La Comisión no fue consultada

La Plaza de los 33 no está declarada Patrimonio Histórico Cultural de la Nación, pero parece indiscutible el valor que tiene para la identidad local. El monumento de la Paz de Abril, en el centro, se integra a su entorno; es el sostén de todo el conjunto y el paseo se mira como un todo, incluyendo infraestructura, estilo y tradición.

El presidente de la Comisión Departamental de Patrimonio, Esc. Ruben Rodríguez Bisensang dijo a SAN JOSÉ HOY: «Sí, yo también los vi esta mañana (por el miércoles) y no podía creerlo (…) Siempre entendimos que el equipamiento forma parte de la plaza y los antiguos bancos, que hoy fueron sustituidos, no se han mantenido como se debe. Quiero pensar que este cambio es provisorio, en virtud de las tantas inauguraciones que se están haciendo alrededor de la plaza y que después volverán los bancos originales, de los que realmente quedaban muy pocos».
Rodríguez caminó toda una vida por esa plaza: «Una vez conté los bancos y eran 66. Se rotaban cada dos años para restaurarlos y volvían a su lugar. En los últimos años noté que se llevaban más de los que devolvían… Así se fue perdiendo trágicamente lo que para nosotros era una plaza hermosísima».
Esos bancos tienen valor patrimonial «… las patas son de hierro fundido y madera dura. Estimamos que el valor de cada uno supera los 200 dólares (…) Nosotros como Comisión hace muchos años habíamos averiguado por el problema de las patas (que algunos decían que eran de aluminio, pero no es así) y encontramos en Santa Lucía un hombre que las restauraba. Por lo que si se hubiese querido hacer, se podía (…) Igual que se pueden restaurar los de la Plaza Artigas, que tienen base de hormigón, porque sabemos que están las copias de las matrices».
Por el año 2003, la IMSJ llamó a licitación para cambiar los bancos de la Plaza y otros lugares, «pero nosotros no intervinimos en eso, aunque coincidimos con el Intendente en que era necesario restaurarlos. Recuerdo que se manejó cambiar los bancos por otros carísimos, que nada tenían que ver y la idea se desechó. Finalmente se decidió restaurar los que estaban, pero paulatinamente fueron desapareciendo, hasta que el miércoles se fueron todos (…) Los viejos asientos no tenían grandes problemas. Como excepción yo vi alguna pata quebrada… Únicamente en una ‘salvajada’ los pueden romper».

¿Dónde están los viejos bancos?
«La Comisión hoy no sabe dónde están. En aquella oportunidad, de los que se llevaron para restaurar, algunos aparecieron en el Parque Rodó, entreverados con la chatarra que estaba detrás del galpón donde se exhibe maquinaria antigua (…) Los otros no supimos nunca dónde estaban».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: