderos, fondos rotatorios, bancos de reservas, sistemas de uso de maquinaria, etc. Que se pueden administrar en forma colectiva, donde la propiedad no se transfiere al productor pero si el uso del bien, esto baja los niveles de riesgo.
3.    Gestión: Esta es la clave del desarrollo,
a.    generar sistemas de extensión que generen asistencia técnica de calidad y adecuada a la necesidad del productor, con recursos del estado pero también con aporte de los mismos beneficiarios
b.    enmarcada en protocolos de trabajo y manuales de seguimiento tanto de a economía predial como del medio ambiente
c.    con planificación estratégica que requiere todo establecimiento que esté dispuesto a crecer
d.    ejecución coordinada con las gremiales y cooperativas de productores y los demás actores locales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: