Un reclamo de verdad y justicia que sigue esperando respuestas

En otro 20 de mayo se repitió en cada pueblo  la marcha del silencio Otra vez los viejos militantes se reencuentran y se reconocen con las nuevas generaciones. Ya no se mide la importancia del acto por la cantidad de presencias.
Importa sí que la impunidad deje de existir

En la Plaza de los 33 se concentran, una vez más, los que mantienen la determinación de saber la verdad.
Esa verdad cuyo velo se descorre tan de a poco.
Después, el montón de gente baja por calle 25 de mayo rumbo a la Plaza de los Mártires.
Una plaza chiquita, escondida en la orilla del pueblo, donde un sencillo muro y dos placas, recuerdan a Zelmar y al Toba.
Así va cada uno con su luz  y su flor, una vez al año, para que no gane el olvido.
Así va la marcha a la que saludan unos pocos sin que San José recobre la capacidad de indignarse.
Solo que, cabe el apunte, por cada uno que falta y nos lo devuelve el recuerdo de otras marchas, hay varios  muchachos jóvenes que se arriman. No vivieron lo mismo, pero sienten algo parecido.
Asumen una deuda que no es de ellos, o quizá sí. ¿ Por cuántos 20 de mayo más?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: