Cinco años y cinco más

Cinco años

La izquierda gobernó ya cinco años en el Uruguay con la singular conducción de Tabaré Vázquez. Su popularidad es altísima en las encuestas de salida, aquellas en las que todos descienden. «Algo habrá hecho» para que la óptica popular lo mida con esta generosidad. Demostró una combinación no muy frecuente de liderazgo político con capacidad de gestión y aunque todavía es muy inmediato para hacer los juicios de valor que sólo la historia hace, repasando y corrigiendo apreciaciones, inició muchos caminos que ojalá sean los del siglo XXI: Búsqueda de igualdad de oportunidades para todos, lucha concreta contra la indigencia y la pobreza, justicia para los crímenes de lesa humanidad, inicio de la recomposición de las retribuciones salariales y de las jubilaciones, obra pública realizada con criterios funcionales a la gente, lucha por las formas equitativas de acceso a la administración pública, reconocimiento internacional, inicio de la reforma del estado y equilibrios ideológicos sorprendentes. Junto a otros «más» y a muchos «debes» logró mantener una imagen de equilibrio, buen humor, dignidad y corrección en todas las circunstancias, que tampoco es fácil cuando se trata de la permanente exhibición pública. Sin duda, como él lo dice, mientras la biología se lo permita, continuará siendo protagonista de los aconteceres uruguayos.

Y cinco más

El próximo lunes, José Mujica será Presidente del Uruguay.
Luego del balotaje ha trabajado a marcha redoblada y con variadas metodologías. No le han sido ajenas las reuniones reservadas en su chacra ni las numerosísimas en el Conrad; aquellas en las que fue un visitante invitado o en las que practicó la hospitalidad. Además de las imaginables como ‘término medio´. En todas han predominado los conciliatorios con aquellos que podrían ser grupos opositores: empresarios y partidos tradicionales. Ha sido discutida su traza, asumida su no corbata, mejor soportado su lenguaje. Todavía no muy captables unos lineamientos políticos que flotan en el ambiente del Programa del F.A. La promesa más destacada: la eliminación total de la indigencia. El contacto más sorprendente: Hilary Clinton (junto a Lucía, por suerte).
Dentro de 5 años, cuando sea tiempo de balance, ¿qué realidad tendremos?

Anuncios

Homenaje desde el corazón

El 10 de marzo próximo, se inaugura la muestra que el artista Nelson Romero preparó en honor
a su amigo y colega, Hugo Nantes.
Ese día se cumple un año de la muerte del querido maestro «… se me ocurrió hacerle un pequeño tributo al ser humano que era Hugo, que más que amigo era un hermano».

ALEJANDRA FUENTES

«A Hugo lo traté durante casi cuarenta años y además fue uno de los que me ayudó -junto al «Chicho» Pugliese- a conectarme en Montevideo y mostrar allí los dibujos que yo hacía por los años 70», contó Romero a SAN JOSÉ HOY.
La exposición consta de una serie «negra»  «….es un tipo de dibujo donde hay una sátira social, una crítica velada… Quizás algún personaje de San José se sienta aludido, pero al que le caiga el sayo que se lo ponga».
La muestra contempla aspectos compartidos entre los artistas. Charlas profundas, horas de análisis… «Mucha gente se quedó con la imagen de Hugo como la de un individuo muy jocoso, muy fino en las ‘salidas’ que tenía. Una persona que trataba con mucha amabilidad a todo el mundo y que, aparentemente, no se tomaba nada en serio… Pero los que tuvimos el privilegio de conocerlo, vimos que Hugo era un terrible crítico de la sociedad, de la miseria humana, de las diferencias sociales… Era un individuo comprometido con su época… Quizás mucha gente no ha visto en sus obras la crítica cruel a ciertas realidades que aún subsisten, y que expresa sobre todo en la etapa de las esculturas en chatarra (…) Todos esos temas eran recurrentes en las conversaciones. Vivíamos en Dictadura y nos reuníamos en su taller con el pretexto de comer asados pero siempre terminábamos hablando de la situación política, las posibles salidas democráticas, sobre cómo luchar contra la estupidez humana de la época… Y siempre aparecía el tema de los grabados de Francisco De Goya, el español del siglo XVIII y parte del XIX, que también era un pintor que a pesar de estar al servicio de la Corte de los Borbones como pintor oficial, igual estaba comprometido con la lucha del pueblo español. Entonces dejó una serie de grabados denominados los Desastres de la Guerra, los Proverbios y Disparates… Ese tema a mí me sirvió de nexo para hacer esta serie.
Enrabé la serie negra de Hugo, con la de Goya, porque a pesar de las diferencias de época, se repite el drama humano. Si bien hoy estamos en democracia, subsiste el absurdo en la forma de actuar de la sociedad. Los personajes mesiánicos, esos caudillos que se creen que son vitalicios e iluminados… Y detrás de todo eso hay una Corte de adulones, alcahuetes, serviles que se repiten a través de la historia y sustentan un sistema que es una parodia de democracia (…) En esta serie aparecen jurados que interrogan a personas que están prácticamente destruidas física y moralmente. Yo lo veo como un alarde del poder frente al marginado».
La muestra abarca 25 dibujos, sobre los que Romero quiso aclarar: «La gente que vaya no espere dibujos agradables. Son obras fuertes, porque sólo así puedo dar mi visión de una sociedad que veo que va derecho al colapso. Una sociedad que está en estado de descomposición, ya se siente el olor feo…. Esa es la visión que yo tengo».
Le preguntamos ¿cómo es pintar en honor a alguien? En este caso, pensando en Hugo: «Siempre hablábamos de la forma de dibujar de Goya, de Hugo y mía. Ellos dos eran individuos espontáneos, muy volcánicos en la forma de pintar y dibujar… Y Hugo siempre me decía que yo hiciera un dibujo más libre, más espontáneo, que no fuera tan barroco. Él decía que era más importante sugerir que describir… Traté de hacerlo en estos dibujos mientras pensaba, ‘bueno Hugo, ahora te estoy haciendo caso, con dibujos menos detallistas, trazos más sueltos, espontáneos… Pienso que esta serie le hubiera gustado».
Y mirándolos, ¿qué diría Hugo? «Estoy seguro que me hubiera dicho: ahora estás aprendiendo a dibujar».

Colorados que votan blanco

El lunes, sobre el mediodía, tuvo lugar una conferencia de prensa en el Palacio Legislativo para anunciar el acuerdo.

Allí estaba el senador Juan Chiruchi, líder de la lista 22, que postula a José Luis Falero para continuar su larga gestión al frente de la comuna josefina. Estaban también Falero y Francisco Zunino, que conduce la 151515. Esa lista colorada tiene un apoyo importante en San José y será el tercer período en el que la agrupación vota, a nivel local, con el chiruchismo.
A la vista de los resultados de octubre, los votos colorados son decisivos para mayo, porque el FA le ganó a los blancos por más de 6.000 votos.
También juega la actitud del líder local de Alianza Nacional, Carlos Daniel Camy, que se negó a conformar, otra vez, la segunda pata de la oferta electoral blanca. A Falero lo secunda otro candidato de la UNA, el Dr. Juan Atilio.
Zunino actuará en abierto desafío a los acuerdos firmados y su rebeldía significa la ruptura definitiva del PC en San José. Cuando comenzó a manejarse la posibilidad de votar a los blancos, el diputado electo Dr. Gustavo Cersósimo dijo que el enólogo sería expulsado del partido si llamaba a votar fuera de él. Aquellas declaraciones son hoy, concretado el acuerdo, doloridas pero menos drásticas.
El secretario del PC en San José, Ramón Trabal, recordó que se necesitan 2/3 de los votos para sancionarlo. Zunino tiene casi un 30% de la votación del partido, no es tan fácil expulsarlo.
En la ceremonia estaban algunos dirigentes blancos y referentes notorios del coloradismo: Carlos Maggi, Guillermo Stirling y Héctor Nilo Pérez.
Puede ser un paso más hacia la reconstrucción del bipartidismo, si es así también será un paso más para difuminar las fronteras entre blancos y colorados. Para cualquier atento observador el acuerdo afecta la identidad colorada y también la nacionalista.
Cada vez se hace más difícil visualizar el batllismo y el wilsonismo en filas de los partidos tradicionales.
Por su parte el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) «resolvió por unanimidad pasar a estudio de la Comisión Asesora de Ética y Conducta Política del Partido Colorado al dirigente Francisco Zunino del departamento de San José  por el acuerdo electoral con el Partido Nacional de cara a las próximas elecciones municipales».

Hablemos de turismo

Quizá uno de los ‘debe’ más notorios de estas décadas de administración municipal herrerista esté en materia de turismo. Se hizo poco en infraestructura, en desarrollo de los servicios, en capacitación de nuestra gente. Poco de todo y además algunas cosas se hicieron muy mal. Como ejemplo claro: la Escollera de Cufré con su puerto de yates. Un gasto millonario, producto de la ignorancia y el capricho, que no trajo más que perjuicios (especialmente para la faja costera al oeste del arroyo).

Picada de Varela. El turismo de ‘entre casa’. Del otro lado del puente hay un camping (abandonado).

DAVID RABINOVICH

Es lo que pasa cuando se apuesta a las ‘grandes inversiones’ como única palanca de crecimiento y se presupone que todas sirven.
Para la Organización Mundial del Turismo (OMT), «el desarrollo del Turismo Sostenible responde a las necesidades de los turistas y de las regiones anfitrionas presentes, a la vez que protege y mejora las oportunidades del futuro. Está enfocado hacia la gestión de todos los recursos de manera que satisfagan todas las necesidades económicas, sociales y estéticas, y a la vez que respeten la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas de soporte de la vida».
En materia de turismo se puede ofrecer naturaleza, cultura, servicios… Pero hay algunas premisas básicas y para conocerlas basta consultar la Wikipedia1.
«El turismo genera empleo, pero en muchas ocasiones para la población local es un empleo estacional y poco calificado. Además, suele tratarse de un empleo inestable: el turismo es un sector con grandes vaivenes, y las zonas de destino se tienen que enfrentar con la competencia de otras nuevas que surgen gracias al desarrollo de los medios de transporte».
En San José me parece evidente que debe generarse un modelo de desarrollo del turismo que reconozca etapas. A una primera puede integrarse la mejora de lo que ya tenemos: Boca del Cufré, Kiyú y Paya Pascual, si de costa hablamos. La malograda «Ruta del queso y el vino» que sigue siendo una buena idea. El turismo de sierras (Mahoma).
Pero hay que partir de que está todo por hacer y lo primero son los servicios básicos: hospedaje, restaurantes, servicios higiénicos públicos… Cosas del S. XXI. Hay que promover actividades: más actividades y otras actividades.
Luego podemos pensar en recuperar para el uso público lugares como Buschental y Arazatí, para los que hay que delinear un esquema sostenible de uso.
No es conveniente modernizar las infraestructuras sólo «según las prioridades turísticas y no en base a un desarrollo endógeno y equilibrado con las otras actividades productivas». Pero otras actividades productivas no deberían ser un obstáculo para el desarrollo del turismo.
Uno de los factores que favorece la aparición del turismo en una zona es el paisaje, que suele mostrarse especialmente frágil con su desarrollo. El ejemplo de las sierras de Mahoma, o las barrancas en Kiyú, son claros. Ante la pregunta de si todo debe dejarse librado a la iniciativa privada o desde el ámbito público y municipal hay cosas para hacer, basta con pensar qué ha pasado en 40 años de dependencia -para el desarrollo del turismo en San José- de la inversión privada.
Tradicionalmente la Intendencia gastó en publicidad, a veces sin contemplar lo que realmente se podía ofrecer, otras cayendo en el ridículo. Basta recordar aquella campaña en TV que tenía por lema «Venga a conocer San José», profusamente difundida por los canales de cable locales a los que sólo accedemos los josefinos. Plata tirada, al bolsillo de unos pocos.
«El turismo: debe ser sostenible económica, social y medioambientalmente». Eso hace imprescindible elaborar un Plan Estratégico para su desarrollo. Próximos gobiernos departamentales deberían aportar un esfuerzo sostenido con objetivos y políticas claras. Mediante una coordinación inteligente con los Ministerios competentes comenzar a construir las bases mínimas imprescindibles para alentar la inversión privada. Cuidando de promoverla y dirigirla para integrarla al Plan Departamental.
No tenemos camping, cabañas, hoteles, restaurantes en cantidad y calidad adecuadas y si los tuviéramos y viniera más gente ¿podríamos atenderla bien?
Aquí tenemos una oportunidad para instalar cursos de capacitación, pero para que la gente se quede a trabajar acá, no para que emigre a Salto, Paysandú, Colonia, Canelones, Maldonado o Rocha.
Hay que buscar un perfil que nos diferencie, no ofrecer lo mismo más barato.
Se puede integrar la gastronomía criolla a la oferta turística ya sea de costa, sierra o rural. Hay experiencias interesantes con el visitante que degusta el plato típico y además aprende a cocinarlo. Se puede potenciar el arte y las artesanías. Y todo lo anterior es capacitación, mucha educación: escuelas de hotelería, gastronomía, artesanías. Para promover el turismo, en todo el departamento, se necesita espacios públicos adecuados, renovados y mantenidos.
Todo lo anterior es también, si se planifica bien, posibilidades para el desarrollo de la pequeña empresa familiar en las más diversas especialidades.
«No parece que haya un modelo de turismo sostenible aplicable universalmente, varía dependiendo de las características de la sociedad anfitriona y de su contexto. En cambio, sí hay modelos de desarrollo turístico que, sean cuales sean las características sociales, económicas y medioambientales de la zona de destino, siempre son insostenibles (o indeseables): el turismo masificado, el turismo sexual, turismos a pequeña escala controlados por agentes foráneos, etc».

Vaya estas líneas a modo de desordenados apuntes para promover que se discuta con más profundidad.
Porque no basta que crezca el PBI departamental que genera el turismo. El desarrollo es otra cosa.

El martes al mediodía

El Dr. Homero Rivero atendió nuestro reclamo.

Pasé por Mesa de Entrada de la I.M.S.J., pregunté por el expediente Nº5857/09 y me contestaron –otra vez- que estaba «en contaduría desde el 6 de noviembre».
Tomé nota, presenté una nueva solicitud de información y me dirigí al juzgado.
La audiencia fue corta. En nombre de la comuna josefina el Dr. Pablo Pucheu dijo (consta en el acta) que «se reitera que no existen resoluciones municipales» que regulan el otorgamiento de asistencia a personas o familias que la solicitan.
Eso no se reitera, se confiesa por primera vez que el procedimiento es discrecional, sin criterios generales que amparen el derecho de la gente a ser tratada de forma equitativa. Ante la falta de normas, la arbitrariedad la sustituye.
Luego el Dr. Pucheu pidió que «se fije el plazo más largo posible para que el Municipio entregue la información que disponga…»
Aduce el abogado de la comuna «lo extenso y complejo de la información solicitada». Es cierto, la solicitud abarca de julio a octubre y de los años 2004 al 2009. Pero parece lógico que los expedientes tengan algunas referencias básicas que permitan ubicarlos cuando no se conoce el número que les corresponde o la fecha de inicio. Por razones contables, uno supone que todos los que guardan relación con un determinado rubro del presupuesto, el sistema debería permitir listarlos.
En relación a este aspecto, el 18 de agosto de 2009 la I.M.S.J. informa que «estas ‘ayudas’ se imputan en el grupo ‘Transferencias’, al Objeto 558 ‘A Carenciados’ del Programa 107 – ‘Promoción Cultural y Asistencia Social’».
¡Qué prolijidad! ¡Qué precisión! Lástima que la administración no pueda sacar un listado de todos los expedientes que corresponden a ese tipo de trámite, buscarlos y contestar en tiempo y forma.
Dejo constancia que, a partir de la presentación de la solicitud de información, corren los 20 días hábiles de plazo para contestar y si se necesitan 20 días más hay que explicar por qué se piden (y por supuesto pedir la prórroga). Legalmente esos son los plazos y no hay otros.
Para la intendencia y su asesor letrado, cumplir con la ley no parece importante. Es importante porque se trata del ejercicio de un derecho importante. Acá estamos hablando de un aspecto esencial de la libertad de prensa.
Correctamente el Dr. Homero Rivero, juez actuante, preguntó qué plazo necesitaban y sugirió que el proceso fuera controlado por nosotros. Pucheu argumentó que faltaba ¡después de pasado noviembre, diciembre, enero y casi todo febrero! información de varias oficinas. Que el control se hacía inviable. Aceptamos el criterio, no somos auditores ni tenemos vocación de serlo. También aceptamos su solicitud de 20 días más de plazo, no queremos dificultar la administración, queremos ser informados para poder informar correctamente. El 23 de marzo entregarán la información.

Última puntualización
(por ahora)

No está en el espíritu de la ley que el que solicita información incurra en gastos para ejercer su derecho. Por la vía de dejar pasar los plazos nos obligan a presentarnos ante la justicia, eso significa costos de timbres y honorarios profesionales. No está bien y pone una dificultad a nuestra tarea que puede llegar a ser insalvable.
En este caso la acción jjudicial se hizo con el apoyo del Centro de Acceso a la Información Pública (CAInfo), en el marco de un programa del Open Soiciety Institute.

Ayudas y campañas electorales

El día 15 de julio de 2009 al amparo de la ley 18.381 (Derecho de Acceso a la Información Pública) se solicitó a la Intendencia Municipal de San José información relativa a la asistencia a personas y/o familias otorgada en los meses de abril, mayo y junio de los años 2004 al 2009.

Se pedía, en detalle:
1) Cantidad de solicitudes que se recibieron. Discriminadas por mes.
2) Qué tipo de ayuda se solicitó en cada caso.
3) Qué respuesta obtuvo cada solicitud.
4) Qué trámite deben seguir las personas que solicitan asistencia.
5) A qué rubros se imputa el monto de esas ayudas.
6) Qué funcionario es, en estos casos, el ordenador del gasto.
7) Qué criterios tiene establecidos la Comuna para otorgar o negar asistencia cuando se la solicita.
8)Qué resoluciones municipales regulan el otorgamiento de asistencia a personas o familias que la solicitan.
10) Costo de las asistencias otorgadas en esos meses y años.
Ante la falta de respuesta, el 24 de agosto, se presenta ante la Unidad de Acceso a la Información Pública (U.A.I.P) una nueva denuncia contra I.M.S.J por la omisión.
Con fecha 27 de agosto y en conocimiento de que se había hecho la denuncia, la IMSJ responde parcialmente.
El 25 de setiembre el informe jurídico de la U.A.I.P concluye:
«I) El sujeto obligado entregó (…) parte de la información solicitada sobre asistencia municipal. Además la misma debió haber sido entregada al solicitante dentro del plazo establecido en el art. 15 de la Ley Nº 18.381 extremo que no fue cumplido».
II) (…) a criterio de esta informante, el sujeto obligado no cumplió con los plazos establecidos en el artículo 15 de la Ley Nº 18.381; ni con la obligación de entregar la información solicitada en forma completa».
(…)
IV) Ante el incumplimiento (…) el denunciante puede iniciar una acción judicial (…) conforme al artículo 22 de la Ley 18.381».
Posteriormente, con fecha 22 de octubre de 2009 el Consejo Ejecutivo de la U.A.I.P
RESUELVE:
«1. La I.M.S.J. no cumplió con la Ley 18.381 en la medida que entregó la información solicitada en forma parcial y fuera de plazo.
2. Señalar a la I.M.S.J que de acuerdo al art. 15 de la Ley Nº 18.381 corresponde entregar al denunciante la información (…)»
Como la IMSJ ni siquiera se notificó como correspondía de la resolución de la U.A.I.P.,  el 13 de noviembre se le entregó el informe de la U.A.I.P para que se tuviera en cuenta.
El 28 de diciembre, la Cra. Beatriz Martínez, Directora Gral. de Administración de la I.M.S.J y actualmente intendente, responde al Consejo Ejecutivo de la U.A.I.P:
«cada solicitud es un expediente que, una vez procesado se archiva, no existiendo alguna forma de agrupamiento de esas solicitudes para informar sobre «cada una» de las recibidas si las mismas no fueron atendidas.
Sí se informó sobre aquellas que lo fueron, con detalle del costo de las mismas, por lo que «cuáles fueron los costos de las asistencias otorgadas» está contenido en el informe entregado»
En la misma fecha, se contesta al interesado:
«-el trámite a seguir por los solicitantes, es la presentación de una nota en la que se detalla el pedido.
-la respuesta a la solicitud depende del informe producido por la Licenciada en Trabajo Social de la Intendencia y del costo de lo solicitado informado por Sección Proveeduría.
-En el expediente que regula el trámite, se dispone la respuesta a la solicitud».
No es un dato menor que no se pueda saber cuántas solicitudes fueron denegadas y por qué razones.
Hasta el sábado 24 de octubre inclusive, según nuestras fuentes, Juan Chiruchi estuvo firmando vales de materiales para «ayudar» a la gente. Su exigencia de que una de las asistentes sociales firmara -como si hubiera estudiado cada situación- avalando las resoluciones, habría sido motivo de queja (por parte de la funcionaria) y reto (por parte del jerarca).
Más allá de que no se contesta con claridad, en tiempo y forma, que se responde sólo bajo la presión de las exigencias de la ley y luego de transitar un largo trámite, se puede constatar que no hay disposiciones específicas que regulen esas donaciones que se realizan de forma discrecional, arbitraria y sin posibilidades de que se ejerzan los debidos controles. De todas maneras queda claro que las necesidades de ayuda de los vecinos de San José crecen notoriamente en períodos electorales. Llama la atención que la lista de ayudados cuando las inundaciones de 2007 no sea nominal. Son decenas de familias auxiliadas, pero no se sabe quiénes son, por lo que tampoco se puede constatar qué parte de ese dinero efectivamente llegó al destino que se declara.
Sí hay inversiones que parecen plenamente razonables como pan, leche y otros alimentos que se compró para auxiliar a los evacuados.
Para reunir más y mejor información sobre esta práctica que luce como del más descarnado clientelismo político, el 28 de octubre se solicita a la I.M.S.J similar información relativa a los meses de julio, agosto, setiembre y octubre del año 2004 al 2009.
Vencido largamente el plazo sin que se entregara respuesta se presentó ante el juzgado, el 18 de febrero de 2010, un recurso de Amparo. Se pidió al Juez que «ordene a la I.M.S.J la entrega de la información solicitada con fecha 28 de octubre de 2009 así como también la información faltante respecto de la solicitud presentada el día 15 de julio de 2009; esto es el numeral 8 de dicha solicitud que pregunta acerca de las Resoluciones Municipales que regulan la asistencia referida en los numerales anteriores».
La audiencia fue fijada para el martes 23 a las 12 y 30 horas.