Trabajadores marcharon en apoyo a sus pares de La Josefina

La marcha subió por calle treinta y tres, pasó por el centro y terminó con un acto en la Plaza Artigas.

A las 19:30 hs. del martes partió, desde la planta de La Josefina, una marcha organizada por el Plenario de Trabajadores Maragatos (PLETRAMA) en apoyo a los trabajadores de la empresa láctea que ya lleva más de 40 días de ocupación.

ESTELA SELLANES

La marcha pasó por el centro de la ciudad y terminó en la Plaza Artigas donde se leyó una proclama.
Participaron representantes del sindicato de obreros del frigorífico (Sofrim), del sindicato de Ute (Aute), la Asociación de Funcionarios de la Lucha Antituberculosa (Afla), el gremio de la Policía, Adeom, el gremio de Conaprole, Mi Granja, La Unión de asalariados, trabajadores rurales y afines (Unatra), el Comité de la Untmra en Leb, el gremio de los profesores de secundaria y el de funcionarios de la Asociación Médica (Sifam). De fuera del departamento participó el sindicato de empleados del matadero de Rosario (Semar). Todos acompañaron al sindicato de trabajadores de la industria láctea Yormil S.A. (Stilysa).
Repartieron volantes. «Los trabajadores maragatos sindicalizados marchamos en apoyo a los trabajadores de «La Josefina» que llevan más de 30 días de ocupación. Marchamos para denunciar la burla que ha hecho nuestro intendente con sus «milagros maragatos». Marchamos por una sociedad sin explotadores ni explotados», decía la inscripción.
En un escenario montado en la Plaza Artigas, se leyeron las proclamas. Un cartel anunciaba: «Nunca más a los milagros maragatos».
El primer orador fue Richard Perdomo (Sofrim), que recalcó el derecho de los trabajadores a sentir, pensar y expresar, y a que se los escuche. Dijo que no era política partidaria por lo que se estaba allí, sino para hacer referencia a qué país tuvimos, qué país tenemos y qué país queremos, además de transmitir al resto de la ciudadanía la realidad que viven los trabajadores.
Virginia Chamorro habló en representación de los trabajadores de La Josefina y contó la historia desde que inició Yormil S.A., los primeros días del año, avalada y declarada de interés departamental por el Intendente Juan Chiruchi y proclamada como otro «Milagro Maragato».
Habló del “pésimo manejo empresarial” y de la “intransigencia de empresarios y mandos medios”, lo que llevó a la formación de Stilysa. Recordó que a pocas horas de organizarse, dos trabajadores fueron despedidos. Señaló que la planta fue abandonada por su dueño y los obreros tuvieron que encargarse de su cuidado.
Para finalizar, hablaron dos representantes del sindicato de obreros del frigorífico, Mauro Ruiz y Álvaro Silva. Reclamaron trabajo digno, decente, con condiciones justas y con la tranquilidad de que no existan empresas fantasmas.
“No queremos que gobiernen quienes nos destruyen… que permitan que los capitalistas hagan y deshagan a su gusto”, dijeron en referencia a los anteriores gobiernos.
Recordaron cuando Lacalle asumió la presidencia en 1990, dejando de convocar a los consejos de salario: “Nos arrebató la herramienta fundamental que tenemos los trabajadores y nos condenó al hambre los años siguientes”.
Recordaron que cualquier intento de sindicalización era desbaratado y le seguían los despidos. Hablaron de los salarios que cayeron; recordaron el despido de dos compañeros y el paro de 40 días de los trabajadores y la falta de ayuda de las autoridades locales. También recordaron cuando la Ministra de Trabajo de aquel momento, Analía Piñeyrúa, ni siquiera los recibió y hablaron de otros tantos trabajadores despedidos.
A fines de 2004, cuando se comenzó a formar el sindicato, «la patronal despidió a dos de sus impulsores». «Algo estaba cambiando y el sindicato siguió en pie», recordaron. Luego, las represiones comenzaron a disminuir.
El Frente Amplio ingresó al gobierno y “marcó reglas claras a los nuevos capitales”; “el Ministerio de Trabajo ahora sí amparó a los trabajadores”; “por primera vez vimos un Ministerio justo”, que “equilibró la balanza, que antes había estado siempre a favor de los empresarios”.
Destacaron que el frigorífico procesa la misma cantidad de reses que antes, pero con más del doble de los trabajadores: de 300 obreros pasó a 650, mejorando notoriamente los salarios. Dijeron que la nueva empresa cumple con la ley y que se han recuperado una a una las mejoras de las condiciones de trabajo.
“Hoy estamos acá por una sociedad más justa”, dijeron. Pidieron a los trabajadores que formen sindicatos en cada empresa.
Para finalizar hubo un espectáculo artístico, que cerró con la actuación de Sociedad Anónima.

Justo al inicio de la marcha llegó hasta la planta de La Josefina un nuevo inversor interesado. Los trabajadores se vieron sorprendidos porque no sabían nada de la visita. Junto a dirigentes de Stilysa, que estuvieron acompañados por su asesor jurídico, los interesados recorrieron las instalaciones para constatar el estado de la maquinaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: