El pueblo elige y decide

De los poco más de 52.000 votantes del año 1971 en San José, menos de 5.000 apoyaron a la izquierda encabezada por el Dr. Mario Mangeney. A los blancos los apoyó más de 27.000 votos y a los colorados casi 18.000.

DAVID RABINOVICH

Después de la dictadura, en 1984, el Frente Amplio incrementó su electorado en un 20%. Los colorados pasaron los 19.000, los blancos obtuvieron 25.630 y Juan Chiruchi intendente designado por «el proceso» le gana, por pocos votos a Renán Peraza. El candidato del Frente Amplio fue Joaquín Rossi.
En las elecciones de 1989 el coronel Elbio Posse, un militar seregnista, tuvo 5.704 votos.
Gana Juan Chiruchi nuevamente y obtiene casi 31.000 votos, los colorados bajan a 14.310.
En 1994 el oficialismo propone al Dr. Jorge Cerdeña para ‘continuar’ la gestión de Juan Chiruchi quien, además, anuncia que tendrá su oficina en la intendencia.
El F.A. duplica sus votos: 11.302 para el Dr. Heber Sellanes. Los blancos ganan con 25.119, los colorados alcanzan 16.531. En 1989 la izquierda se había dividido en San José; los democristianos y la lista 99 (Partido por el Gobierno del Pueblo) obtuvieron 3.671 votos y en 1994 el Nuevo Espacio 2.350. La izquierda, fuera del Frente, no prospera.
En el período 1995 – 2000, Cerdeña se distancia de Chiruchi y al finalizar su mandato intenta disputarle la intendencia.
El Frente sigue creciendo en San José. En el 2000 obtiene, con la candidatura del Dr. Baltasr Aguilar, 13% más de votos (12.767), pero el Partido Nacional, impulsado por el acuerdo Zunino – Chiruchi y la polarización interna Cerdeña – Chiruchi, pasa los 45.000. Los colorados se desploman a menos de 4.00, el Nuevo Espacio no llega a 500. Ya hay 64.000 votantes en las departamentales, pero en octubre de 1999 la votación para las nacionales alcanzó casi a 66.000.
La separación de las elecciones impacta fuerte en San José. El FA pierde, entre octubre de 1999 y mayo de 2000, más de 10.000 votos. La izquierda obtiene, en octubre de 1999, casi 20.000 votos para el Dr. Tabaré Vázquez, el P.N. menos de 22.000 y los colorados, a 368 de la izquierda, quedan terceros.
En 2004, elecciones nacionales que gana el Frente. En San José la izquierda trepa a 29.277, los blancos ganan con 29.663, los colorados al borde de la extinción sólo 6.683. La cantidad de votantes se aproxima a los 70.000.
Para las municipales de 2005 la estrategia de la dirección nacional del FA impone la candidatura del Dr. Jorge Cerdeña con la pretensión, además, de que fuera única.
Sellanes acepta ser ‘el otro candidato’. La zquierda nuevamente crece mucho: 75%, pero queda lejos del resultado de octubre: 22.358. Las nacionales son una cosa y las locales otra bien distinta. Aquel mayo el PN no alcanza los 40.000 votos y los colorados resultan destrozados por la reedición del acuerdo Chiruchi – Zunino, sacaron sólo 1.874 votos y se quedaron sin ediles.
En el octubre pasado San José es tricolor, el FA sacó 30.783 votos, los blancos por primera vez quedan segundos con 25.305 y el PC parece resurgir de sus cenizas: 11.860. Los Independientes cosechan 1.378 adhesiones. Votan más de 73.000 josefinos en poco más de 77.000 habilitados.

Municipales 2010
La victoria del oficialismo fue contundente. Pero la sensación de derrota que asoló a los frentamplistas de San José, según las cifras del escrutinio primario, no condice con los números.
Los números muestran resultados parecidos a los de 2005. El Frente, poco más de 22.000 votos; los blancos superan los 38.000 (lejos de los 45.000 del 2000), los colorados no llegan a 3.000 y los independientes se mantienen en menos de 500.
A modo de apunte: en las dos oportunidades que el Frente creció 10.000 votos, de una elección departamental a otra, era candidato el ex diputado Heber Sellanes.

Uno busca lleno de esperanzas…

Es de estilo abrir una carta de crédito al que gana las elecciones. Lo hacemos todos naturalmente y con la mejor disposición.
José Luis Falero se ha comprometido a ‘continuar la tarea’ pero es otra persona y tendrá, seguramente, su propio estilo.
Las formas de ‘ayudar a la gente’ o ‘promover la actividad económica’ pueden ser las que se usaron u otras mejor reguladas, menos arbitrarias, donde las sospechas de clientelismo y/o corrupción sean desechadas porque el control sea claro y efectivo. Porque promover el desarrollo local y auxiliar a quienes están en condiciones críticas es, naturalmente, bien visto. Pero la discrecionalidad absoluta no es aceptable y sostener que los planes generales del gobierno son ‘asistencialismo’ mientras lo que se ha hecho desde hace tantos años en San José es ‘mejorar la calidad de vida’ suena a chiste de mal gusto. (¿Y viceversa?)
La nueva administración puede, incluso, entender que el control es un aporte a una buena gestión y nadie debería sentir molestia alguna.
Dentro de la continuidad que la gente votó algunas cosas podrían cambiar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: