Si contesta, no responde

El 23 de marzo la IMSJ respondió, dentro del plazo correspondiente, una solicitud de información que hicimos sobre el funcionamiento de una nueva cantera de balasto.

DAVID RABINOVICH

En el espacio de la cantera municipal las máquinas parecen de juguete. El miércoles de turismo, sobre las 11 de la mañana, el tránsito de caminoes municipales y particulares era intenso. El acarreo, rápido y constante.

Se supone que con la puesta en marcha de esa explotación, la comuna ponía fin a una larga serie de irregularidades y daba respuesta a los cuestionamientos sobre la desprolijidad administrativa que caracterizó, durante décadas, la actividad a nivel municipal.
Primero preguntamos sobre el monto de las inversiones en infraestructura que requieren estas explotaciones para su funcionamiento. No contestaron nada al respecto, ni siquiera si se hicieron como corresponde.
En segundo lugar, hay una serie de interrogantes que apuntan a saber cuánto se gastó en la etapa de puesta en marcha de la explotación, que requiere de importantes movimientos de tierra.
En tercer término solicitamos información detallada sobre los gastos que implica la explotación en sí misma y los volúmenes extraídos.

Fechado el 3 de marzo el departamento de Hacienda explica:
«Al respecto cabe informar:
Que de la contabilidad presupuestal que se lleva en esta Contaduría, que registra en relación a los gastos los compromisos y obligaciones imputados de acuerdo a su clasificación por objetos (ex – rubros) del gasto de acuerdo a la estructura del Presupuesto Quinquenal, no surge la información de costos solicitados.
Que para disponer, como resultado de la registración contable de los mencionados datos, sería necesario integrar al sistema de que se dispone actualmente, enfocado desde el punto de vista presupuestal, elementos de «contabilidad de costos» y/o por «por actividades». (Sic)
En buen romance la respuesta es: «no sabemos lo que gastamos para extraer balasto».

En otro documento, fechado 17 de marzo, el Departamento de Obras informa que el material retirado de esa cantera fue:
Durante 2009, en julio 8.997 m3, agosto 16.392 m3, setiembre 13.685 m3, octubre 12.882 m3,  noviembre 10.302 m3 y diciembre 12.308 m3. En enero de 2010 se declara una extracción de 14.338 m3 y en febrero de 19.527 m3.
Como donaciones a particulares se declara sólo lo destinado al convenio efectuado con Conaprole y los Productores Lecheros: en enero de 2010 4.062 m3 y en febrero 4.460 m3.
En resumen, de las respuestas a las 9 interrogantes que planteamos, poco sacamos en limpio a los efectos de poder saber, aunque más no sea, cuánto les cuesta a los josefinos el m3 de balasto que se saca de la cantera municipal.
Nada sobre el costo operativo de la maquinaria que interviene, el consumo de combustible, los salarios que se pagan por esa actividad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: