La Carpintería del Tito

el taller de tito

el taller de tito

El taller, que está en Ituzaingó casi Batlle y Ordoñez, por aquellos años disfrutaba de «guardia permanente». «Dos veces se me aparecieron en la carpintería. Una vez estaba el Dentista (Luis) Malespina conversando conmigo. Saltó el gancho de la puerta y entraron a prepo y a los gritos» recuerda Tito.

 

-¡Saque los documentos!
-«No, porque los tengo en el bolsillo de atrás y no hace mucho en Montevideo le metieron tiros a uno porque hizo el gesto de sacar los documentos del bolsillo de atrás».
-¡Déme los documentos!
-«Yo me di vuelta y los saqué».
«Teníamos colgadas las cabezas de tarariras y pescados…Entonces se subió a una silla, le dijo al otro que lo alumbrara mejor y se puso a revisar para ver si teníamos algo escondido».
-¿Usted que guarda aquí? ¿Qué hay ahí?
-«Nada. Son recuerdos Puede haber aserrín que vuela al cortar la madera».
«Pasó a la pieza, porque yo vivía allí mismo. Le pregunté al otro que lo conocía de la calle: ¿Qué pasa aquí?
-¡Cállese la boca!
«Revolvió todo, tiró la ropa, levantó el colchón…»  
-¡No hay nada mi capitán!
-«Revisaron el otro galpón donde trabajaban los hermanos Lacava. Llaman a Luis que estaba quietito en la cocina y yo tenía mucho miedo por él, que en ese momento era el Secretario del Partido Socialista. Pensé que a Luis lo llevaban al cuartel; pero no, no pasó nada. Se fueron. Fue al poquito tiempo de que nos habían echado»
«En esos días pasaban con los bancarios en camiones. Había gente que aplaudía a las fuerzas conjuntas. Me acuerdo que Fermín Nantes, se lo llevaban y me gritó: «¡Tito!» Era un dolor. Porque llevaban gente buena que pensaba distinto».
«Aparecieron otra vez también, pero era de día; un oficial gordo».
-«¿Qué hacen aquí?»
-Denunciaron que aquí había armas.
-«No, mire, hay una vecina que ya ha denunciado a otros. Pero aquí apenas hemos hecho un autito de carrera para los niños que hay que desarmarlo para sacarlo porque el zaguán es muy angosto. Y somos gente de trabajo, acá».
-Bueno lo tengo que llevar al Consejo del niño, porque tiene que hacer unos trabajos. ¿Tipo trabajo forzado? le pregunto desconcertado.
-«No, no. (y se ríe un poco) Les di presupuesto; Hice los trabajos y los pagaron. Estaba este señor (Joaquim) de Almeida al que echaron. Durante la Dictadura también hice trabajos en el albergue que está del Parque para adelante.
Ahí vi cada injusticia con los gurises… Pero yo no podía decir nada porque te daban un culatazo en la cabeza
Perdí muchos clientes. Sobre todo el principio fue bravo. Decían que eras comunista. No «frenteamplista» porque causaba más miedo el comunismo. Pero mucha otra gente me llamaba para hacerles trabajos y así fuimos pasando. Varias veces comimos en la casa de algunas profesoras, Mirtana, Faruelo… Te emociona eso todavía. Hasta que se acabó la dictadura y cuando volvimos nos encontramos con la gente que había puesto los milicos verdes a dedo. Fue una lucha grande, pero aguantamos, qué íbamos a hacer. Muchos de ellos, que nos vendieron, después vinieron a saludarnos. A dos de ellos no les di pelota. A uno de servicio y a uno de la administración que nunca más lo saludé.»

Una recuerdo
solidario
En medio de mucha miseria humana había gente, y la memoria es ingrata, que merece un recuerdo.
«El Dr. Barreiro tuvo una conducta muy especial. Llegó a San José y a los pocos días vino con una canoa medio vieja y un motor. Conseguimos una canoa buena y de primera le dimos al motorcito y marchó. Después empecé a hacerle trabajos y toda la vida, hasta muy poco antes de morir. Un campamento entero, todos los muebles de la casa, una canoa forrada en fibra de vidrio. A él también lo detuvieron. Fue un hombre extraordinario» 

El respeto por «El baqueano»

Tito

Tito

 En la larga conversación, un tranquilo domingo por la tarde, los recuerdos discurren por sus propios cauces y reaparecen episodios hoy casi olvidados.

«El susto fue cuando hubo un temporal enorme, las aguas llegaron de 25 a calle Artigas, estaba cortada la ruta.
A la una y media de la mañana llaman y era la Policía (año 72, todavía estaba trabajando en el liceo) pero el ambiente estaba complicado.»
– No pasa nada Tito. Hay un ómnibus detenido en la Ruta 3 porque se fue a la banquina y lo tapa el agua.
«Precisaban el bote para sacar a la gente, lo cargamos y agarran derecho para el Parque. Ahí no más había un griterío bárbaro, estaba el ómnibus pegado al puentecito y estaban todos arriba del techo. Bajamos el bote, tomé la guía de los alambres del teléfono. Me parecía  imposible. Bájense, les dije a los cuatro policías que pretendían ir conmigo. Eran del «British» los chiquilines. El bote de los Bomberos había enganchado el motor en los alambrados y no lo podían sacar.
Cargué 11 de primera. El agua tapaba las ventanillas del ómnibus. Al volver las luces de los autos me encandilaban. ¡Por favor apaguen todas las luces! les grité. En el río, por más tormenta que haya, uno ve en la noche. Ahí los bomberos hicieron otro viaje. Yo con otro, terminamos. Pero me quedaba el chofer que se ve que se creía el capitán del barco y no se quería bajar.
Cuando sacamos a todos me iban a dejar en la carretera, pero les dije a los milicos: Me tienen que llevar a casa con el bote Y lo hicieron.
Al otro día fuimos (con Danilo González) al barrio de la OSE a llevar leche y pan a los chiquilines. Les dejamos el bote para que pudieran pasar. El agua venía bajando, ya al ómnibus se les veían las ventanillas.
Al otro día salió en «Los Principios» que gracias a la Policía y a los bomberos se habían salvado 42 personas.
El señor del año para ese periódico fue Milton Píanzzola, el Intendente, que no había hecho nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: