«Crónica de candidaturas»

La edila Norma Stéfano nos hizo llegar sus reflexiones sobre la forma en que el frente Amplio alcanzó las candidaturas a las intendencias de Montevideo y San José: «Crónica de candidaturas en la IMM y la IMSJ».
Transcribimos textualmente la referida a nuestro departamento. Por razones de espacio sintetizamos la llamada Operación Montevideo en el concepto del veto a la candidatura de Daniel Martínez y en la conclusión de la edila.
Por último, expresamos personalmente:
Se dirá ampulosamente que el F.A. se ajustó estrictamente a lo que marcan los estatutos, pretendiendo que los militantes queden satisfechos. Pero, esta forma de hacer política puede tener consecuencias no deseadas si se prosigue con ella: nunca el F.A. se negó a consensuar en un caso así y siempre los integrantes de los órganos de decisión se plegaron a la votación mayoritaria.

Operación San José
En el F.A. de San José se difundieron como posibles candidatos a la I.M.S.J., alrededor de una docena de nombres (indicados especialmente por los Comités de Base). Pero los que tenían seguras posibilidades de concretarse eran los de los compañeros Walter De León, Julio Callorda y Pablo Urreta.
Y consolidando totalmente este concepto, la dirección del M.P.P. resolvió el día anterior al Plenario, presentar los nombres de Urreta y De León, destrabando una situación compleja y asumiendo la responsabilidad de que todos sus delegados votarían a ambos compañeros. Muchísimos militantes nos sentimos satisfechos con esa resolución; en conversaciones informales, se daba por un hecho la nominación de los tres candidatos.
En el Plenario del 28/01/10, efectivamente en primera instancia fueron los más votados. Faltaba solamente la voluntad de pasar a darle a cada uno de los tres la mayoría requerida estatutariamente. (Téngase presente que a diferencia de Montevideo, aquí desde tiempo atrás se había resuelto por Plenario, impulsar candidatura múltiple a la Intendencia; y lo que es más, sin argumentarse jamás en contra de estos tres candidatos). Lamentablemente, esto no pesó en la decisión de la mayoría de los grupos políticos, que VETARON la candidatura del compañero Pablo Urreta.
Es de recibo, hacer la salvedad, que las bases, tantas veces denostados y adjudicatarias de ser complemento de los grupos políticos, no siguieron «sus mandatos» y casi por unanimidad le dieron su voto. Debemos aclarar, que sí tuvo los votos que había acordado el M.P.P., y los de la Vertiente Artiguista.
En San José se invierte la situación sufrida en Montevideo. ¿Aplicación de la Ley del Talión?
En conclusión, perdimos la oportunidad de facilitar al propio MPP restaurar heridas y también a muchísimos frenteamplistas.

La participación ciudadana
Sería importante que nuestros dirigentes ausculten la nueva forma de militancia que para comunicarse e incidir en la gente se está llevando a la práctica.
Nadie puede predecir con qué intensidad llegará a desarrollarse en este período de gobierno, porque los cambios son vertiginosos y pueden sobrepasar y descolocar a las dirigencias.
No olvidemos, que hace bien poco, las redes dieron vuelta una decisión de la Mesa Política Nacional, la cual consideraba inoportuna cierta movilización: los militantes acordaron por Internet y la llevaron a cabo.

Corolario
Esperamos que las explicaciones que ansían  los dirigentes del P.S. de Montevideo, se realicen luego de los comicios de mayo, y les deje conformes… Lo mismo esperamos muchos en San José, respecto al veto que recibió Pablo Urreta.
Pero no nos pase lo que le sucedió al Quijote de Cervantes:
-Una noche, se encontraban descansando en un prado, Don Quijote y Sancho Panza. Éste muy pegado a su amo, pues era sumamente miedoso y aún más en su función de escudero por las aventuras que se le presentaban. Lo cierto es, que acrecentado por el frío, «le vino deseo de hacer lo que otro no pudiera hacer por él».
A Don Quijote le resultó aquello insoportable y le pidió que se retirara un tanto lejos de su lado. A lo que Sancho afirmó:
«Apostaré, que piensa vuestra merced que yo he hecho de mi persona alguna cosa que no deba».
Y le respondió Don Quijote:
«Peor es meneallo, amigo Sancho».
Ojalá, que en lo que nos aflige, se nos den justificaciones valederas y lógicas y no se esconda la verdad, como hizo Sancho, considerando que es peligroso, tratar aquello que originó disgusto.
El tiempo lo dirá, pero estamos convencidos, que los dirigentes, parodiando a Don Quijote, nos dirían:
«Peor es meneallo, compañeros»

Norma STÉFANO
Edila DEPARTAMENTAL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: