Hacia un segundo gobierno

7

 

El lunes 12, comenzando al final de la tarde y hasta bien avanzada la noche, el Frente Amplio presentó sus candidatos a la diputación, en un escenario montado frente al comité «Paco Espínola», con una buena presencia de público que se ubicó sobre la Plaza 4 de Octubre.
Junto a los breves discursos individuales, en una pantalla gigante, se vieron escenas de la campaña electoral nacional y actividades puntuales en San José. Hubo cierre musical -guitarrístico- con Sebastián Díaz y ‘chas chas’ de tamboriles.

8

 

Alejandra Fuentes

Más de doscientos frenteamplistas participaron del acto donde todos los candidatos manifestaron plena confianza en que el FA asumirá su segundo gobierno, además de ganar en primera vuelta.
Asimismo apoyaron la anulación de la Ley de Caducidad (papeleta rosada) y el Voto Epistolar (papeleta blanca), que mantendrá el derecho al voto para todos los uruguayos.
El primer orador fue Walter De León (Lista 6091001); de forma muy entusiasta y asegurando la victoria, resaltó que hoy más que nunca se debe trabajar con los indecisos «esa es la clave para ganar el 25 de octubre». Enumeró ventajas del actual gobierno y exhortó a redoblar el esfuerzo de la militancia porque el FA es «el Partido del futuro».
Y añadió: «Somos la fuerza que construyó la unidad de la izquierda y eso es fundamental. Esa unidad costó mucho en la historia del movimiento progresista del Uruguay, cosa que otros países latinoamericanos nunca lograron. Esto es una herramienta a conservar (…) Somos un Partido que ha pagado un costo altísimo: con exiliados, desaparecidos, torturados, muertos… y aún así el FA sobrevivió y creció».
Araceli Rodríguez (Vertiente Artiguista) destacó lo positivo de los actos organizados en conjunto por el FA. Que el fin compartido es lograr un segundo gobierno frenteamplista para seguir profundizando los cambios. Indicó que a los indecisos hay que convencerlos en el sentido amplio de la palabra: «convencer viene de convicción y queremos que así voten todos los frenteamplistas, conscientes de lo que se ha hecho y de las propuestas que existen». Agregó que este gobierno demostró que los cambios son posibles y eso es lo que hay que transmitir. «No hay mejor manera de llegar que esa», dijo. «No está demás insistir con el aumento del trabajo en el Uruguay. Se formalizó y regularizó, incorporándose a los rurales y a las domésticas, algo histórico en nuestro país (…) La Educación, el Deporte en la Educación, el Plan Ceibal, Salud Bucal en las escuelas (…) La reforma de la Salud, con las inversiones de Asse, las 10.000 cirugías de cataratas y mucho más (…) El Mides y sus planes sociales…». Enfatizó también en el trabajo realizado en apoyo a los Derechos Humanos.
Expresó que a los logros cuantificables se suman también otros no menos importantes, como la recuperación de la dignidad de las personas. «Claro que falta muchísimo y hay que reconocerlo. Pero no hay que olvidar que somos una fuerza política inexperiente en gobernar. Pero si a pesar de ello, logramos todo eso, creo que las cosas que tanto reclaman pretenden ‘tapar el sol con un dedo’. Hemos hecho muchísimo en 5 años de gobierno con respecto a 150 años de otra situación».
Julio Callorda (Partido Socialista) hizo hincapié en la unidad del FA. Recordó la frase que Tabaré Vázquez decía el 1 de marzo de 2005: «Queremos un país donde nacer no sea un problema. Donde ser joven no sea ser sospechoso y donde envejecer no sea una condena. Esas palabras marcaron el accionar de este gobierno y tiene que marcar el accionar del segundo gobierno frenteamplista (…) Cuando el 25 de octubre gane el FA y esta plaza se llene de gente, vamos a estar cumpliendo tres responsabilidades: poner el voto tricolor, y además, la papeleta rosada y la blanca». Convocó a los frenteamplistas a reunirse a celebrar el triunfo del FA en primera vuelta. «¡Noviembre no existe compañeros!», dijo convencido.
Juan Carlos Sena (Lista 5005) señaló que en el 2004 nació una esperanza. Que un segundo triunfo del FA le dará «viabilidad» al país. Reconoce hoy a un Uruguay con proyectos «…  un país que ya tiene un modelo que se abre al mundo y sabe hacia dónde va».
Juan Carlos Alfaro (Frente Líber Seregni) se refirió a continuar un camino que comenzó hace 5 años o tomar el camino del retorno; «el volver al país del no se puede». Reconoció que como en toda campaña electoral la derecha apela a ‘los miedos y los cucos de la izquierda». «Decían que si el FA llegaba el gobierno todo el mundo iba a sacar los ahorros de los bancos y se iba a ir al exterior. Ganó el FA y en vez de sacar los dineros, aumentaron las reservas en el Banco Central. Pasamos de 2.500 millones de dólares a 7.600. También se decía que si ganaba el FA se irían los capitales del país y que habría desocupación. Pasamos de 300 millones a 1.200 de inversión. Y en lugar de tener la desocupación de ese momento -13%- hoy bajó a 6,9%. También decían que se iban a llevar a nuestros hijos para Cuba. En eso tenían razón, se llevaron a muchos uruguayos sí, ¡se los llevaron ciegos y volvieron viendo! (…) De 1.200.000 pobres que había en Uruguay hoy quedan 800.000. Todavía quedan pobres e indigentes, pero cada vez menos».
Explicó que sobre inseguridad, el actual gobierno está trabajando y señaló que el próximo deberá asumir el compromiso de profundizarlo. Entiende a la Educación como el principal elemento para recuperar a esos uruguayos.
El último orador fue Pablo Daguerre (Cap-L). Aprovechó para hacer una ‘ayuda memoria’. «No hay que olvidar que el país es de todos. Incluye a los cañeros, los barrios Cementerio, Industrial, Colón y toda la periferia. Pertenecen al departamento y son votantes del FA. Son muchos más votantes de los que el señor Intendente cree. Lo sabemos simplemente porque ahora la gente piensa, reflexiona. Puede leer y pensar mejor porque hemos crecido como personas y no nos dejamos engañar (…) Durante 169 años el gobierno ha sido blanco o colorado ¿Qué hemos obtenido? Delincuencia y poco trabajo». Añadió que el FA ganará y «por más del 53%».

Discurso del Presidente en Zapicán

País seguro
o inseguro

“Uruguay es un país seguro, es el más seguro de la región. ¿Por qué desde adentro algunos quieren convertirlo en inseguro? ¿Para que no vengan inversiones? ¿Para que no venga trabajo? ¿Para que no venga turismo? ¿Para que la gente se queje? ¿Para que haya malestar con el sistema político y el gobierno? Acá tenemos que remar todos hacia el mismo lado. Este es un problema, el de la seguridad, que no lo inventó este gobierno, que no lo generó todo este gobierno, que no es responsabilidad todo, tampoco, de los otros gobiernos anteriores. Es la sociedad en su conjunto que padece estas patologías. Dejémonos de juegos, de echarnos las culpas.”

El docente
reflexiona
con la clase

Con este discurso, el Presidente terminaba su “rendición de cuentas” en contacto directo con las uruguayas y los uruguayos. Quizá por eso lo encaró como una verdadera clase de reflexión, acercándose con anécdotas, sensibilidad y la honestidad de quien no plantea grandes novedades sino conclusiones de trabajo. Para los presentes de la zona: reacondicionamiento de la policlínica, ampliación de horario de la oficina de servicios ganaderos, ambulancia, pago del subsidio a los forestales, auxilio al Banco de Forrajes. Dificultades cotidianas, allanadas.

La seguridad
de vivir
plenamente

Pero, debía pasar a lo general. El tema esperado era la Seguridad pública. Al que encaró con espíritu reflexivo y mucha “cancha”. Filosófico, como para poner más nerviosa a la oposición. Como en “una lección de anatomía”, no se puede estudiar cada órgano -los más y los menos importantes- por separado. “Hay que estudiar en conjunto la temática. Enfocar la temática de la seguridad exclusivamente desde el punto de vista de la seguridad pública, pierde su real dimensión…” Por eso se debe encarar la seguridad ambiental: “si destruimos nuestro planeta de poco vale que tengamos seguridad pública o individual. Sin “seguridad energética” no generaremos riqueza ni podremos iluminar calles y plazas. “Seguridad alimentaria”, pues es también responsabilidad del gobierno que su pueblo coma bien y sano. Ambulancias, médicos, policlínicas, enfermeros, porque la población necesita de la “seguridad sanitaria”. Imprescindibles, la “seguridad social”, jubilaciones, pensiones, asignaciones y la seguridad laboral, con la defensa de los derechos de los trabajadores. No menos importantes la seguridad vial, la seguridad informática o la esencial seguridad jurídica e institucional, en términos de soberanía nacional, seguridad  para la democracia y el desarrollo productivo; contra el narcotráfico y el lavado de dinero.
“Pretender reducir la seguridad a un asunto entre policías y bandidos, como si fuera un juego de niños, es una estafa intelectual y una irresponsabilidad ciudadana.”

¿Estaba
dribleando
el Presidente?

Cuando llevaba una hora de discurso, se preguntó sobre lo que todos estaban pensando: ¿Está demorando para evitar el tema? “¿Está dribleando y haciendo moñas”? “No, vamos a hablar de Seguridad Pública dentro de esa concepción integral, homeostática y democrática que tenemos del sistema”.

Respuesta
primitiva

La inseguridad es ya dato ineludible en la década del 90. Se agravó con la crisis del 2002 que tuvo una respuesta de carácter primitivo de parte del Estado para controlarla: creación de nuevos delitos y el aumento de penas originó mayores tasas de criminalidad, incremento de la población carcelaria y un estado subjetivo de la ciudadanía atado al temor y la criminalización de la pobreza…” “En el contexto en el que recibimos la situación (en 2005) definimos y asumimos tres lineamientos estratégicos: 1º Profundizar el respeto y el fortalecimiento de los derechos humanos que son la ética de la democracia. 2º Mayor eficacia en prevención y represión del delito, en especial contra el crimen organizado y el narcotráfico. 3º Dignificación del instituto y la función policial: carrera funcional, mejora salarial.

Delitos y difusión

Las cifras que dio muestran un enlentecimiento del crecimiento del delito a excepción de rapiñas y homicidios. Entre los que ocupa un lugar muy importante la violencia doméstica, cuyas denuncias han crecido como producto de una política de derechos y equidad más efectiva.
Los delitos, la violencia, se van controlando. Algunos han disminuido. Pero lo que sí ha aumentado, y de manera exponencial, es la cantidad de crónicas policiales.
Desarrolló la lucha contra el narcotráfico y sus resultados, así como el rol de las Safis (Sociedades anónimas financieras de inversión) en estos delitos. La importancia de la lucha contra la corrupción y el buen lugar internacional que ocupa Uruguay.

Todos

“Nadie medianamente responsable puede garantizar a los demás una vida digna y feliz, pero entre todos podemos edificar la vida digna y segura a la que cada ser humano simplemente por serlo tiene derecho.”(…) “Todos dependemos de todos. Todos nos necesitamos. En esta tarea de seguridad tenemos que trabajar entre todos.”

  

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: