La construcción de la noticia y la destrucción de la información

Noticia e información no son idénticas.

Noticia e información no son idénticas.

La crónica roja, el tratamiento de la crisis global, el cambio climático, el golpe de estado en Honduras, la situación del vicepresidente de Antel, la sequía, o la gripe A, todo sirve para construir una agenda informativa al servicio de la sociedad… o hacer de «la noticia» parte de campañas mediáticas, cuyos fines son ajenos a los que se proclaman.

Sangre y lágrimas

Nadie dudaría que la población debe estar informada de cuáles son los riesgos y cómo prevenirlos, en el caso de los accidentes de tránsito. Sin embargo los medios prefieren integrar esa información a los largos minutos que dedican a los delitos contra la propiedad (con o sin sangre). Enseguida, estos se mezclan con la violencia familiar, sexual o social (fútbol, bailes, etc.) y se le suman episodios en «La Berro»; todo mezclado con imágenes conmovedoras de las víctimas y sus familiares, se empaqueta para consumo masivo. Los problemas sociales, sin análisis ni contexto que permitan comprenderlos mejor, prevenir causas y atenuar consecuencias, se transforman en una mala serial. Una más en pantallas saturadas de basura. A veces sirve también, para mayor «tinellización» del informativo, un episodio con mucho de drama personal, como la situación que vive Gonzalo Perera, Director de Antel. ¿En cuánto afecta realmente a la sociedad como para darle ese nivel de exposición?

Crisis invisibles

¿Qué información tenemos de la crisis global? ¿Cuántos pueden entender el proceso que llevó a la catástrofe si solamente se ilustra con el flash informativo que nos ofrece la noticia del momento? ¿Para saber hasta dónde la crisis es parte de él, cuántos minutos se destinan al análisis del sistema como tal?
Por ejemplo, los temas ambientales no sólo tienen que ver con la clasificación de los residuos, con su generación y disposición. El modo de producción y consumo los genera de forma excesiva. La contaminación es también un gran negocio para un puñado de empresas. Sin embargo, sobre esos aspectos no estamos informados.
Sobre el cambio climático sabemos tan poco como sobre los beneficios que se obtienen de las actividades que lo originan o agravan. Nos aterrorizan con sus consecuencias y poco se explica sobre responsabilidades.

En Honduras

En la información que se maneja desde el 28 de junio, día del golpe, Zelaya es el «presidente depuesto». ¿Qué hizo para que fuera expulsado por los militares de su país? De los golpistas ¿qué sabemos? Sus historias de vida, sus actos del pasado ¿quién los cuenta? La persecución y la expulsión que han recibido periodistas y medios que intentan dar información sobre la situación en el sufrido país centroamericano, merecería un tratamiento preferencial. No obstante, el destaque, en materia de reales o presuntos ataques a la libertad de prensa, se reserva casi en exclusiva para episodios que involucren a gobiernos (o líderes) que ensayan caminos distintos a los marcados por el sistema.

Historias locales

El martes, Canal 4 trasmitía una conferencia de prensa, desde la Intendencia Municipal de San José, donde Juan Chiruchi y su equipo daban cuenta de algunas medidas tomadas en relación a la gripe. Un móvil satelital emitió, en directo, muchos minutos.
En ese mismo momento, el Dr. Tabaré Vázquez se dirigía -quizá fue uno de los discursos más importantes del periodo de gobierno- a un grupo de empresarios argentinos y uruguayos. Habló de inversiones y desarrollo. Aunque todos parecen coincidir en la contundencia de su informe, tuvo más pantalla el pedido del intendente josefino a los empresarios gastronómicos para que limpiaran las mesas y lavaran los cubiertos.
Algo similar pasó cuando la sequía golpeaba duramente a los productores. La intendencia se retiró de un ámbito creado por ley, se negó a colaborar con el gobierno, se dedicó a hacer prensa para criticar todo, contrató una consultora para darle lustre a su visión y, en definitiva, su apoyo concreto a los productores fue menos de lo que gasta en publicidad por mes.
Construir la noticia y bloquear la información es una estrategia redituable para el poder, y peligrosa para la democracia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: