Sociedad Anónima en busca de la Novena

Llegó el carnaval y sin duda los maragatos liderados por Carlos Barceló van en busca del noveno premio como Mejores Humoristas. Este cronista estuvo en un ensayo del conjunto siempre favorito en su categoría.

En el consulado de Cerro Ñato.

DIEGO CABRAL

Dícese que la superficie ocupada por las embajadas de otros países, son suelo extranjero. Aquí en la República de San José, el territorio ocupado por el Consulado de Cerro Ñato (ex local del BPS en calle Colón entre Bengoa y Solís) funciona de esa manera. Al irme acercando a sus límites, diviso varios sujetos sobre la vereda. Son parte de un conjunto de humoristas. No alcanzo a distinguirlos por la distancia. Cuando estoy llegando, sale Carlos (Barceló) invitando a pasar a los cuatro o cinco que están afuera. Son las ocho menos veinte y el ensayo comienza formalmente. Va tomando forma una ronda nutrida de un «vamo’ arriba con esssos mates…!!!», entre comentarios jocosos y acciones llenas de gracia. Destacan entre ellos las chanzas sobre el color de las nuevas ojotas naranja de Pablo García, quien las exhibe haciendo un cuadro con la soltura de Naomi Campbel. Siguen un par de chanzas más y se termina de cerrar un círculo, donde Carlitos toma la palabra e inicia su alocución transmitiendo una serie de saludos por la fatal pérdida de Walter Estramil, destacando entre ellos el de Pachela (colega de otra agrupación). Después de este y otro par de temas, a continuación, me invitan a retirarme unos minutos y  pienso: esto sí que es una Sociedad Anónima.

Salgo y me encuentro en los escalones de la entrada a Guillermo, Camila y Paola. (Todos de 14 años) y hablamos unos minutos.

¿Vienen siempre?
Guillermo: -Siempre vengo. Venimos con Camila y Paola. Yo empecé a venir el año pasado. Me gusta porque cuando hacen humor, cuando cantan, cuando bailan, lo uno se complementa con lo otro y te gusta todo. Es algo que lo venís a disfrutar y está tan bueno que nunca te aburrís de ver siempre lo mismo.

¿De que se trata el espectáculo de Sociedad Anónima de este año?
-Hay una parte de los mariachis que hacen una serenata para conquistar a Chalvela y están como siempre, como todos los años; los gauchos patones, que siempre hacen algo distinto, pero se usan los mismos personajes… Y hay canciones y bailes que se van renovando porque es obvio que no pueden hacer dos años algo igual. Pero también del año pasado hay cosas que se repiten, obvio.

¿Cuando seas grande, te gustaría ser humorista?
-Mmm no sé. Tal vez. Sí me gusta eso de actuar y todas esas cosas.

¿Cuál de las dos humoradas te gusta más?
Camila: -Están  bien las dos. Me gustan las dos porque una tiene más humor y por ahí es más hablada y la otra es más cantada pero sin perder el humor también.

¿Cuando seas grande, te gustaría ser humorista?
-Me encantaría sí. Este año creo que voy a tener la posibilidad de participar en una estudiantina.

¿De qué se trata el espectáculo de Sociedad Anónima de este año?
-Como todos los años, SA sorprende con algo nuevo y distinto, más allá de que siempre usan un poco a los gauchos patones; pero todos los años vienen con algo nuevo y divertido.

Se abre la puerta y nos dicen que podemos entrar. El panorama es distinto, se han desperdigado por la planta baja. La banda prueba los instrumentos; Diego García controla las perillas de los sonidos y cuando está todo pronto, alrededor de las veinte treinta, comienzan a ensayar la humorada de esos ya entrañables gauchos patones.
Luego de una hora de ensayo corrido, se hace un descanso. Por lo general se sale al fresco de la noche en el frente del edificio. Estando allí, llega y es bienvenido Jorge Damseaux, quien está a cargo de los arreglos corales. Minutos después, se vuelve a entrar en el Consulado. Al  ingreso, el grupo se parte en dos; quedan en el salón de la planta baja la banda de músicos y los cantantes, que son como seis (o siete), y cuatro o cinco pasan al piso superior, donde se está «editando» (poner en relación al tiempo) el espectáculo. El tiempo no debe exceder el reglamentario. Ni un segundo más porque eso implicaría un penalización. Es en este proceso donde se van quitando pequeños «gags» (chistes, situaciones) para llegar a la duración deseada, que es una hora. Este trabajo se realiza entre un montón de utilería que va tomando su forma en polifón (Carlos Reboiras).

En otra de las pausas del ensayo dialogamos con uno de los benjamines de este año en SA, Fernando Ríos.
¿Es tu primera participación en el Carnaval?
-Este es mi primer año con SA y también mi primer año en el Carnaval de Montevideo. Salí los dos años anteriores con la Salsa Picante, primero como director escénico en el 50º aniversario de la murga, y luego el año pasado como cantante en la cuerda de primos altos. Este no será sólo mi primer año en el Teatro de Verano, sino también la primera vez que lo voy a pisar, porque nunca fui.

¿Cómo te recibió el grupo?
-Excelente. Yo al principio estaba saliendo en las actuaciones con los Jilgueros (grupo paralelo, extracto del conjunto, que realiza números y animaciones en fiestas particulares), por la parte del espectáculo con  los bombos… En esas fiestas se vio que rinde. Aparte de los bombos hago un poco de boleadoras, que es lo que hago en el Ballet Folklórico Municipal de San José. La idea de los bombos fue inspirada en el Ballet Folklórico, de un espectáculo del año 2005, al que se le sumaron situaciones humorísticas, como que uno pierda los palillos, o a otro se le cae el bombo, etc. Mi mayor participación es con los gauchos, aunque también me sumo en los bailes y coros. Ah! y también hago como que actúo (risas).

Siguiendo la secuencia del ensayo y ya pasada la medianoche, le toca el turno al baile. Las coreografías están bajo la batuta de Sabrina Rizzi. Esta parte del ensayo fue interrumpida por otra manifestación cultural de nuestra ciudad. Como a las doce y media de la noche, pasaron sonando por Colón, las Lonjas de la Explanada con su borocotó chas, chas. Luego siguió el ensayo, pasaron las horas y ya casi finalizando, dos menos veinte, una nueva charla «técnica» a cargo de Carlitos, unos diez minutos, y «hasta mañana a las 4, que hay tablados!»
El grupo se dispersa, en moto, de a pie… De a poco se alejan de estas tierras «ñateñas», dejando a la calle Colón desierta, como un martes, a las dos de la mañana.

Anuncios

One Response to Sociedad Anónima en busca de la Novena

  1. Paola says:

    hola soy paola,fui parte de esa entrevista, me encantó qedo re linda, lo unico qe me hubiese gustado es qe hubiesen puesto bien mi edad, eso fue el año pasado tenia 17… no 14! jajaja pero lo demas re lindo, hermosa la nota.. y este año x ese segundo qinqeño mis patones-!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: