La quesería artesanal familiar se siente discriminada

Hoy viernes, de 10 a 17 hs., se realiza en el Hogar Católico un encuentro de grupos del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca, donde participan especialmente grupos de Uruguay Rural.
En esta oportunidad también participará la Unión de Queseros Artesanales Familiares.

Estela Sellanes

Si bien la mayoría de personas que integra la Unión de Queseros Artesanales Familiares forma parte de algún grupo de Uruguay Rural, hay quienes no pertenecen a ninguno y vieron en UQAF la posibilidad de empezar a trabajar en conjunto y salir adelante.
«Hoy por hoy, la quesería artesanal familiar no está representada por nadie y siempre hemos sido discriminados de la quesería, que apunta a los productores mayores de 300 litros y con mirada a la exportación», dice Rosario Álvarez, integrante de UQAF.
UQAF se formó hace poco más de un año. La primera reunión del grupo se realizó en julio de 2008. El 14 de marzo de este año se formó la comisión directiva y se le asignó el nombre.
Lo integran 60 familias, pertenecientes a las zonas de Laurel, Pavón, Bella Vista, Estación González, Jesús María, Manantiales, Pantanoso, Colonia América y Cerro.
Producen desde 40 a 200 litros. «Por eso nos hemos sentido muy dolidos cuando se hizo la línea divisoria entre los 300 para arriba. Los 300 para abajo parecen no existir; a veces se acuerdan de nosotros, como para decir que existe una quesería artesanal».
A su vez, Álvarez explica que en la Mesa del Queso hay personas que representan a los queseros artesanales, pero poco tienen que ver con ellos: realizan una quesería semi-industrial; no tienen una quesería en la que trabaje la familia productora sino que tienen empleados; utilizan un mecanismo mecánico para hacer el queso y sacar la cuajada.
Sin embargo, en la quesería artesanal familiar «no hay tachos de acero inoxidable, se hace todo en forma manual, se saca la cuajada a mano; los tambos tienen pisos pero no tienen las paredes lustradas…». «Hay muchísimas carencias que nos diferencian», dice Álvarez.
La Mesa del Queso aportó con charlas de buenas prácticas en el año 2007, recuerda. «Esas charlas fueron muy buenas para las productores familiares; nos concientizaron de una cantidad de cosas que hacíamos mal, pero después quedó todo como en la nada; nos dieron las charlas y nos dejaron solos”.
El año pasado les ofrecieron cursos de buenas prácticas de manejo del agua, pero -según Álvarez- «fueron un fracaso, porque la mayoría de los productores no teníamos agua ni para el consumo humano, entonces era como una cosa tan contradictoria… nos decían cómo había que lavar, cuál era la higiene… Fue bastante chocante tener que estar viendo eso cuando teníamos que hacer malabares para ahorrar un buche de agua».  

Apoyos y falta
de apoyos

UQAF tiene muy buena relación con el Ministerio de Ganadería; el grupo colaboró activamente en las operativas de sequía, con la distribución de ración y semilla.
La Unión cuenta con el apoyo técnico del Ingeniero Miguel Piñeiro, quien los asesora para su organización.
En este momento están abocados a trabajar por la sanidad animal; aspiran a tener el rodeo «totalmente saneado». El Ministerio de Ganadería ofreció tuberculina y rosa de bengala; el grupo se tiene que hacer cargo de la brucelosis y debe sacar los carnés de salud y realizar los análisis de agua.
Enviaron notas a la Intendencia solicitando el apoyo para los productores, para que puedan hacer en forma gratuita los carnés y los análisis de agua, pero nunca obtuvieron una respuesta formal. «Lo único que sabemos, por una reunión que se hizo el 18 de setiembre en Nueva Helvecia, por Mercedes Antía, es que los iban a aportar, pero nosotros oficialmente no tenemos nada concreto», dice Álvarez.

Ventas
y aspiraciones

Los queseros familiares integrantes de la Unión venden en forma individual. Tienen a sus compradores que van al propio predio o venden en las ferias de Juan Soler, Ecilda Paullier o Nueva Helvecia. No descartan, en un futuro, poder vender en forma conjunta. «Esperamos afianzar el grupo, que se consolide y que tenga mucho más fuerza».

Anuncios

One Response to La quesería artesanal familiar se siente discriminada

  1. cesar araque says:

    me parece muy practico este tipo de articulo que se relaciona mucho con mis actividades de trabajo. Soy funcionario publico adscrito al INIA de Venezuela. Gracias y reciban mis mas sinceras felicitaciones

    Atentamente Cesar Araque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: