Los que siembran cizaña

·

·

La voluntad política, ausente durante tantos años, ahora está y naturalmente los reclamos se potencian. Hace 13 años que un grupo de familias realiza gestiones para que se construyan viviendas de MEVIR en Kiyú. Se trata de gente que trabaja en la zona para la que el Instituto tiene planes de levantar 40 viviendas.

En la zona conocida como «La Guitarra» hay un predio, propiedad del Estado, que Colonización tiene en comodato, ocupado desde hace un año por seis familias aspirantes a colonos. También está la voluntad de atender esa situación.
Lamentablemente aunque la «voluntad» esté, las disposiciones legales, los muros burocráticos levantados en décadas de construcción de un Estado ineficiente e insensible a las demandas de familias como las que aspiran a trabajar y/o tener una vivienda digna, son altos y fuertes.
En estos días se trepó a los titulares de los medios locales esta situación con el formato «conflicto». Pobres contra pobres y nunca falta los que siembran cizaña.
Mevir y Colonización buscan nuevas soluciones para viejos problemas, en el marco de los recursos que hay y respetando las disposiciones vigentes.
Desde la Intendencia Municipal también se aporta los suyo: «Si es necesario, compraremos las 5 hectáreas según los valores que indique Catastro, poniendo el 100 por ciento del dinero para que se les entregue a los vecinos en forma urgente» dijo Juan Chiruchi.
Las 5 hectáreas que podría comprar la Comuna para ceder a Mevir son, según los productores que aspiran ocupar legalmente esas tierras, terrenos productivos. Hay lugar, dicen, más sobre la costa, una zona arbolada donde se pueden levantar las viviendas sin afectarlos. Un lugar integrado a la urbanización existente, donde instalar los servicios es más fácil y económico.
Más allá de la distancia entre el valor catastral (aprox. U$S 1.000) que se ofrece pagar y el valor real (una hectárea en esa zona puede valer hasta  U$S 7.000), el ofrecimiento no es: se puede comprar otro predio que sirva para los propósitos de Mevir. Es ese y no otro. Porque Juan Chiruchi «apoya» a los vecinos que reclaman casas.
Quizá las públicas advertencias de los vecinos que «si esta semana no hay una solución están dispuestos a intensificar las medidas y llegar a la ocupación de las cinco hectáreas», son parte de una estrategia de confrontación.
Según Chiruchi «Hace un año que esos campos están invadidos en forma irregular. Son predios del Estado, pero el Estado ha mirado para otro lado. (…) Yo respaldo totalmente a los vecinos que bregan por una solución habitacional».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: