Enrique Rubio: el desafío de la descentralización y el desarrollo local

Conversar con el profesor Enrique Rubio es sumergirse en la profundidad de un pensamiento renovado y renovador. Que no admite esquemas, ni rechaza las más audaces posibilidades. El gran proyecto es la libertad generadora de esperanza, pero aferrada a las realidades más tangibles.

Enrique Rubio

Enrique Rubio

-¿Qué relación hay entre la nueva institucionalidad y el desarrollo local?
-La idea es que el desarrollo debe distribuirse con equidad en todo el territorio nacional. Con un triple enfoque. Tiene que haber políticas públicas de desarrollo que en algunos casos son de desarrollo sectorial; políticas públicas de ganadería, de industria, de agricultura; que toman un sector entero. O la de salud.
Otras que atienden capacidades, son de corte horizontal. Desarrollar toda  la capacidad de la sociedad de la información, de la informática, en todo la estructura del estado: ministerios, organismos. O desarrollar, en todo el sector productivo, la innovación, es decir, incorporar tecnología. Si uno promueve una agencia de innovación que a su vez promueve el nexo entre la investigación y el sector producción, está haciendo una política de capacidades para todo el sistema productivo y para toda la sociedad.
Y el tercer enfoque de las políticas públicas es el del territorio; que es la que acá no había. Políticas que apunten a hacer crecer los territorios. A la descentralización económica o territorial haciendo que haya los llamados polos de desarrollo, clusters, u otros mecanismos de desarrollo que van a modificar mucho los propios territorios. Hemos estudiado en la OPP cómo, de aquí al 2030, los territorios se van a transformar mucho y si no hay políticas públicas se generarán altibajos y diferencias entre las regiones. Por ejemplo, hemos visto que se van a desarrollar mucho el área metropolitana y el Este. Y si no hay políticas adecuadas habrá territorios que quedarán vacíos. Hay que hacer políticas de descentralización territorial en lo económico, al igual que en lo cultural y en lo social, en la información y en lo político. Construir un tejido de descentralización territorial en todo el territorio.

-El desarrollo de las sociedades se lo visualizaba muy vinculado a las cuencas hidrológicas. ¿Esto ha cambiado?
-No. Pero hoy, en realidad, el desarrollo de cuencas se lo integra con el desarrollo de región y con el desarrollo económico. En realidad, cobró mucho más importancia a partir del criterio de cambio climático. Va a estar, en la propuesta de desarrollo de un nuevo gobierno progresista, jerarquizar todo lo que se llama mitigación del cambio climático. Esto lo planteó Tabaré y hay una comisión nacional trabajando para eso. Es un proyecto de este gobierno que lo visualizó con mirada estratégica. Y lo planteó en el vínculo entre los gobiernos departamentales y el gobierno central. Por ejemplo, y en especial, vinculada al tema del agua que pasó a ser un  recurso crítico. Con este enfoque el Ministerio de Ganadería también se enganchó y se va al criterio de la multiplicación de los espejos de agua en el Uruguay. De uso multipredial, pequeñas represas de agua gestionadas en colectivo, por cuencas y para el desarrollo.

-¿No choca este enfoque con la división de los 19 departamentos
-Sí; choca sí. Se promueven acuerdos entre los gobiernos locales y los departamentales por región, para multiplicar la capacidad de hacer cosas  Tenemos que superar el Uruguay fragmentado en departamentos por su historia. A veces los departamentos fueron una invención  para arreglar otros problemas. Sería tema a debatir en un marco de Reforma constitucional, que el país asuma si se justifica la división que tiene, o debe modificarla. Pero ya hay camino adelantado, el Congreso de Intendentes, la propia OPP, lo fueron tomando
«Uruguay Integra» tiene un enfoque que va a inducir proyectos regionales, el de Arroyo Carrasco, por ejemplo. Hubo proyectos como el de las intendencias de Rocha, Maldonado y Treinta y Tres. Pero el Uruguay está atrasado con respecto a esto.

-Y San José especialmente atrasado
-San José no presentó proyectos a este financiamiento.

-¿O le faltó una firma a último momento?
-Sí. San José ha estado ausente de este tipo de procesos. Al cual han adherido la mayor parte de los intendentes.

-¡Qué desafío para Araceli! He preguntado quién es el delegado de San José en Agenda Metropolitana y casi nadie sabe.
-Bueno. (se ríe) Lo tienen que resolver acá, porque es una oportunidad importante para el desarrollo local. Es un proyecto interesante el de Agenda. Y con la agenda local de los municipios va a tomar fuerza y puede ocurrir en San José, lo mismo que ha ocurrido en otros. Tal vez el Intendente sea de un signo y el alcalde del otro, eso cambia la cultura política. Si hubiéramos tenido un enfoque político menor no lo hubiéramos hecho, quizá.  Pero el razonamiento que hicimos fue: Esta bandera, histórica del FA, ¿vale o no vale? Y el Presidente fue en eso tajante: «éste fue el compromiso hay que cumplirlo». Se dialogó en la fuerza política, una parte de la oposición estuvo de acuerdo, ahora  el desafío está planteado. Hay que inventar esto.

-A San José le va a tocar.
-Las capitales pueden dividirse también en municipios, Montevideo va a tener 6. La iniciativa va a ser del gobierno departamental. Después de la promulgación, los gobiernos departamentales  tienen 4 meses para presentar al Poder Ejecutivo cuáles son los municipios de su departamento. Si no proponen nada, por esta vez el Poder Ejecutivo tiene potestades para hacerlo, por reglamentación. Porque esta primera vez no se puede quedar prisionero de la voluntad del gobierno departamental. Va a haber. Es deseable la iniciativa, el estudio y la propuesta del gobierno departamental, que conoce mucho más. Por ejemplo Canelones: la Costa de Oro hasta dónde va. Parque del Plata, La Floresta, Atlántida…Es mejor que lo diga el gobierno departamental. Hay casos  fáciles porque sale del censo. En otros casos no sale del censo, hay otras variables a tener en cuenta.

Revolución o reforma del Estado

-Sintetizando, la idea es: Descentralizar para integrar mejor al país y para democratizarlo
– Exactamente. Transferir poder desde lo departamental a lo local; integración interna y democratización Generalmente no se habla de la integración interna, sino hacia afuera.

– El cambio cultural va a ser grande…
– Y… Va a ser progresivo. Tiene que calar en las instituciones, en los medios de comunicación y en los partidos políticos que no se han dado cuenta todavía. Fueron muy escépticos en que esto pudiera salir. Sin embargo, por la voluntad persistente del Presidente, esto salió. Nosotros fuimos ejecutores de la voluntad del Presidente que fue muy firme en este tema.

– ¿Solo con la Ley de Acceso a la Información pública este gobierno ha hecho una cosa muy importante. ¿Lo ves así?
– ¡Claro! Es una de las partes más sustanciales de la Reforma del Estado, por la que vamos a llevar el Estado a la gente, que debe verse en forma integral y los derechos que asegura a la gente.
Esa ley es uno de los cinco pilares de la transformación democrática del Estado.
Uno, es cambiar la cabeza de los ministerios; darles solvencia técnica a los ministerios por ejemplo con las unidades de planificación estratégica.
Otro, con respecto a recursos humanos, es la capacitación de gente como funcionarios (servidores) públicos. Hay un paquete de acciones con ese fin.
Otra, son los sistemas de información. Dentro de ello están las leyes que se han planteado entre las que está la ley del acceso de la gente a la información. Fundamental.
Otro enfoque, es llevar el estado a la gente.
Y el otro es la descentralización todo esto de lo que hemos estado hablando.
Es un proceso que forma parte de una totalidad que ha sido vista por partes. En este proceso que se planifica, todos los mecanismos llevan al derecho del ciudadano. En trámites, en acceso a la información, en poder para los gobiernos locales. Y no es una consigna. Se está haciendo, es una de las reformas estructurales profundas. El enfoque del gobierno progresista es una revolución, es un cambio que se va a ver dentro de unos años es desde el ciudadano.

Dilemas electorales

-¿Qué pasaría con estas reformas ante un revés electoral?
-Si viene un revés electoral, no va a bastar con la motosierra, va a ser la motoniveladora. Porque se cambió la mitad de la legislación social del Uruguay
La opción por la derecha es realmente un salto al vacío, porque no propone más que el retorno a los 90. ¿Qué va a hacer el Dr. Lacalle si elimina el IRPF? son 700 millones de dólares. El IASS ¿lo va a sustituir por el IRP y por el IVA? Porque de algún lado va a tener que sacar el dinero – 4 o 5 puntos más de IVA a la canasta-. Entonces, va a haber una redistribución regresiva del ingreso de los uruguayos.

-En términos globales ¿cómo fue la evolución del gasto público?
-Bajó. El único gobierno en el que se da una baja del porcentaje del gasto público, en relación al producto, fue éste. No en este año, aunque se absorbió el gran costo de la sequía en energía eléctrica o el costo del petróleo

-El costo energético del país es muy grande.
-Enorme. Más el apoyo actual a los municipios. Las finanzas están muy ordenadas pero se han tenido que hacer políticas anticíclicas, políticas de inversión. Las empresas públicas hacía años que no invertían como se hace ahora.

-¿En la OPP cuando se tenía que tomar decisiones importantes, se manejaban los costos de oportunidad?
-Se hicieron, junto al Ministerio de Economía, cálculos para optimizar las inversiones.  Creamos el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), que se está montando en todo el Estado. Permite tener un mapeo, para tener claro donde se están haciendo las inversiones públicas en el país y su proyección o impacto. Montamos muchos instrumentos para evaluar constantemente.

-¿Permite medir también cuando no se hace, qué costos se pagan?
-Claro, 20 años de imprevisión en energía, tiene un costo brutal. Costos de oportunidad y vulnerabilidad. Ni siquiera tenemos la pista para poder traer la energía que nos dan otros, como nos sucede con Brasil que la traemos por Argentina. Hemos sido el absurdo desde el punto de vista geopolítico: financiamos por varios centenares de miles de dólares un caño, de Argentina, para traer un gas que no existía. Ahora se va a usar para mandar de acá a la Argentina. Se va a usar al revés.

-En materia de integración regional, el componente energía aparece como crucial.
-La decisión del gobierno fue explorar muchas líneas al mismo tiempo. Por ejemplo, en la plataforma marítima hay hidrocarburos, falta saber si es rentable su explotación. En energías renovables hay muchos llamados, en la línea de los molinos y de los biocombuestibles. Vamos a tener record, en América Latina, en cuanto al avance en energías renovables. Se decidió hacer negociaciones por el gas con Bolivia, la planta de gas licuado con Argentina. Fortalecer el parque existente de Punta del Tigre. La Tablada se mantuvo como central de respaldo sabiendo que era cara. Las máquinas de Central Batlle se cambiaron y son más eficientes. Hemos hecho un despliegue en todas las direcciones porque el país tenía la matriz energética más vulnerable, endeble, envejecida y destruida que se pueda pensar. Se habla que éramos segundos en endeudamiento en el mundo después de Turquía (en términos relativos) pero además teníamos la matriz energética en estas condiciones. Y estas son inversiones muy grandes en distintas direcciones.

-Una integración regional en varios niveles…
-Algunas suponen que va a terminar siendo una región integrada en anillos energéticos, sobre la base del gas u otra energías. La integración física será la base de la integración en otros niveles. La plataforma logística es una.
¿Qué vamos a hacer como país? Del punto de vista de ramas productivas ¿vamos a ser agro exportador, un país de energías nuevas en base a las Tics? la plataforma logística es una sola, estamos en este barrio.
Hay que tener un gobierno con una visión estratégica, de proyecto de desarrollo…
Lo que el Uruguay perdería, si no gana el Frente, es eso. Volver a la Patria financiera, al Uruguay de la tristeza, a la incapacidad de generar puestos de trabajo reales.

El modelo de sociedad

-Y allá, en el horizonte, ¿el socialismo es un objetivo?
-Lo es, en las nuevas condiciones que tiene el mundo del Siglo XXI. Estamos hablando de sociedades más equitativas, creativas y más solidarias. De capacidad creciente para gestionar colectivamente los grandes patrimonios colectivos, que son dos, a escala de siglos: El patrimonio del conocimiento. Defender el carácter público y común del conocimiento. Y no que se convierta en la patente de la investigación y de una empresa, que podrá tener su ganancia -por un tiempo- de acuerdo a su inversión. Pero que -luego – deberá ser del acervo común. Por eso el Ceibal.
El otro gran patrimonio es el de los recursos naturales. Para los que hay defender la gestión pública de los recursos naturales del medio ambiente; porque el uso de la tierra, del agua, de las fuentes de energía, librado a la lógica del mercado, termina con el planeta.

-Este es un gran choque con el herrerismo.
-Claro. No son matices, son diferencias blanco negro. Por eso la ley de Ordenamiento Territorial les parece un espanto. Porque apunta a sociedades que gestionan los patrimonios colectivos de una manera democrática y que produce otras sociedades. Quizá no está en el debate, lamentablemente, porque la propia izquierda ha perdido capacidad para la elaboración de este tipo de cosas. Pero está a la vuelta en el mundo, se expresa en otros lenguajes. Porque se vio que la línea del mercado y de que todo lo manda esa lógica del mundo financiero y de las grandes empresas, producía la vulnerabilidad extrema de la propia especie humana con pérdida de calidad de vida en el planeta.

-Un problema global.
-Construir una cultura del trabajo y de la convivencia. Si el capital manda o no en la construcción de las sociedad. En otros términos la incivilización.
Es lo mismo que darle el «baucher» para la educación, que debe ser pública y no un negocio.
Cuando vamos a organismos de Nacional Unidas, yo fui a algunos, se los considera folletines muy atrasados. Los pensadores de hoy son la antípoda de ese planteo.
En este crecimiento del progresismo, las referencias ideológicas  aparecen como nuevos caminos para los mismos valores.
Porque el conocimiento cuanto más se usa, más se desarrolla, no se consume. No se consume sino que se multiplica. Y es copiable, reproducible  de una manera intangible. Por eso lo «piratea» todo el mundo. Tiene propiedades inversas a otros bienes. La realidad, su eje, va cambiando. Por eso es tan importante democratizar el conocimiento. La grifa de (José) Mujica: «Invertir en el balero», esta trasmitiendo esta concepción y esta realidad.
En Florida dijo: «Yo quiero un país que, después del Ceibal, la formación sea tan grande que en otros países cuando digan: «Este viene de Uruguay» se les conteste: «Ah, si viene de Uruguay, es un bocho». Porque tiene un nivel de formación producido por un sistema que arranca en el Ceibal. Somos un experimento mundial. ¿Por qué fue posible? Entre otras cosas porque hemos tenido un Presidente con un nivel de audacia impresionante. Nosotros, como militantes y en nuestra formación, correspondemos a otro período; estábamos en una utopía sin darnos cuenta que cambiaba.
Hace 20 años, ni el tema de la crisis ambiental, ni el de la sociedad del conocimiento  estaban en el orden del día. Eran otros temas. Pero cambió el mundo en estos años. Y la izquierda tiene amplísimas perspectivas. Pero en nuevos escenarios y por acá pasan las distancias entre izquierda y derecha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: