Tan cerca pero tan lejos

Bajo el sol de un mediodía de otoño, recorrer junto a los vecinos las calles de Pueblo Nuevo fue un placer. Un grupito nos recibió gustoso y dispuesto a contar qué proyectos tienen
y hacen falta en la localidad.
Siempre es bueno volver a escucharlos. Una vez más comprobamos que sus reclamos son justos, aunque pocas veces escuchados. Basta caminar por esas calles sin bitumen y esquivar las profundas cunetas para saber que no exageran.

ALEJANDRA FUENTES

Cunetas profundas por todo el pueblo.


Pueblo Nuevo tiene aproximadamente dos mil habitantes y está situado entre 18 de Julio y Capurro (Km. 79/500 de ruta 11).
Óscar Ramírez, edil de la zona señala que en ese lugar, obras «no hay ninguna»; «lo único que mejoró la IMSJ fue la recolección diaria de basura pero nada más». Antiguamente la recolección se hacía con camión abierto y sin estrictas medidas de higiene, «esto mejoró y mucho, ahora no nos podemos quejar».
En el presupuesto quinquenal, la IMSJ establece entre 18 de Julio y Pueblo Nuevo 7.000 metros cuadrados de cordón cuneta, «esto nos cambiaría la vida, pero ni noticias de hacerse».
Una de las calles de PN es Constitución. Abarca unos 800 metros y está cada vez más angosta. Sólo puede pasar un vehículo por vez «…a veces está el camión del surtido parado frente a una casa, o el camión de la basura y ya por esa calle no se puede pasar», agregó Ramírez.
En la esquina con Independencia hay un pico de luz que no funciona bien: «Vienen, la arreglan, se vuelve a romper y prende cuando quiere; así está desde hace tiempo».
Para PN y 18 de Julio se proyectaron unos 32.000 metros cuadrados de bituminización. También, un paseo público que tampoco se hizo en PN. «Estamos abocados a lograr que un predio perteneciente a Salud Pública se convierta en el espacio verde del pueblo; hace tres años que esperamos. El Ministerio de Turismo y Deporte donó juegos infantiles (que están guardados en la Colonia Etchepare) y se espera colocarlos pronto en la Plaza de Deportes; mientras tanto hay un compromiso de la Junta de mantener el espacio limpio». Ese predio perteneció años atrás a la Criolla «El Lazo».
En PN no hay un club que reúna a la barriada. Tampoco biblioteca o cyber. Recién ahora hay un comercio con fotocopiadora. «Acá los gurises tienen que ir a Santa Lucía para conseguir un libro u otro material de estudio». La diversión es reducida, ya que el ‘programa’ de los fines de semana se limita a la visita a algún bar y a jugar al pool.
No hay computadoras en el pueblo. Se confía que próximamente se instale el Centro Mec en la Junta de Ituzaingó, a 7 kilómetros de PN.
Reunidos en el patio de los Méndez, el dueño de casa, Nelson decía: «No tenemos cancha de bochas, no tenemos nada. Menos una plaza para sentarnos a matear».
Omar Méndez cuenta que vivió toda su vida en PN y coincide con su hermano en el deseo de tener un lugar de reunión, «tener algo para divertirnos».
Ramírez comparte el anhelo vecinal de contar con un Centro Cívico en la zona, «para presentar nuestras inquietudes y mantenernos en comunicación con las zonas aledañas».
Carolina Méndez tiene 28 años de edad y nació en PN. Cursó Ciclo Básico y actualmente trabaja en la Colonia Etchepare como Auxiliar de Servicio. La capacitación la recibió también en la Colonia. Como ésta, hay varias historias similares en el pueblo. Si a esta joven no le hubiese gustado el área de Medicina, estaba obligada a viajar y estudiar en San José o Montevideo. «Acá no hay nada, ni siquiera para los que les gusta estudiar algo referido al campo», agregó ella.
Norma Pérez, otra vecina, trabaja en la Colonia «Santín Carlos Rossi» y cuenta que tampoco para las mujeres hay alguna diversión, una actividad en conjunto «… nos encantaría tener un espacio para jugar a la lotería, a las cartas, hacer gimnasia o participar de un taller». Recuerda que hace tiempo hubo una Comisión de Fomento pero la limitación de las posibilidades desgastó al grupo. «Todo queda siempre en la nada porque se nos complica hasta para reunirnos».
Los hombres del grupo añaden que la Capilla sirve de centro de reunión en algunas oportunidades, «lo único que no se aceptan son reuniones políticas. Sin embargo, José Luis Falero vino el otro día y llevó a cabo la actividad del «Sumate»… Y eso se pudo hacer porque no se consideró político. No entendemos nada». Ramírez cuenta que en esos días la gente de la Intendencia se ‘hizo ver’ en el pueblo: «anduvieron cortando pasto y limpiando algunas cunetas y ‘haciendo amigos’».
A estos vecinos les preocupa también la formación de un basural pegado a un recipiente de residuos. Ramírez indica que en la Junta se propuso que cada seis meses la IMSJ recolecte la basura grande: ramas y demás. «Todavía no hay respuesta».
Los reclamos son los mismos que hace años. Sin embargo, las respuestas nunca llegan: «Hace diez días tuvimos una reunión con Falero, candidato a la Intendencia, que es un vecino de Capurro y sabe bien nuestras necesidades. Como siempre, nos respondió que hay que hacer cartas con los reclamos. Esa fue la propuesta. La mayoría de lo que se eleva como petición a la Junta Local termina con que tenemos que dirigirnos a la Junta de Villa Rodríguez, cosa que nunca terminamos de entender».
Generalmente los problemas de Salud se atienden en la policlínica, en Emergencia de la Colonia Etchepare o en el centro de asistencia de Salud Pública instalado en Capurro.
La tranquilidad de la que se enorgullecen los vecinos hace que poco a poco aumente el número de habitantes en la localidad. «… los terrenos están baratos y de a poco se van comprando. Esto nos alegra, ya que aquí hay gente con arraigo y nuevos vecinos contagiados de ansias de progreso para la comunidad».

Don Gilfredo no se  calla

Gilfredo Garracini lleva 73 años de vida en Pueblo Nuevo. Conoció las calles de tierras, sin luz ni mayores servicios. «Acá se hizo la obra de alcantarillado y caminería en la época de Chiruchi, pero no lo hizo Chiruchi. Se hizo una reunión en la Capilla del pueblo para formar una Comisión con la gente de él, no con todos los vecinos. Ésta hizo socios que colaboraban para recaudar fondos para pagar el combustible de las máquinas que trabajaron en el pueblo. Recuerdo que le dábamos de comer a los empleados de la IMSJ que trabajaban haciendo las zanjas (…) Esa obra se hizo con el dinero del pueblo y la mayoría de los trabajos que siguieron también». Sobre la iluminación, recuerda que años atrás una vecina se presentó en su casa diciéndole ‘la IMSJ donó los hierros, ahora tenemos que poner la plata para las lámparas’. Me parece que eso no debe ser así, eso también correspondía a la comuna. Que yo sepa la contribución inmobiliaria se paga también por concepto de alumbrado, no veo por qué debíamos costearlo nosotros (…) Vivir acá no es fácil. Me acuerdo que el día que pusieron el balasto, a la única calle que no le pasaron la máquina fue a la cuadra mía. Y yo les dije ‘¿cómo van a dejar esto así?’ Pude solucionar a través de un amigo».
Al otro día comentó a los responsables y vinieron a concluir la obra. Según Garracini, en PN «el clientelismo político siguió latente por años (…) En las pasadas elecciones no hubo clientelismo en el tema balasto porque la IMSJ perdió un juicio por 350.000 dólares. Por eso este año no le pudieron dar balasto a nadie, se les complicó».
Entre las necesidades de su pueblo prioriza la obra de saneamiento y cordón cuneta.
«Hicieron sólo cinco cuadras de bitumen que llegan hasta el Matadero de lo de Fuentes. No tengo problema con eso, pero más que preocuparse porque al ganado se le llenen los ojos de tierra, deberían pensar en los ojos de los vecinos…».

Anuncios

One Response to Tan cerca pero tan lejos

  1. bernardo says:

    quiero ver los camiones recolectores de reciudos por fabor ppuuuttoss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: