Brillante gestión

Las luces de la ciudad...

Las luces de la ciudad...

El Alumbrado de las Calles 25 de Mayo y Artigas de San José significaron una inversión de $2:427.997. Unos 100 mil dólares. Poco más que eso, fue lo invertido para el Alumbrado Público en Autódromo (Ciudad del Plata) $2:595.616.
A Delta del Tigre sólo se destinaron, para iluminación, $600.433, mientras que para las obras de peatonalización del centro de San José, la cifra trepa a $19:027.124 (más de U$S 820.000).
Estos importes son los que transfirió el gobierno central en el marco del Programa de obras municipales que financia el BID. No tenemos las cifras de las contrapartidas municipales, si las hubo. Son cifras que se comentan solas. Son claras muestras de dónde están las prioridades del gobierno local. Contrastan con la idea de confeccionar presupuestos participativos, en consulta con la ciudadanía.

Anuncios

Óscar López y Horacio González tienen la palabra

El lunes, en la Junta Departamental, el edil Óscar López se refirió a los logros obtenidos por los trabajadores del país con este gobierno del Frente Amplio.
“Sin duda alguna, con la convocatoria por parte de este Gobierno al funcionamiento de los consejos de salarios, con bases más concretas de negociación y con el requisito no sólo de acordar los aumentos de salarios futuros, sino también cláusulas de recuperación salarial, se obtuvo un gran logro. Logro que les permitió a los trabajadores la recuperación del salario en forma importante, que en muchos casos superan el cuarenta por ciento. A ello se suma, de hecho y por derecho, el aumento de las jubilaciones y pensiones”.
Asimismo, enumeró otros derechos que conquistaron los trabajadores organizados:
“El reconocimiento del derecho de los policías a sindicalizarse.
La convocatoria del servicio doméstico para integrar los consejos de salarios.
La convocatoria de los consejos de salarios para los trabajadores rurales.
La protección de la libertad sindical en la Ley N° 17.940.
La regularización de las tercerizaciones en la actividad pública y privada, a través de las Leyes N° 18.098 y 18.251.
El diálogo social en el tema de la seguridad social, con resultados, como es la ley de flexibilización de acceso a las jubilaciones, la modificación del seguro de paro.
La limitación de la jornada laboral del trabajador rural.
La promulgación de una  ley que regula el trabajo doméstico.
La reglamentación del CIT 155 de salud y seguridad laboral, disponiendo la creación de ámbitos bi y tripartitos para resolver las distintas situaciones.
La creación del Instituto Nacional de Empleo y Formación Personal.
Ley N° 18.104 de igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres.
La instalación, al menos, de un debate sobre empleo juvenil a nivel nacional”.
Para finalizar el edil hizo referencia a la Ley de Negociación Colectiva. Dijo que es una necesidad que desde hace muchísimos años los trabajadores venían planteando para poder tener reglas claras en las relaciones laborales.
Por otra parte, López envió un saludo a todas las trabajadoras domésticas, al conmemorarse su día, el 19 de agosto.

Las peatonales

El edil Horacio González se refirió al trastorno que ocasionan las peatonales y las múltiples quejas que le llegan a diario de los vecinos en torno al tema.
“En primer término, pensábamos que con todos los trastornos y pérdidas que tuvieron los vecinos, y sobre todo los comerciantes, habría, a esta altura, alguna consideración de parte del Ejecutivo, en cuanto a cierta tolerancia para moverse con mercaderías o materiales de construcción. Pero a diario nos llegan quejas por multas a diestra y a siniestra, que se aplican cuando las personas pretenden circular por las peatonales con vehículos, no por gusto, sino por necesidad”.
El edil expresó que el horario para arribar con cargas “es insólito”. “Una disposición especial a tener en cuenta es que los carros para transportar deben ser de goma blanda, por lo que hay que mandar a hacer cubiertas especiales”.
Además se refirió a las fallas en la construcción de las obras.
También planteó que las jerarquías de la Jefatura de Policía han hecho hincapié en la dificultad que tienen para patrullar, sobre todo por la noche, “que es justamente cuando esos tramos se vuelven tierra de nadie”. “Pensamos que debería permitirse el pasaje de patrulleros, aunque sea en determinadas horas de la noche”, dijo González.
Finalmente expresó que los vecinos le han comentado una aspiración general, que es que se permita la circulación de vehículos, en forma ordenada, a poca velocidad y con todas las garantías. “Hecho que, además, sería beneficioso desde el punto de vista comercial y desde el punto de vista del descongestionamiento del tránsito…”

Malestar por obras municipales

González también se refirió al malestar de los vecinos con diferentes obras municipales que se están haciendo en los barrios.
“Los técnicos explican cuál es el fundamento, pero lo que se nota es que, incluso cuando están terminadas, los pozos aparecen nuevamente. No se sabe muy bien cuál es el fin, todo el pueblo está ‘muy caliente’ con  todo esto”.
“Nosotros queremos hacernos eco de la solicitud de los vecinos porque es una situación realmente insólita, que se da en todos lados, por toda la ciudad, con esas piedras sueltas y todo lo otro que todos sabemos”.

Las motos y la muerte

El parte policial establece que Christopher Pérez Fernández murió, cerca de las cuatro de la mañana del domingo, luego de accidentarse cuando conducía una moto de 110cc. dentro del Parque Rodó de San José.
Circulaba por una calle interna del parque, a un costado de una de las lagunas, donde el angosto camino hace una «s» y pasa entre los árboles.
La moto no tenía puesta la chapa matrícula y sobre ella iban dos menores sin cascos: el conductor de 16 años, que resultó fallecido y un amigo de 17.
Se presume que el conductor no tomó bien la curva que tiene el camino, quizá iba ligero, quizá la moto era demasiado potente para su pericia. Se salieron del camino y fueron a caer en la cuneta. El acompañante salió despedido y resultó con lesiones menores.
El conductor «presentaba politraumatismos y coma primario, siendo trasladado a un centro asistencial, donde posteriormente falleció».
Sus familiares explican que se golpeó el pecho con el manubrio, al caer en la zanja.

Tenemos problemas

Para buena parte de la juventud la diversión está asociada al desenfreno, a la falta de límites. Nadie quiere ser «paloma». La rebeldía se canaliza en escapismos terriblemente dañinos. Son pautas culturales -muchas veces importadas- ante las que no hemos sabido construir alternativas. La educación en casa, muchas veces con padres ausentes, queda a cargo de la TV… ¡Hay que ver lo que muestra la TV como modelo de actitud frente a la vida!
No hay espacios públicos, atractivos, suficientes y gratuitos para el uso del tiempo libre por parte de los jóvenes. Como todos los aspectos de la convivencia social, la diversión se mercantilizó. Por sobre los intereses generales se imponen las lógicas comerciales. La lógica de la máxima ganancia posible es la norma generalmente admitida.
Dentro de estas realidades, uno podría preguntarse también sobre prioridades. Por ejemplo, ¿por qué se sigue iluminando el centro -Artigas y 25 de Mayo-  y no estos lugares oscuros y peligrosos donde tanta falta hace unos buenos focos, hasta que se actúe sobre las causas de las conductas juveniles? También podría cuestionarse si se patrulla para cuidar la propiedad más que para preservar la vida de los jóvenes.
La sociedad descarga toda la responsabilidad sobre los jóvenes o sus padres, pero las pautas de conducta son construcciones colectivas. El grupo de pertenencia: «la barra», puede más que los esfuerzos individuales, frustrantes y desconcertados de quienes ni siquiera terminamos de entender qué nos está pasando.

El lugar del accidente

El lugar del accidente

Testimonio desde el dolor

El joven falleció en un accidente de moto. Las características del accidente muestran toda la problemática actual con respecto a jóvenes, alcohol, noche y tránsito. La intención de su hermana, Johana Pérez, de aclarar el resto de las circunstancias, es comprensible y positiva. Porque, en el fondo, clama porque la sociedad no se acostumbre a estos hechos y deje de darles la significación que tienen. Las otras circunstancias, atención de la emergencia, información correcta de lo acontecido, también deben ser cuidadas y mejoradas.

-Me dices que la historia no es exactamente como se la cuenta…
-Los muchachos salieron a dar una vuelta. Tomaron una cerveza; cuando ya se venían dieron una vuelta al parque y trataron de esquivar el eucalipto que está allí y nunca tiene luz. Han pasado muchos accidentes allí según lo que me dijo el de la intendencia. Mi hermano quedó casi inconsciente; se quejaba de dolor. El otro chico, que salió casi ileso, lo dio vuelta, llamó al 911, que no le contestó. Llamó a la Jefatura, no contestaba.
Apareció un muchacho en una camioneta, que se detuvo. También él llamó al 911 que no contestó. Mauricio, el compañero de mi hermano, le pidió al otro para llevarlo porque se le moría. Entre los dos lo subieron y lo condujeron al hospital; en el camino a una cuadra del Hospital atendieron el 911.

-¿Y la Policía?
-Al Hospital llegó la Policía. Pero la moto no se levantó hasta la otra mañana. Era una noche muy lluviosa. No creo que Técnica haya establecido nada del accidente porque con lo que llovió la moto se levantó a la mañana. Pasaron horas del accidente  El chico llegó en coma pero vivo al hospital. Ellos dijeron que se había desnucado y no es así. Todo lo que se habló es mentira. Dijeron que estaba drogado y que jugaban picadas. No es así. Había tomado una cerveza, según cuenta el otro chico. La otra cerveza estaba debajo del asiento de la moto. Yo sé que no me lo van a devolver al nene pero tampoco es para que digan lo que no fue. Fue una inconsciencia de él viajar como viajaba porque era menor, porque no llevó casco. Pero él no fue atendido en el lugar.

-¿No llamaron a ninguna emergencia?
-No. El chico que estaba reaccionó a llamar al 911.

-¿Hubo una investigación judicial?
-El informativo dio que «por causas que se investigan». También se dijo que la moto era robada. No es así. Él la estaba pintando. Los papeles de la moto estaban en casa, los tenía mamá; cuando levantamos la moto los presentamos y nos hicimos cargo de las multas.
En lo único que dijeron la verdad es en que murió. Pero no falleció en el lugar y no le prestaron atención tampoco. A él lo llevó una camioneta particular. En el Parque no había policía ni había nada. Yo hablé con varios chiquilines y no había policías.
Además. Yo sé que es una inconsciencia de él. Pero era menor y le vendieron cerveza a las 3 de la mañana. A pesar de todo lo que dicen, que no se les vende a menores.
Aparte, no hacen caso de lo que pasó en esta familia, que quedó vacía. Ahora por lo menos, que no le vendan a otro guacho.
Dice que ahora van a poner luces, más policías. Recién ahora. Yo sé que a mi hermano no me lo van a devolver, pero que no digan lo que no fue y que tomen las medidas de verdad.

“Hay que rescatar las denuncias para la historia e investigar lo que efectivamente pasó en este país”

“Somos un grupo de madres y familiares de uruguayos detenidos desaparecidos que desde los años ´70 nos empezamos a juntar para buscarlos, aún con la esperanza de encontrarlos vivos. Provenimos de diferentes vertientes marcadas por la dictadura y el exilio. Algunos permanecimos en Uruguay, otros comenzamos nuestra búsqueda en Argentina y otros en Europa y Centroamérica. Desde la apertura democrática caminamos juntos respetando la diversidad de pensamientos que nos caracteriza pero unidos en torno a nuestros principales objetivos: Memoria, Verdad, Justicia y Nunca Más”.
Así se presenta en su blog (www.familiaresdedesaparecidos.blogspot.com) el Grupo de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos.

Adriana Cabrera

Adriana Cabrera

“Antes la gente era detenida; los padres o las esposas no sabían a dónde se los llevaban, si al cuartel o la comisaría. En esa búsqueda, de ver dónde están, a veces para llevarle el paquete, pensando que le podían llevar un paquete de comida y ropa… en ese trajín de las familias, se empezó esa búsqueda”, cuenta Adriana Cabera Esteve, integrante del grupo e integrante de la comisión de publicidad de la Coordinadora por la Nulidad de la Ley de Caducidad.
Pero la búsqueda, a veces, no encontraba resultados: “Esa búsqueda, en el caso de los presos políticos daba resultado: los encontraban en algún lado… Después venía el tema de conseguir un abogado. Pero en el caso de los desaparecidos, nunca daba resultados. Buscabas, golpeabas las puertas de los cuarteles, de las comisarías, pero de un lado te mandaban a otro y no pasaba nada”.
En ese entonces se formó un grupo de Familiares, integrado, por ejemplo, por Luz Ibarburu (que falleció hace casi tres años) y Violeta Malugani. Después se formó otro grupo en Argentina y otro más en el exilio, en Europa.
Adriana estuvo exiliada en Suecia. Ahí se formó la Agrupación de Familiares de Uruguayos Desaparecidos (AFUDE).
Esa organización la integraban, por ejemplo, Luisa Cuesta, Tota Quinteros, Ignacio Errandonea…
Con la vuelta a la democracia, todos esos grupos empezaron a trabajar juntos. Los que venían de Argentina, los que estaban en Uruguay, los que venían de Europa y algunos de México y Venezuela.
“La gran batalla fue por el referéndum, cuando se instaló la Ley de Caducidad, que lo perdimos. Eso marcó mucho a Familiares. Fue un golpe muy fuerte….”
“Pienso que por lo traumático que fue la derrota del voto verde, fue difícil lograr una unanimidad de parte de Familiares, entonces (en esta nueva campaña) se dio libertad de acción cuando se comenzó con la recolección de firmas”, cuenta Adriana.
Adriana trabajó junto a personas como María Esther Gatti, Silvia Bellizzi y Graciela Sobrino, en la primera convocatoria que se hizo en el Parlamento cuando todavía ni siquiera se sabía con qué recurso se iba a intentar anular la Ley de Caducidad.
“Otro grupo estaba dispuesto a firmar pero no a militar por la nulidad y también había quienes tenían asesoramiento jurídico en contra y no estaban dispuestos ni a militar ni a firmar”.
“Por suerte ahora, después que se juntaron las firmas, que llegamos a las 330 mil firmas, Familiares decidió tomar posición a favor del voto por la anulación de la Ley de Caducidad, así que en esto estamos todos juntos y vamos a ensobrar todos la papeleta rosada por el Sí para que se anule la ley”.

Inconstitucional

“Nosotros siempre planteamos que la ley era inconstitucional, inmoral y nula. Eso lo hemos dicho hasta el hartazgo, en eso hay absoluta unanimidad (…) La ley no debió haberse votado jamás…
Decimos que es inconstitucional, porque el Poder Judicial le tiene que preguntar al Poder Ejecutivo si puede o no seguir con su actuación, cosa que viola la independencia de poderes…”
Cabrera aclara que este gobierno, en todos los casos que le han llegado, ha dicho que corresponde investigar y que corresponde juzgar. “Le ha dado libertad al Poder Judicial de actuar, por eso hemos tenido los procesamientos y las condenas por causas que incluso presentamos los Familiares”.
Pero sostiene que puede suceder que otros gobiernos sigan haciendo lo que hicieron los gobiernos anteriores: “lo que hizo el Partido Nacional y el Partido Colorado todos estos años… Ni siquiera se investigaban las denuncias; sencillamente eran archivadas”.
Familiares tiene unas cuantas causas que fueron archivadas por el fiscal Moller. “Algunas son de gente que ya no está viva, que presentó sus denuncias, que luchó toda la vida y que en estos momentos no tiene la posibilidad de denunciar ni de apelar con una nueva argumentación”.
“Todo ese tipo de cosas han pasado, por eso nosotros queremos que se anule la Ley”.
Explica que anular la Ley supone que “todas las causas que fueron archivadas en el marco de esa ley, se tienen que abrir de oficio”. “Es como si nunca se hubieran archivado”.
“Eso hace (…) que todas esas denuncias no queden en un archivo sino que sean rescatadas para la historia y para investigar lo que efectivamente pasó en este país”. No fue en vano entonces el trabajo de “todos los compañeros y compañeras Familiares, esas mujeres viejitas que andaban de Juzgado en Juzgado, en organizaciones de derechos humanos haciendo sus denuncias…”

El grupo

Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos es una organización “bastante sui generis”, explica. “Nosotros nos reunimos, resolvemos las cosas por consenso (…) Nos ha dado una especie de experiencia y cierta sabiduría en el sentido de aprender a respetar la diversidad, porque la diversidad está instalada con muchísima legitimidad en el grupo. Todos pensamos distinto… esa es una característica del ser humano”.
En el grupo se realizan reuniones semanales en plenario, para tomar las decisiones, pero también hay gente “que mantiene un vínculo más laxo”: “si Familiares organiza una actividad vienen, pero no vienen todos los lunes al Plenario… o reciben nuestra correspondencia y cuando se los convoca a algunas actividades, por ejemplo a la marcha del 20 de mayo, van todos (…) son familiares que se sienten parte y por eso están ahí”.

Sentimientos…

Sin lugar a dudas, todas las etapas de este proceso han significado mucho desde el punto de vista sentimental para estas madres y familiares de desaparecidos. «Yo te diría que hay como dos planos del tema –afirma Adriana-: uno es el de la legitimidad que nosotros siempre sentíamos o estábamos convencidos, porque sabíamos que lo que contábamos era lo que nos había pasado…”
A su vez sienten que la sociedad se mostraba indiferente: “la sociedad no respondía a eso. Respondía algún círculo cercano, pero la verdad era que el resto de la sociedad parecía indiferente al tema. Tanto es así que para el referéndum dividió aguas. Salió la gente que tenía miedo, o que le era indiferente que le secuestraran un vecino o un familiar… Eso que se instaló en nuestro país, que es lo que nosotros llamábamos la cultura de la impunidad -y la llamamos todavía-, que también tenía su correlato en otros aspectos de la sociedad: en ‘hacé la tuya’, en ‘no me importa’, ‘yo solo puedo’… que era como la apología del individualismo”.
“Eso, para nosotros, fue un período muy duro desde todo punto de vista. Y creo que también para el conjunto de la sociedad, porque los seres humanos somos seres gregarios, nos necesitamos unos a los otros, nos organizamos para resolver colectivamente nuestros problemas…”

Cambios

Según Cabrera, “el sistema” no daba respuestas al problema de los familiares y ese fue un período muy duro. Pero luego, hubo algunos cambios: “En este último período la situación empezó a cambiar, el gobierno decidió investigar; se entró a los cuarteles por primera vez… Con este gobierno la sociedad civil irrumpió el los cuarteles y fue como un mensaje muy fuerte…
Ese mensaje fue muy importante para nosotros en todo sentido… en lo personal, en lo social, en lo político…”
También habló del significado que tuvo para el grupo el hecho de que algunos militares fueran condenados: «la causa por la cual se ha condenado a los militares es una de las causas en la que está mi papá (Ary Cabrera), como está también la hija de María Esther Gatti, el hijo de Luz Ibarburu, de Alba González, de Milka González, o el hermano de Ignacio Errandonea…»
«El hecho de que por primera vez en este país hayan ido presos los militares, pero que además luego de un proceso legítimo judicial se haya demostrado su culpabilidad y hayan sido condenados, eso no tiene precedentes en nuestra historia y para nosotros es de una relevancia importantísima».

Por fraude y de facto

Sanguinetti y Bordaberry

Sanguinetti y Bordaberry

Quizá los lectores entiendan que es muy intrascendente escribir sobre el color de la memoria o, mejor aún, sobre la presencia o la ausencia de luz en algunos recuerdos. Tal vez piensen que no vale la pena detenernos en ellos cuando hay temas tan actuales y trascendentes, divertidos, trágicos o de futuro. Sin embargo, cada uno es hijo de sus recuerdos y no puede evitarlo. Por eso, digámoslo de una vez, desde que con este gobierno fueron a la cárcel los militares delincuentes y torturadores, así como los dictadores Juan María Bordaberry y Gregorio Álvarez, una especie de cambio de tonalidad aquejaba mis recuerdos personales. Parecía como que habían perdido aquélla suma tiniebla en la que quedaron por 30 años. El Bordaberry de hoy, este viejo que, rodeado de sus hijos, camina con luz matinal hacia el juzgado de la ciudad vieja, nada tiene que ver con el recordado, joven y seguro que, rodeado de civiles, militares y tanques, en la muy oscura noche del 73, iniciaba -también formalmente- el período dictatorial.
En esa sede judicial declaró con respecto al decreto del golpe de Estado del 27 de junio: “Yo en calidad de Presidente lo firmé. Estaba de acuerdo con el contenido del mismo”. Es decir que las tinieblas y el hálito cavernoso del personaje no habían cambiado, aunque esta imagen actual no llegaba a dar toda la dimensión de culpabilidad que debía rodear al primer personaje del Golpe.
Sin embargo, la semana pasada, la Fiscal Ana María Tellechea presentó la acusación en la que solicita 45 años de penitenciaría para Juan María Bordaberry por diversos crímenes de lesa humanidad. Y sus razonamientos, que son los fundamentos legales, devuelven toda la oscuridad, el horror, la repugnancia, a mis recuerdos personales.
“El delito de atentado a la Constitución se le imputa en calidad de autor dado que realizó los actos típicos de la figura penal prevista en el numeral 6º del artículo 132 del Código Penal, en tanto surge plenamente probado que efectuó actos directos con el fin de cambiar la Constitución y la forma de gobierno por un medio no admitido por nuestra legislación. Concretamente el acto directo que se le imputa es la firma del decreto que truncó la vida institucional del país”. La magistrada agrega que la prueba reunida es “contundente en cuanto que con la firma del multicitado decreto interrumpió la vida institucional del país, dejando de lado los medios legales que tenía a su alcance, entregándole a las fuerzas armadas y policiales la misión de eliminar a un sector de la población a como diere lugar”. “Lo hizo con plena conciencia y voluntad, tal como lo manifestó en sede judicial. Además, dicha conciencia y voluntad también quedaron plasmadas en varios de sus discursos”. Por eso, remarca que “estamos ante un sujeto homicida” al que “ya se le han imputado cuatro homicidios muy especialmente agravados cometidos fuera de este país en otra causa (Michelini, Gutiérrez Ruiz, Barredo, Whitelaw) y que “en el presente caso se encuentra procesado por la autoría de diez homicidios muy especialmente agravados”. “Tomando ese único concepto (el de los 14 homicidios muy especialmente agravados) sin mencionar lo que establece el resto de la disposición, no cabe duda que ningún tribunal puede no considerar al encausado como el sujeto peligroso del que habla el artículo 123 del Código Penal”. *
Por lo tanto ahora estamos a la espera del dictamen de la jueza competente; aunque con esta solicitud de la Fiscal, los colores, los tonos y la ausencia de luz de los recuerdos, recuperaron su verdad.
Sin embargo, para esta semana, el pasado  tenía reservado otro ramalazo. Desde temprano, hoy, martes 18 de agosto de 2009, las radios informan** sobre un hecho anterior al Golpe: El 20 de diciembre de 1971, Nixon (el Presidente estadounidense del Watergate) le dijo al Primer Ministro británico de la época, Edgard Heath: Nuestra posición es que apoyar al Brasil es la clave del futuro; los brasileños ayudaron a corregir las elecciones uruguayas, hay fuerzas trabajando que nosotros no desalentaremos”. Esta “corrección” quizá no fue otra que el «fraude» de las Elecciones de 1971, quizá  ganadas por Wilson Ferreira y primeras disputadas por el Frente Amplio. Nixon y Garrastazú Médici (el dictador brasileño) “ayudaron” a Bordaberry a ser Presidente de fraude antes que de facto.
Ahora sí los recuerdos tenebrosos recobraron su verdadero tinte. El que no deberán perder porque un anciano tenga muchos hijos que lo acompañen a recordar sus terribles culpas. Que lo acompañen; pero que no lo reivindiquen. A él y a su ideología.

* Walter Pernas, “Hito contra la impunidad”. Brecha 14/08/09
** Publicación oficial de un grupo privado de seguimiento histórico de la Universidad George Washington. Recibido con alegría por Juan Raúl Ferreira y negado por Sanguinetti, que se mantiene fiel a la foto.

Prohibido circular sin seguro

···

···

Desde el próximo miércoles, sin el Seguro Obligatorio para Automotores (Soa) no se podrá circular. Se creó por la Ley 18.412, a fin de dar cobertura a los daños que sufran terceras personas, por accidentes causados por vehículos. Se debe tramitar para todo tipo de vehículo, exceptuando a las motocicletas de menos de 70 cc. (y empadronadas antes del 19 de agosto), los carritos y las bicicletas. En San José aún faltaría coordinar acciones de contralor respecto al seguro. No obstante, los vecinos no cesan de consultar y, por día, el BSE recibe unas cien solicitudes.

El seguro obligatorio se puede solicitar en el BSE, o a través de los operadores privados. O se puede gestionar directamente a través de la página: http://www.bse.com.uy, accediendo al link y cargando la información requerida; automáticamente el sistema dará un número de solicitud. Con ese número el interesado va a Abitab, Red Pagos u otras líneas de cobranza y, en el momento en que efectúe el pago, automáticamente le dan el certificado y el adhesivo para el vehículo.
El seguro no se paga en el banco; allí sólo se hace el trámite de ingreso de la solicitud.
El Soa comprende a las motocicletas (excepto las de menos de 70 cc., empadronadas con anterioridad al 19 de agosto), autos, camiones y remolcados. Cubre las lesiones personales o muerte causada a un tercero en accidente, por parte del vehículo asegurado. No incluye sin embargo los daños que sufra el vehículo propio o el de terceras personas.
Su precio es anual y su costo varía únicamente por el tipo de vehículo, no por la marca o el año. Se puede contratar con un pago contado o hasta en 5 cuotas (con un mínimo de $600), dependiendo del monto del seguro.
Por el bajo monto del seguro para motos, no es posible financiarlo.
Por ley, los automotores que no tengan el Soa no podrán circular ni realizar ninguna operación de compra-venta respecto al vehículo. Tampoco hacer transferencias, empadronamientos y otros trámites.
Si bien aún no hay nada confirmado a nivel local, en un futuro los encargados de fiscalizar que los vehículos cuenten con seguro serían la Intendencia y la Policía. Esta última estaría habilitada incluso para secuestrar todo vehículo que circule sin seguro y, posteriormente, disponer su depósito.
Al infractor se le pondrá una multa, equivalente al importe promedio del costo del seguro referido del mercado, cuyo destino será el Fondo de Indemnización de Coberturas. Una vez pagada la multa recuperaría su vehículo.
También se establece que será competencia de las intendencias alertar al Ministerio del Interior si saben de vehículos que circulan sin tener el seguro obligatorio.
En estos últimos días las consultas han sido permanentes en el BSE de nuestra ciudad. Por día se han llegado a realizar más de cien certificados, indicó Fernando Cortalezzi, asesor comercial de la sucursal local. «Lo importante es contratar el seguro. Particularmente para los asegurados del Banco, este seguro no tiene costo alguno. Para los que aún no lo tienen, el Banco se lo ofrece al igual que todas las compañías privadas». Aunque reconoció que el BSE ha sido el «mayor captor» de las consultas. «Por lo que hemos conversado con operadores privados, la tendencia es a contratar dentro del BSE. Es un trámite ágil pero debido al flujo importante de consultas se ha demorado un poco más (…) El trámite se puede hacer tanto en las dependencias del Banco como en las oficinas de corredores autorizados por el BSE».
Los vehículos que estaban asegurados ya cuentan con el Soa y sólo deben retirar un certificado y un adhesivo. Para hacerlo, deben llevar hasta las sucursales de Abitab o Red Pagos, el número de póliza de su seguro vigente y la libreta de propiedad.
Respecto al ánimo de la gente y a las caras nuevas que se han visto consultar en el BSE, Cortalezzi señaló que ya se sabía hace tiempo que «el mercado automotor no estaba asegurando», que sólo lo hacía un 30% entre motos y autos: «Ahora estamos viendo que hay mucho interés. Sobre todo en nuestro caso, que además de ofrecer el seguro obligatorio que el Banco tiene, damos otros beneficios muy superiores al tipo de cobertura y al capital de cobertura, que no implica una diferencia económica importante».
Entre las ofertas que ofrece el BSE, detalla el asesor: «Recordemos que el seguro obligatorio cubre solamente 12.000 dólares para el caso de lesiones personales. No incluye otras pérdidas que el reclamante pueda tener, como el daño de su vehículo, el hecho de que no pueda trabajar… como el daño moral. Todo eso no lo cubre el seguro. Cubre sólo un porcentaje establecido de ese capital, de acuerdo a los daños que se evidencian a raíz de un accidente. No importa si el accidentado tiene o no la responsabilidad (…) Pero en el BSE contamos con un seguro básico, que cubre la responsabilidad civil, en donde el asegurado tiene que ser el responsable para que el Banco indemnice. Pero le damos gratuitamente la cobertura del seguro obligatorio y, en ese caso, tiene: el seguro obligatorio y una cobertura que va hasta 100.000 dólares, con el que se cubren daños materiales, personales y reclamos de toda índole, en función de lo económico (…) Este seguro es fundamentalmente para autos y complementa muy bien al Soa. Por poca diferencia de dinero hay una cobertura mayor y superior, que incluso te permite salir del país, cosa que el Soa no».
El seguro obligatorio para autos cuesta $1.909 y con el complemento ascendería a unos $2.800.

Qué tengo y cuánto pago

Motocicletas, Motonetas, Bicicletas con motor, triciclos y cuadriciclos deberán pagar anualmente $761. Los autos, camionetas particulares y coches escuelas, unos $1.909. Las ambulancias, taxis, remises y vehículos de alquiler sin chofer, $3.080.
Los camiones y vehículos de auxilio deben abonar $3.315. Los ómnibus $5.630.
Trailers y remolques hasta 1.000 kilos de carga tendrán que pagar por año $867.
Las casas rodantes, semirremolques y remolques de más de 1.000 kilos de carga, $1.362.