Del entusiasmo en el banderazo, a la convicción política

Ayer a las 6 de la tarde se reunían los dirigentes locales de los diferentes grupos del FA. Trataban de llegar a un acuerdo para aprobar,
en el Plenario Departamental previsto para las 19:30, las candidaturas a la Intendencia.
A los nombres de Urreta, De León y Callorda, se sumaron los de Fernando Bastiani (Ciudad del Plata – VA) y Juan Carlos Alfaro (AU)

El MPP acordó proponer dos candidatos: Walter De León y Pablo Urreta. Las discusiones interpartidarias se centraban entonces en la conveniencia de que fueran ellos dos y también Julio Callorda. No hubo acuerdo; como consecuencia pasaron al Plenario cinco nombres, ninguno con posibilidades de obtener los 4/5 necesarios para ser proclamado.
Al cierre de la edición era previsible que se optara por un cuarto intermedio, sin fecha, ya que previamente hay que llegar a algún acuerdo.
Estos procedimientos generan  desconformes  y críticos. En el medio rural, donde esos nombres son dirigentes de poco peso, no está claro cómo y quiénes harán la campaña ya que los referentes más conocidos han pasado a segundo plano.
Mas allá de la definición a la que llegue el Plenario,  hasta que la Convención no finalice, las cosas pueden variar. Pero definidos los candidatos, el Frente tendrá que exhibir su programa y convencer. Tendrá además que definir el equipo de gobierno y mostrar nombres que lo apuntalen fuertemente.
Es tan importante explicar qué hará con el gobierno municipal, como presentar a los referentes de las áreas más sensibles de la futura administración.

Diálogos con Manuel

NELSON ROMERO, 25/01/010.

Manuel llega con dibujos en los ojos.
A veces recorre el pueblo y los lleva en una carpeta, como un demiurgo que atesora designios.
Llama a una puerta, y despliega sus imágenes, y aconseja que por veinte pesos, usted puede tener un pájaro pintado de azul; el mismo pájaro que se formó con el agua primordial que bebió Adán.
Por menos quizás, un laberinto de puntos y un gran ojo que registra el primer instante de un avatar cuántico de la Creación.
O una cesta con frutas geométricas, maduradas en desiertos lunares.
Por cincuenta pesos vende el rostro de una mujer florero. Con su único ojo y sus labios desaforados, de rojo lúbrico, proclama el homicidio de su alma.
No le gustan las máquinas que pintan mundos perfectos. Jamás pintará un paisaje del natural. ¿Para qué, si ya está pintado?
Sostiene que su imágenes son distintas a las mías, porque él es zurdo y yo soy diestro.
… «Yo dibujo la mitad del mundo, la más difícil; y vos dibujás la otra, la que entiende la gente»…, me dice alucinado.
Habla en forma definitiva, Manuel.
Como los profetas
Me pide colores, de esos que pintan suavemente, casi solos. Colores que quizás ayudan a poblar las madrugadas grises.
Fumamos mucho con Manuel.
Él mis cigarros; yo, de los suyos.
Así debe ser, para que el silencio haga hablar nuestras imágenes y se puedan ir conociendo, viajando por el humo.
Manuel vigila al mundo por pequeñas ventanas, y me pregunta: … «¿Dónde puedo conseguir papeles para dibujar los sueños? ¿En Europa? Los que tengo son para dibujar pájaros y desgracias».
En esos silencios de tiempo detenido, me mira las manos, y yo voy entrando al museo de su Aleph.
Llega Manuel a mi taller, y me desaloja de la silla. Acaricia la mesa de dibujo, la mide con ojos de regusto y me dice: «… me gusta esta mesa, porque aquí uno puede dibujar el mundo»…
¿Cuándo te mueras, me vas a regalar la mesa? ¡Yo sigo en tu lugar, pero dibujando la otra mitad del mundo, la que es difícil! ¿Cómo me hago profesional? ¿Me das papeles de Europa y esos lápices chiquitos?
Yo le prometí que así será.
Manuel me mira solemne, me da un cigarro para sellar el pacto, y se va con su carpeta a seguir ofreciendo sus visiones herméticas.
Yo quedo feliz, sin poder dibujar, porque ya sé que tengo un heredero.

El camino que hacemos al andar

Las municipales de mayo se presentan con novedades e incógnitas. Los partidos deben, en el momento de inscribir sus candidatos y sus listas, presentar sus programas y su presupuesto de campaña. La correcta aplicación, el control serio de estas exigencias mejoraría la calidad de nuestra democracia.

DAVID RABINOVICH

No debería ser mera fórmula presentar un programa sino que cada partido debe constituir un verdadero pacto de honor con los votantes. Partidos y dirigentes se comprometen a impulsar con prioridad determinadas líneas de acción… y no otras.
Un programa debería, a mi juicio, mostrar el camino por el que transitará el desarrollo local. No sale sólo de consultar a los vecinos y tomar sus solicitudes puntuales, para prometer «tenerlas en cuenta». A eso le falta la idea general, el proyecto de departamento, su inserción en la micro región, y en el proyecto nacional de desarrollo al que San José no puede ser ajeno.
Por otra lado la participación es un método de trabajo y no un fin en sí mismo. Mejora una propuesta, pero no sustituye el programa elaborado desde la óptica política de cada partido y menos al sustento técnico imprescindible, para que el compromiso asumido sea posible traducirlo en un presupuesto municipal que la ley indica debe confeccionarse «por programas».
Cada programa que integra un presupuesto municipal debe incluir (teóricamente) un objetivo, lo que se estima que costará, cuando y cómo se hará. En resumen, por definición y propósito esencial, los presupuestos por programas son (deberían ser) controlables.
Los lineamientos programáticos que se presenten para el próximo gobierno local, atenderían entonces lo que cada fuerza considera son los pilares sobre los que se construye el desarrollo local en todas sus dimensiones.
Una muy importante es el crecimiento económico y aquí hay que definir políticas para las inversiones de gran porte: extranjeras o nacionales.  También es necesario definirse en torno al papel que se asigna al desarrollo endógeno, que es el que se sustenta en potenciar las capacidades locales existentes.
Hay que atender y definir con claridad qué papel se asigna a los derechos del capital y a los de la gente. Una planificación territorial que permita la mejor utilización de los recursos naturales, ¿asegura su preservación y la del medio ambiente?
¿De donde saldrán los recursos necesarios para apuntalar actividades de alta rentabilidad social y escaso, nulo o de resultados financieros negativos? Porque en las cadenas productivas suele haber eslabones más débiles y otros dominantes. Estos últimos, bajo la lógica cruda del capitalismo, se quedan con los excedentes. Si pueden se quedan con todos los excedentes, si no, con la parte del león. Porque son el león.
Pero ninguna cadena es más fuerte que su eslabón más débil.
La asociatividad, la cooperación, las integraciones verticales y horizontales son indispensable fomentarlas en cualquier estrategia de desarrollo local endógeno. Es un recurso indispensable que requiere de cambios y construcciones culturales importantes. Las relaciones de confianza son un prerrequisito para las de cooperación.
La convicción de la necesidad de construir un futuro de convivencia en común, donde se pueda incluir a todos y a todas es una idea que se transforma, en el marco de políticas adecuadas, en una herramienta poderosa.
Hay muchas actividades donde esta necesidad de configurar proyectos colectivos es clara. Por poner un ejemplo, el desarrollo del turismo presenta, en San José, un atraso notorio. Hemos quedado rezagados y las oportunidades pasan por el departamento… pero siguen de largo. 75 u 80 km. de costas sobre el Río de la Plata ofrecen 3 playas con infraestructuras deficientes. No hay ni un solo hotel y hasta donde conozco, ningún restaurante de buen nivel. En lugar de altísima concurrencia como Kiyú, que este verano «explotó» según expresión de los medios locales, ni servicios higiénicos mínimos se ofrecen.
El turismo construye oportunidades de desarrollo endógeno muy interesantes, requiere integración, cooperación entre los diferentes actores, planificación de mediano plazo… Un proyecto para el departamento  y políticas de relacionamiento que lo promuevan.
Cuando se presentó la oportunidad de obtener financiamiento de la Comunidad Europea, el intendente –a último momento- no firmó aquel proyecto. El Dr. Hugo Ceretta renunció y se llamó a silencio.
Fue algo más que una oportunidad perdida. Demostró como no se debe gestionar el desarrollo local, fue el paradigma de la mala administración local.
Los temas que tienen que ver con programas de gobierno incluyen los sueños y el futuro, deberían convocarnos a todos. Estas páginas están abiertas para ese debate.

Vivir bajo el puente

Un peluche acompaña el sueño a la intemperie.

Este 24 de diciembre Édison, Sandra y sus tres hijas,  se quedaron en la calle. Primero alquilaron pero la cosa se complicó y el viernes pasado terminaron instalándose bajo el puente de la Picada de Varela.

ALEJANDRA FUENTES

Los visitamos el lunes de tarde. Édison nos esperaba para contar, más que su historia, la desesperación por revertir la realidad de su familia.
Mientras conversábamos, se oía el griterío de las nenas (8, 7 y 5 años de edad) que, entre carcajadas, se bañaban con agua y jabón junto a su mamá.
Sandra trabajaba en los prostíbulos y Édison cumplía tareas de vigilancia y colaboraba con uno de los dueños de los locales, también en la zona: «… pero ya resolvimos que ella no salga más y yo necesito trabajar en forma urgente. Yo hago lo que sea: changas… Trabajé en una panadería pero ahora no (…) Necesito algo seguro para sustentar a mi familia».
La ropa sobre una caja grande de cartón y las cuchetas de las nenas armadas y tendidas, se dejan ver por entre un nylon blanco con el que Édison rodeó el ‘campamento’. Un osito de peluche, envuelto en una camperita de niña, descansa sobre una cama. Una garrafa chica sirve de cocina complementaria, porque la mayoría de las veces, se busca leña y se arma un fueguito (hay que cuidar el gas que queda).
De repente, los gritos de las nenas «¡Alejandra, viniste! Interrumpen la conversación: «Mirá, oleme el pelo», me dice la más grande. «Yo les dije que era cierto que venía Alejandra, que nos íbamos a bañar antes para recibirla», dijo su madre.
Sandra sonríe pero su cara lo dice todo. Mientras desenreda el pelo de la mayor, me dice bajito «ellas están contentas, piensan que estamos de campamento por las vacaciones»; «todos los días nos preguntan si nos podemos quedar un día más» «…el otro día vino una señora y les regaló una cañita de pescar a cada una y quedaron enloquecidas».
Jenny, la más pequeña, insiste con mostrarme cómo pesca.
Édison observa el panorama. Ve las ronchas que los mosquitos han dejado en los cuerpos de sus hijas, menea la cabeza y continúa explicando: «Yo me encuentro en esta situación y hasta me pongo a llorar; no sé que hacer». Recuerda que meses atrás hizo campaña por el Partido Nacional, «por la 22, porque habían puesto el comité que vos viste en el barrio y había esperanza de que nos ayudaran. Pero a mí nadie ha venido a darme una mano, a decirme si preciso algo, cuando participé en todas las caravanas y estuve cuando pedían algo. Hasta ahora, lo único que he recibido son ‘cuentos’ de parte de gente que está en el gobierno departamental (…) La única solución que me dieron es el Comedor Municipal, pero te volvés y no hay nada más. Yo tengo que trabajar en lo que sea. No me asusta nada si se trata de que mis hijas estudien y tengan una vida digna» (actualmente ellas están inscriptas en la Escuela Nº 51).
Ha sido una suerte. ¿Hasta cuándo?
Édison sabe que una simple llovizna con algo de viento empapará sus escasas pertenencias y lo fundamental, pondrá en riesgo la salud de su familia.
Al alejarnos del lugar, la realidad aún nos acompaña.

Quien pueda darle una mano a Édison y su familia, deberá comunicarse al celular 098881688. Viene bien todo.

"Veni Ale, mira la carpita que tenemos pata jugar: ¿Tegusta?"

Contribución Rural: ¿un ajuste desmedido?

MARIANO ALBISTUR, vicepresidente de APL - San José.

El Poder Ejecutivo aprobó un aumento del 35% en la Contribución Inmobiliaria Rural y desató la protesta de varias
gremiales agropecuarias.
En San José, esta medida aún no ha sido evaluada por APL, dijo Mariano Albistur, vicepresidente de la gremial, a San José Hoy.

ALEJANDRA FUENTES

El 30 de diciembre del 2009 se decretó el ajuste de los valores reales de los inmuebles urbanos, suburbanos y rurales del país.
Ese ajuste, sobre el valor del año 2008, «significa un incremento del 60% si se toma en cuenta la baja del dólar durante los últimos meses», afirma un informe elaborado por el contador Jorge Dos Santos, especialista en liquidación de tributos rurales. (El Agro.com)
Albistur admitió que lo que sabe es por la Prensa: «Seguramente en la próxima reunión de Directiva (ayer) se tratará y es lo más probable que se haga estudiar por los idóneos en el tema». Como productor rural, tiene su opinión: «Ese 35% va en contra de todo lo que se habló en la campaña preelectoral de fomentar la producción del campo. Esto pega muy fuerte, especialmente en el productor chico. El de mayores recursos, el que paga impuesto a la renta, puede deducir estos impuestos del total de lo que tiene que pagar, pero los productores chicos no tenemos esa posibilidad, debemos pagar directamente».
Sobre la situación del sector, detalló: «Todavía para nosotros los valores de la leche no son suficientes para cubrir los costos en muchos casos. La gran mayoría está en el límite y además, arrastramos una deuda (por ración y semilla cuando la seca) que si bien tenemos dos años de gracia y tres para pagarla, es una deuda que hay que saldar (…) Aunque quiero aclarar que hubo apoyo de este gobierno, como nunca había habido».
Estima que de los socios de APL son, un 90%, pequeños productores y el 60% posee menos de 50 hectáreas. Albistur advierte que la exoneración por las primeras 50 hás. (Coneat 100) no la tienen todos. Hay que hacer los trámites, tener los papeles de la propiedad al día, y los predios arrendados pagan contribución por toda la extensión.
Este incremento del 35% fijado en pesos, significaría en dólares un incremento del 68%, que es la moneda con la que trabaja el campo, afirma El País (22/01/10).
En la Intergremial de Productores de Leche se hará un análisis profundo «… nuestros precios son en dólares. Si tenemos un 30 o 40% de producto que se vende en el mercado interno, tenemos un 60% o 70% en el mercado exterior. Mientras sea mayoría lo que sale, nuestro precio fundamental es el dólar y con su baja percibimos menos pesos por nuestros productos, al mismo tiempo que van subiendo las rentas, los sueldos, la luz y todo lo que sube, que no acompaña al precio del dólar», dice Albistur.
-¿Con este aumento paga más el que tiene más?
«No, pero rendirá a las arcas de las Intendencias. En definitiva el productor grande, que paga su impuesto a la renta, deduce este impuesto; así que por lo tanto no pagará más sino lo que corresponde de acuerdo a sus ganancias», respondió a SAN JOSÉ HOY.
El dirigente local añade que el mercado de tierras ha sido modificado fundamentalmente por la Agricultura, que ha contribuido a que el precio de la tierra se incremente notoriamente «… este sector se viene expandiendo rápidamente. Los agricultores se vienen de Argentina a arrendar campos y eso le da un valor a la tierra muy superior. Los lecheros, los ganaderos, estamos sujetos a los precios en dólares y en la medida que existe atraso cambiario, a nosotros se nos perjudica».
Había un fuerte desfasaje entre la evolución del valor del patrimonio gravado y los ajustes por IPC que se venían aplicando.
El aumento impacta, pero no refleja toda la valorización de la tierra en pocos años.
Albistur aporta: «Me parece que hay cosas que deben ir separadas. El precio de la tierra puede no ser real para lo que es la producción lechera. Un productor no puede pensar en comprar tierras a pagar con su producción. Puede comprar el productor grande y comprar fracciones chicas, las que sí podrá solventar con poca producción».

Justicia social, también en el campo
A su entender, una forma justa para que el hombre rural pague sus tributos -y confiesa volverse «algo idealista» al contestar- sería «en base a la rentabilidad de cada productor. En el caso de la Lechería sería bastante fácil, porque habría que revisar todos los costos y pagar en consecuencia. O de lo contrario, que se ajustara todo lo que es impuesto de acuerdo a lo que sube la materia prima de lo que produce ese productor».

Conversamos en la gremial. A la salida, tres obras de Albistur adornaban el salón central. «La del medio la pinté por el 90’, 92’, haciendo énfasis en los tributos. En ese tiempo el panorama era difícil para el productor. Teníamos poca rentabilidad, los tributos eran muchos y el pequeño productor no podía pagarlos y mantener su familia (…) Los hijos terminaban yéndose y el matrimonio, ya viejo, cuando ya no podía trabajar más vendía el campito y se mudaba a los cinturones de la ciudad».
– Con la realidad de hoy ¿podrías pintar el mismo cuadro?
«No,  desde hace tiempo se ve el interés por aplicar políticas que mantengan a la familia en el campo (…) Pintaría otro cuadro, con más esperanza, aunque todavía sin solución».


Verano en Boca del Cufré

Los fines de semana, Boca del Cufré se llena de gente. El camping no da abasto y muchas personas optan por acampar en el arroyo o en la zona de pinos por donde se accede a la playa, en lo que vendría a ser la rambla (natural), aunque se supone que ahí no está permitido acampar…
Los alquileres están totalmente colmados, aunque quedan algunas casas libres para  la segunda quincena de febrero. Se aconseja reservar ya mismo porque la demanda es grande.

Domingo caluroso… Día especial para hacer playa.

ESTELA SELLANES

Las familias eligen la Boca por su tranquilidad. Los jóvenes, porque todos los viernes, sábados y domingos hay música en vivo en los paradores y este año se instaló Transs, con su Transs Beach, en una enorme carpa blanca, casi a la entrada del balneario.
Lo bueno es que en Cufré se puede hacer de todo. Caminar por la playa (hay kilómetros y kilómetros de arena limpia y agua dulce para disfrutar), pescar, navegar, jugar al fútbol, al volley, hacer un fueguito y asar un poco de carne o cocinar unas pizzas a la parrilla.
Los médanos y los pinos son una característica especial del lugar. Salir de caminata para sólo escuchar el viento y los pájaros, es una actividad totalmente recomendable, sobre todo para quienes tuvieron un año estresado.
Quienes tienen posibilidad de recorrer el arroyo en bote o lancha, pueden conocer otro de los principales encantos de este lugar de San José.
Como todos los años, éste sorprendió a muchos turistas con una nueva obra. La novedad fueron los baños que se construyeron en la playa, en una de las bajadas del medio.
La gente comenta que se está pensando en ampliar un poco más el balneario y hacer algunas otras bajadas porque la playa ya está quedando chica para la cantidad de turistas que la visita.
En los fines de semana los vehículos se amontonan, buscan cualquier espacio libre para estacionarse, con sombra o sin sombra… Todo vale cuando el lugar es escaso.
Ir a la panadería (la única en el balneario) por la mañana, implica comerse una cola de media hora. Pero si se va a mediodía, es probable que ya no quede pan y ni rastro de los bizcochos con los que se pensaba acompañar el mate… Pero no importa, uno está de vacaciones y por tanto de buen humor, dispuesto a disfrutar, como sea.
Otra de las novedades  es que funcionó una peluquería y también un local de alquiler de DVD. Y como siempre, los puestitos de vendedores ambulantes, que ofrecen variedad de productos. Todo o casi todo, uno lo consigue allí: desde pinzas para el pelo, broches, caravanas, bolsos, ropa, lentes de sol, churros, copos de nieve, hasta quesos y mermeladas… A eso se suman los carritos, o algún medio tanque improvisado afuera de algún almacén, con chorizos caseros al pan para los veraneantes.
No faltan los lugares de venta de tortas fritas y pasteles… Esos son la «perdición», y después uno se pregunta ¿cómo es que peso tres kilos de más? Por eso, en verano, también se recomienda caminar y caminar…
Para los chicos y jóvenes están los locales para jugar al pool, las maquinitas y el tejo… Para quienes prefieren comer pescado, pero no les gusta pescar, siempre está a mano la pescadería, donde se consigue sábalo, patí, pejerrey, carpa y dorado… según la suerte del pescador.
Los precios de los alquileres varían, de acuerdo al tamaño de la vivienda, la comodidad que ofrece y su ubicación; por lo general van desde los $500 y $600 por día, hasta los $900.

El camping
De lunes a viernes, el camping tiene un costo de $200 por parcela. Pueden entrar hasta cinco personas; una sexta persona pagaría $20 más. Hay además una promoción: el precio por sábado y domingo, es de $350.
Las parcelas miden 5 x 4 metros y están insertas dentro de una manzana de camping, con pinos. En total hay 110 parcelas. El camping es un predio municipal. Según Ana Laura Rodríguez, encargada, se accede a la administración del camping a través de una licitación.
Cada acampante tiene derecho a las duchas de agua caliente, de 20 a 23 horas. Los baños y duchas de agua fría están a disposición durante todo el día. Hay luz eléctrica y toma corrientes para que la luz llegue a todos los campamentos. Se recomienda llevar alargues. Además hay 20 parrilleros (medios tanques), que se comparten entre todas las parcelas.
«Los fines de semana acá nos quedamos sin espacio; intentamos acomodar a la gente en cualquier lugarcito que quede», dice la encargada.
El camping cuenta con sereno desde las 23 hs. hasta las 8:00 de la mañana. Además hay policías para tranquilidad de los veraneantes y servicio de limpieza durante todo el día en los baños.

Los paradores
Ariel Hernández, responsable de Heladería Tropical y del Salón Tropical dice que «el movimiento hasta ahora ha sido muy bueno». «Esperamos mucha gente para los fines de semana siguientes».
El domingo, con el auspicio de Heladería Tropical, hubo un encuentro de Tuning en la Boca. Se esperaban más de 50 autos y 200 personas para que exhibieran los diferentes modelos, luces y audios. Los mejores audios recibieron sus premios. Hubo más de quince premios para entregar.
En Heladería Tropical hay música en vivo y almuerzo show todos los domingos. A las excursiones se les ofrece un paquete especial, para eso tienen que llamar para coordinar, al 0340 9344.
«El fin de semana pasado deben haber venido a la playa alrededor de 10 mil personas y este fin de semana se esperan más. Yo espero tres excursiones, pero seguro vienen unas 10. Entre sábado y domingo yo atiendo unas 500 o 600 personas que comen acá; desde las 12 hasta las 17 hs. estamos a full».
Hay heladería, chivitería y parrillada. También se ofrecen pastas caseras y pizza a la pala. «Los precios son totalmente normales: una parrilla completa, con ensalada, tomate y lechuga sale $150; una cerveza $70; un plato de ravioles con tuco $60; los refrescos de litro y cuarto $50…»
«La gente está muy conforme con la comida. Acá a la gente se le muestra la carta y cada uno come de acuerdo a su bolsillo… Siempre contamos con el tiempo, si el tiempo está bueno, viene muchísima gente. Ahora no es como antes, antes venía la gente y se quedaba dos semanas, ahora no, ahora se opta mucho por los fines de semana, viernes, sábados y domingos. Mucha gente de Montevideo…»
Para el mes de febrero, en Carnaval, Heladería Tropical tiene pensado organizar la elección de la Reina de Boca del Cufré.
El parador del Club Náutico y de Pesca está a cargo de los hermanos Claudio e Iván Sellanes. Este año, la novedad es que el parador cuenta con un nuevo parrillero en la entrada del Club. Como en años anteriores, hay música en vivo todos los fines de semana, con entrada gratuita y pantalla gigante.
También se  reciben excursiones todos los fines de semana. Las coordinaciones se realizan a través del teléfono 0340 9014.
«Los fines de semana viene abundante gente. El tiempo nos ha acompañado, lo que es fundamental en el verano… Acá además tenemos cancha de vóleibol y siempre está lleno de gente».
Los precios son muy similares entre un parador y otro: «los refrescos de litro y cuarto están a $50; las pastas $70; $110 el asado, igual que el chivito canadiense; el chivito común sale $85».

FAMILIA PUENTES, de Montevideo.
Este año decidieron acampar, por primera vez, en Boca del Cufré: «Nos enteramos del balneario por televisión, por el canal 5, donde hay mucha propaganda. Mi madre -cuenta una de las mujeres- ya había venido muchas veces en excursiones; yo he ido a muchos campings y como acá no conocía, tenía ganas de venir. El domingo pasado habíamos ido a Blancarena, más adelante, en el Km. 118 y cuando volvíamos vimos el cartel de Boca del Cufré y pensé: ‘tengo ganas de conocer’ y nos largamos. La verdad que es muy lindo, nos gustó mucho…».
«El camping está cerca de la playa, la iluminación es muy buena y los servicios están muy bien. Aunque las parcelas son muy chiquitas… Se puede ir a pescar, que me encanta. Recién fui a la escollera y se ve que está lindo para tirar algún anzuelo desde allí. En un rato pienso ir…», agregó el hombre de la familia.
Alquiler de DVD
LAURA PEREYRA tiene un local de alquiler de DVD en San José, en Manuel D. Rodríguez esquina Misiones. Este verano decidió instalarse en la Boca. Frente al camping, funciona el local que permanecerá abierto hasta el 5 de febrero.
«Ha sido una novedad. La mayoría de las casas tiene DVD, otra gente trae… Me está yendo bien», dice Laura.
El alquiler de películas, de lunes a jueves, tiene un costo de $50 dos películas. Los fines de semana se alquila una por $50. A la gente del camping se les ofrece unos DVD portátiles con dos películas, por $140, por 24 horas de alquiler.

FAMILIA NÚÑEZ: Carlos y María, de Aguas Corrientes.
«Hace tres años habíamos venido y decidimos volver porque nos gusta, por la tranquilidad… La playa es muy linda, la comodidad que nos brinda y la gente también. La verdad que no se puede comparar con el Este. Acá por suerte hacemos el churrasco, nos podemos ir a bañar, volvemos y está…
Sólo traemos una carpita, no nos complicamos mucho con la carga… ¿Para qué traer demasiado si acá nos brindan todo? Está todo en precio, todo accesible.
Generalmente uno come asado, chorizos y pescado. El pescado acá se compra muy barato. Ya compré para llevar mañana, cuando me vaya…
Lo más lindo de acampar es la tranquilidad… el aire. Acá todo es muy lindo. Armar el fueguito está bueno. Los vecinos ya nos conocemos todos. Uno se relaciona enseguida…
Pensamos volver el año que viene, porque acá se hacen amistades. Los vecinos de aquel campamento (señala una de las carpa cercanas) van a ir a Aguas Corrientes a conocer; van a ir a casa a comer un asado. Nos hicimos amigos…»

De peluquería…
DIAMELA VIÑOLES instaló una peluquería en la Boca. Diamela tiene un salón en San José (Estética Integral) y otro en Ecilda Paullier (Tu Peluquería Top); trabaja junto a su marido: «Tuvimos la idea de instalarnos acá porque veíamos el crecimiento del balneario. Como a mí me encanta todo lo que es la estética, pensé, ¿por qué no poner algo para damas y caballeros? Un salón unisex… Fue un desafío, como un plan piloto… La gente acá nos dice que fue una buena idea. No sabíamos cómo iban a responder. La verdad es que todo ha sido muy positivo. Abrimos el 1 de enero y nos vamos el 31 porque estamos alquilando y la idea era probar un mes… Me gustó la idea de ofrecer un servicio para toda la familia y la respuesta fue mucho mejor de lo que pensé… Se trabajó muy bien todos los días. Mis expectativas fueron colmadas».

Los nuevos baños sobre la playa. Afuera tienen duchas para quitarse la arena antes de volver a casa o al campamento. Aunque, un poco de arena, después de todo un día de playa, seguro no es ninguna molestia.