Juan les marcó la cancha

Carlos Maggi publicó (El país, 20/03, página editorial) una defensa de la unidad opositora. Propone un «todos contra la izquierda», que supone una estrategia ganadora. (Las ideas del «proceso» adaptadas a los tiempos que corren)

Dice el Dr. Maggi: «En las elecciones municipales de mayo, pueden perderse o ganarse nueve intendencias, según voten unidos o no, los partidos tradicionales. Todo indica que van a perderse si no se produce un cambio célere».
«…en Montevideo. La oposición puede ser mayoría y la señora Ana Olivera, que es muy mandona, pese a eso, puede resultar electa. El Frente vota unido y la oposición va dividida».
Cree que «Los demasiado puros, se parecen a los grandes señores de la guerra medieval: peleaban adentro de una caja de fierro llamada armadura, donde cabían nada más que ellos.
La democracia es lo contrario de esa soledad enlatada».
Pero no explica el ilustre intelectual, además del propósito de ganarle a la izquierda como sea, qué más tienen en común aquellos a los que pretende unir electoralmente.
El invento del balotage tenía el mismo sentido, es bueno recordarlo. La gente no es tonta, la democracia es el gobierno de las mayorías. La polarización extrema entre izquierdas y derechas es un factor que alienta enfrentamientos duros e intransigencias varias.
«Oigo (leo) a los excelentes candidatos que la oposición presenta para la Intendencia de Montevideo y siento un cierto rubor. Hablan como si estuvieran convencidos de que van a ganar (…)
Ana Lía Piñeyrúa, Javier de Haedo y Ney Castillo saben hasta la raíz de su conciencia que todo lo que hacen (que es admirable) y todo lo que son (que no es poca cosa) va a resultar inconducente; dan la pelea partidos por la mitad, ante una candidata desbordante, sostenida por una coalición de doce partidos, aplastantemente más numerosa que cada una de las fracciones en las cuales se inutilizan los votos de la oposición».
Se emociona el dramaturgo con palabras de Ney Castillo:
– «Me hubiera gustado ser el candidato único de blancos y colorados; no sólo habría más chance de ganar, sino que el discurso de Ana Lía Piñeyrúa y el mío son muy similares. No hay grandes diferencias.»
(…) El doctor Castillo agrega:
«Después de mayo, estará sobre la mesa, la discusión de alianzas futuras entre elPartido Colorado y el Partido Nacional. Pedro Bordaberry no lo descarta. Sólo dijo que ésta no era la oportunidad para plantearlo.»
Se duele el Dr. Maggi porque «Era inexplicable que los partidos tradicionales estuvieran dispuestos a concertar con el gobierno y no estuvieran dispuestos a concertar entre sí. Hay tiempo de confrontar y hay tiempo de abrazar». (…)
«Todos sabemos que una concertación inesperada, puede levantar el ánimo partidario a dimensiones incalculables.
Escribía en marzo, es bueno recordarlo. «…hay que abocarse a conversar como si fuera la primera vez, los términos de cada acuerdo en los nueve departamentos donde gana la oposición; más Montevideo, donde aparecen posibilidades electorales inesperadas.
Las ventajas obtenidas en un departamento pueden compensarse con las ventajas en otro departamento.
La política es eso, un trato sobre porcentajes, en el cual nadie puede llevarse todo, pero bien puede cada uno, lograr para sus ideas mayor poder de realización».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: