Un futuro lleno de esperanzas

Araceli Rodríguez dispuesta a sumar su esfuerzo para ganar, San José también en mayo.

La entrevista conjunta a tres de los posibles candidatos frenteamplistas a la Intendencia Municipal, no pudo ser. Araceli Rodríguez, reconocida Médica Pediatra, contestó nuestras preguntas con posterioridad y el diálogo derivó hacia los temas de su actuación y sus desvelos.
Ha desempeñado el cargo de Directora Departamental de Salud desde el comienzo de esta administración gubernamental. Esa experiencia la lleva a afirmar con contundencia: «Si la política nacional no encuentra la instrumentación local, no se aplica; aunque sea ley. Por lo tanto, en lo departamental, se deberá trabajar en armonía con las políticas nacionales.»

-¿Cuál es tu imagen de San José en el año 2015?
– A mí me gustaría un Departamento que estuviera integrado al país. Desde este cargo que desempeño hace unos años, he comprobado cómo la gente de otros lugares pregunta por San José como que fuera ‘La República’ de la que hablaba Omar Gutiérrez. Como si San José tuviera particularidades que lo hicieran muy distinto. En tanto que en este país tan chiquito es bueno ubicarse en la realidad. A mí me gustaría que no quedáramos aislados de lo que son las políticas nacionales, sobre todo basadas en las políticas sociales que ha llevado adelante este gobierno y de las que nuestro departamento no ha participado.
-El desarrollo local tiene una dimensión de salud insoslayable.
– Nos tocó vivir un momento especial, que ha sido el de la reforma de la Salud en San José. Esa reforma tiene la línea nacional y no tiene que haber cambios esenciales, -más allá de la adaptación – en un departamento o en otro. Es cierto que no hemos podido lograr la verdadera participación social. El tema de la organización de usuarios, se ha impulsado, se va organizando, va a llevar su tiempo, pero las características de San José han hecho que a veces no se pueda avanzar todo lo que la reforma pide
-¿A qué lo atribuyes?
-A veces parece que la gente espera siempre que se le haga algún favor. Obtienen las cosas sintiendo que es un beneficio que le dan y no un derecho que tienen y que pueden y deben ejercer.
-Tener salud implica muchas cosas…
-Hay cambios en la sociedad, con altos niveles de competencia, de vivir apurados. Mecanismos que hacen que se logren las cosas por caminos que llevan a la corta o a la larga, a problemas de salud. Por eso debe abandonarse el camino del pedido individual y debemos ir, por ejemplo, a funcionar como lo hacen las comunas que aplican el Presupuesto Participativo. Es un debe que tiene San José para con su gente porque las políticas departamentales o locales forman parte de una cultura. Ojalá este sistema nuevo permita que la gente plantee de acuerdo a sus necesidades o a sus convencimientos. Por ejemplo, en Mal Abrigo se hizo el primer taller de auto diagnóstico de la Policlínica. Ni pensaban en temas como un CTI. Con total acierto, se planteaban las necesidades concretas de horarios de médicos, especialidades, medicamentos, etc.
– La  gente ¿se anima a decir lo que realmente quiere?
– A veces sí. Pero en parte ha perdido esa capacidad de generar a partir de su propia inquietud.
-¿Cómo ves mayo?
-Bien. Con esperanzas porque el gobierno nacional ha mostrado una forma de trabajo que ha quitado muchos temores y ha generado confianza en que los problemas se pueden solucionar. Se contrapone a esta forma que se da en el departamento, que ha sido diferente.
-Por ejemplo: ¿tú necesitas las peatonales?
– En cuanto a las peatonales en sí, no me ha afectado porque no tengo mucho tiempo, por ahora, de disfrutarlas. No me desagrada una peatonal. Pero creo que en San José había otras prioridades y que debió hacerse muchas otras cosas antes. Como por ejemplo, en Ciudad del Plata.
– Hace un tiempo ví, en Ciudad del Plata, unos asentamientos cerca del vertedero municipal. No sabía que existían.
– Y es que ‘oficialmente no existen’. No eran considerados como asentamientos por las autoridades locales y por eso no se atendía esa problemática de la misma forma que en otros lados. A través del Mides se comenzó a asumir el tema.
-Ciudad del Plata aparece lejos, como aparte.
-Sí. Muy aparte. Se puede ver eso en muchos ejemplos. Se construyó un nuevo sanatorio (privado) y hay un convenio con ASSE para que ‘todos’ los niños de la zona nazcan allí. Sin embargo ¿dónde se anotan esos niños? En Libertad.
Se la transforma en Ciudad del Plata y aparecen con más claridad todos los servicios que faltan para una ciudad, para su población  Debemos actuar de acuerdo a la necesidad. Por eso para mí es prioridad atender estas cosas y no las peatonales.
Es tema de convivencia, de solidaridad; es el concepto básico de la misma reforma tributaria. Si somos un departamento, lo recaudado en otras zonas más pudientes debe volcarse en las más pobres.
Cada lugar tendrá su fortaleza. Pero no es buena cosa que se centralice alrededor de la plaza. Los barrios tienen mucho para trabajar, para dar, para valorarlos como tal. En ese «darle la espalda al agua» que nos caracteriza, la zona del río no ha sido vista como residencial, tal vez por las inundaciones. Pero no puede ser solo zona de hacer ladrillos.
-El río ofrece oportunidades, pero también genera problemas.
-Cuando en el 2005, estando en la Dirección de Salud, tuvimos un brote fuerte de hepatitis la gran mayoría tenía que ver con las zonas aledañas al río. Hay muchos pozos negros con robadores que van al río. Hay trabajo para hacer con la OSE y también de educación y concientización. La educación, como siempre, tiene mucho para decir en este caso. Pero las directivas municipales no pueden ser contrarias a las generales.
-¿Qué te gustaría cambiar de las políticas municipales?
-Sólo algún ejemplo. En las políticas sociales de la Intendencia no hay nada para el adulto mayor. Hay que generar actividades para ellos. Con el tema de la mujer, no tenemos nada a nivel local. El tema género se ha trabajado muy poco acá. Género, adulto mayor y adolescencia son temas casi ignorados.
En el 2005 cuando salió el decreto de cesación de humo de tabaco o de Uruguay libre de humo de tabaco, la Ministra vino para que también se firmara aquí. Sin embargo, aunque la Intendencia tiene un cuerpo inspectivo, nunca, nunca han participado de controles sobre la prohibición de fumar en lugares cerrados. Lo mismo podemos decir de los accidentes y de la instrumentación de la Ley que está vigente (uso de casco) y que aquí no se aplica. «Al Intendente no le interesa la gente», dijo el Presidente de UNASEV. En otros sitios se ha instrumentado, han hecho estudios estadísticos y se buscan las formas de evitar daños mayores.
Descentralizar las políticas nacionales no es intentar políticas propias, que van además en contra de lo que se ha avanzado en el conocimiento y en la aplicación de políticas públicas generales.
Si pensamos en el deporte: Ni el pasto le cortan a la Plaza de Deportes.
La política nacional se interfiere con los incumplimientos de las cosas prácticas, reales, directas. Eso afecta la famosa calidad de vida de la que tanto se habla. La salud es mucho más que la asistencia.
-Es curioso que aunque sea Ley, acá no se aplica.
-Este feudo es impresionante. O era.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: