Hablemos sólo del futuro

Dado que no está bien visto hablar del pasado, hablemos del futuro.
En el futuro la honestidad de la clase política va a ser un elemento decisivo en el desempeño del país. Más importante que el desarrollo de la productividad, más importante que la llegada de inversiones, más importante que el equilibrio de las cuentas públicas, más importante, aunque cueste creerlo, que la extensión del Plan Ceibal a la enseñanza secundaria.
Porque las cosas buenas no ocurren de manera pareja a lo largo de 5 años, sin toneladas de buena fe distribuidas de una punta a otra del gobierno.
Cuando se está en posiciones de poder no hay casi ninguna cosa que uno quiera hacer que no vaya a generar un montón de broncas. Cada vez que se está decidiendo gastar en algo nuevo se está a la vez decidiendo reducir el gasto en otra cosa. Y ahí van a aparecer resistencias de todo tipo y presiones de todos los colores. Si los afectados por el recorte de gastos tienen sindicato, uno se transforma en traidor. Si es un grupo con influencia, van a conseguir que te llamen para interceder 4 diputados y 5 amigos de la infancia, todos con excelentes argumentos de porqué no deberías decidir así, sino asá. Si los afectados tienen un grado más de influencia, harán que salga una nota en un diario, donde se insinúa que la iniciativa que estás por llevar adelante no tiene otro propósito que beneficiar a tu cuñado. No es fácil aguantar el griterío: uno se pregunta qué gana con meterse en tanto lío y por qué no deja las cosas como estaban, total nadie te va a agradecer nada. Sólo la buena fe te saca del paso y te mantiene en el rumbo.
Si no hay una fuerte vocación de servicio, sonaste, la realidad te va a doblar el brazo y vas a transitar por el camino que tenga menos amenazas.
Todo esto lo hemos sintetizado en una simple expresión: para seguir construyendo el país de primera que todos queremos, se necesita un gobierno honrado.
Porque los que gobiernan para su bolsillo no gobiernan para los demás.
¡Y pretenden que no hablemos de esto!
¡Y pretenden borrar el tema de la campaña, diciendo que la honestidad es un tema del pasado!
No estamos ensuciando la campaña, la estamos limpiando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: