Irineu Riet Correa, al rescate del viejo tronco federal

Cuestionado por su gestión al frente de la comuna de Rocha y defendiendo una candidatura que no marca votos en ninguna encuesta, Irineu Riet Correa es un hombre de ideas polémicas, que defiende con pasión.

Irineu Riet Correa

Irineu Riet Correa

-¿Usted se considera la izquierda dentro de los blancos?
-No, yo creo que en estos tiempos esas cuestiones no marcan diferencias. Gente que dice ser de izquierda, hace lo mismo que la gente de derecha. Entonces se pone difícil de entender eso. Nosotros decimos que dentro del partido somos los más blancos, los blancos, el tronco viejo federal del Partido Nacional. La propuesta que hacemos está consustanciada con eso.

-En un Partido Nacional polarizado, cuál es el propósito de su proyecto?
-El propósito es, dentro del Partido Nacional, recrear una corriente progresista, comprometida con la más rica historia del partido. Basada en un proyecto federal, que mirado hacia dentro del país significa descentralización, autonomías locales -de políticas y de recursos-, y hacia fuera, una integración latinoamericana, mas allá del mercantilismo… El modelo de integración debe basarse en un esquema solidario, complementario, de integración de las cadenas productivas, de reconocimiento de nuestra diversidad, pero teniendo en cuenta que para enfrentar los grandes bloques que hay hoy en el mundo, Latinoamérica se tiene que presentar también como un gran bloque.

-¿Eso tiene algo que ver con el proyecto del Alba?
-El Alba recoge estas ideas, más allá de que es un proyecto que lo veo más volcado a los países del norte.

-¿Qué papel juega Brasil en ese esquema?
-Para que esta integración se dé, los gobernantes tienen que entender cuál es su lógica. Ningún país puede integrarse con una lógica imperialista. Más que una integración a partir de los gobiernos, que son los que construyen estos procesos, hay que pensar en una integración a través de los pueblos.

-¿En el Partido Nacional hay espacio para estas ideas?
-Claro, porque son ideas que nacen con la fundación del partido. El partido nace con Oribe, en el cerrito, hablando de federalismo… y haciendo federalismo. La vieja divisa blanca de Las Piedras, el legado histórico que asume el Partido Nacional.

-Hoy, el Partido Nacional le reprocha al gobierno, con bastante virulencia, no haber firmado un tratado de libre comercio con Estados Unidos. No parece que esa sea su idea…
-No, no, no… por eso nosotros hablamos del viejo partido, el de la fundación. Yo creo que el partido se ha equivocado en algunas cosas, y por eso nosotros aparecemos ahora, en el escenario de una elección interna. La razón es plantear temas que el partido no está planteando. Formas de enfrentar la crisis de Uruguay y del mundo, que se muestra insostenible desde el punto de vista ambiental y social.

-¿Y desde el punto de vista financiero, económico y energético?
-Las repercusiones son sociales, siempre. Este es un modelo inviable, que hizo crisis final y terminante. Así como un día hizo crisis el modelo socialista y cayó el muro de Berlín, hoy cae el modelo neoliberal, que durante muchos años fue unipolar en el mundo. Un proyecto al que Latinoamérica adhirió fielmente, atendiendo a los intereses del sistema financiero internacional.

-Una parte importante del Partido Nacional se embarcó en eso decididamente…
-Sí, sí, el partido se embarca a partir de la muerte de Wilson. Eso le cuesta una pérdida importante de votos. El partido, que había ganado por una diferencia abrumadora la elección de 1989, después, a la siguiente elección, en 1994, pierde por una diferencia también abrumadora. Los blancos que no estuvieron de acuerdo en haber asumido este modelo de globalización neoliberal, se fueron del partido a buscar en otros lados nuestras banderas. Y hoy, los blancos que nos quedamos en el partido estamos convocando a esos compañeros a que vuelvan al partido, para que éste retorne a su esencia histórica, romper las cadenas de dominación vigentes y generar un nuevo modelo.

-A usted le han pegado, y le han pegado duro, por su gestión al frente de la Intendencia de Rocha, y acá, en San José, la gestión del Intendente Chiruchi es tomada como ejemplo y se la menciona como la mejor gestión municipal del país… ¿Qué pasa con los gobiernos locales?
-Yo puedo hablar de lo que pasó en Rocha en nuestro período. En 1999, cuando el partido manda votar a Jorge Batlle nosotros nos rebelamos y no votamos a Batlle. Nos parecía que era una traición a figuras históricas, como Aparicio Saravia. Eso trajo toda una situación en Rocha de gran enfrentamiento, una guerra, intento de linchamiento, en un momento muy difícil del Uruguay, en plena crisis, cuando además nosotros habíamos recibido una Intendencia con 40 millones de dólares de deuda, con 3.000 funcionarios, cuando el presupuesto no soporta más de 1.200 o 1.500, y nosotros no podíamos dejar a la gente en la calle en el momento de crisis. Entonces, era muy fácil llevar adelante una guerra contra el Intendente, en el intento de cobrarle las cuentas. Pero bueno, a pesar de eso en ese período se hicieron más obras que en este. Mucha gente no recibió esa noticia, ni se enteró, por ejemplo, de que en ese período en Rocha se concretó un decreto de Ordenamiento Territorial Costero que hoy es modelo en el mundo, porque los pueblos de la costa de Rocha, tanto Cabo Polonio como Punta del Diablo, son ejemplo de desarrollo local. Ahí no hubo inversión extranjera ni expulsión de los lugareños cuando llegó el desarrollo.
Con relación a la Intendencia de San José, yo tengo como norma no hablar de las intendencias, porque si uno quiere cobrarle cuentas a un Intendente es muy fácil hacerlo, porque las intendencias no tienen recursos y sí tienen una gran demanda de la gente, fruto de que los gobiernos nacionales le tiran el fardo y no le dan recursos. El sistema es perverso, porque concentra los recursos en Montevideo y luego los distribuye de acuerdo a la voluntad política de los gobernantes nacionales, que siempre es poca.

-En este período pensé que la distribución de los recursos se hacía en acuerdo con el Congreso de Intendentes… y que se ha cumplido, además.
-Se ha cumplido lo poco que se ha establecido, pero siempre es insuficiente. Si vamos a cualquier intendencia veremos que hay un atraso histórico en obras. Hay barrios sin luz, sin cordón cuneta, sin pavimento, sin saneamiento, resultado de un atraso histórico en la inversión. Entonces, en vez de criticar a un intendente, que es fácil, lo que hay que hacer es cambiar el modelo de distribución de los recursos.

-¿Cómo juega ahí la estructura de apropiación de la riqueza?
-Yo creo que en la base de todo proyecto de igualdad tiene que estar siempre la distribución de los ingresos.

-¿Y eso a través de un gobierno central…?
-No necesariamente, puede ser un gobierno federal… pero yo también tengo dudas con relación a eso. Si nosotros queremos desarrollar al territorio en igualdad de condiciones, todos los lugares tienen que tener la posibilidad de hacerlo. Pero yo temo que esto se da porque hay una concentración de la riqueza en los grandes centros y en pocas manos.
En Rocha siempre se tuvo la idea de que La Paloma generaba muchos recursos, entonces, los vecinos de La Paloma decían: «Nosotros no podemos mejorar la estructura urbana porque se nos llevan los recursos para otros lugares». Así que un año les dijimos: «Bueno, organícense, porque un año les vamos a dar todo lo que recauden para que mejoren la estructura urbana». Así se hizo, y ellos no pudieron hacer lo que se proponían. Entonces nos dimos cuenta de que no era cierto lo que se decía, sino que había transferencia de recursos del campo a La Paloma para poder arreglar las calles, como hay siempre, del campo a la ciudad. Porque así como usted dice: «Punta del Este recauda muchísimo», también es verdad que Punta del Este necesita una infraestructura que necesita muchísimo dinero para mantenerse. Yo tengo mis dudas de que Punta del Este pueda mantenerse sólo con lo que allí se recauda, no sé si no hay transferencia de recursos de Aiguá a Punta del Este, por ejemplo. Por eso, estos son los temas que hay que debatir, porque tal vez la realidad nos muestre que las cosas no son como pensábamos que era, y que por ahí Artigas y Rivera siempre han sido pobres porque han hecho transferencias a Montevideo, y no nos dimos cuenta. Este es un tema fundamental si uno piensa en crear un país armónicamente desarrollado, con base en el desarrollo local.

-¿Cómo ve usted la experiencia del complejo sucro-alcoholero de Bella Unión?
-Yo creo que son proyectos de desarrollo local que tienen que ser apoyados… más allá de que el tema no estaba en el azúcar, eso lo podemos discutir, pero para mí, ese proyecto es un buen ejemplo de lo que tiene que ser el país. Prefiero esa forma y no la de Botnia y el modelo forestal.

-¿Y el agro negocio de la soja, cómo lo ve?
-Yo creo que todo el tema sojero y de los agro negocios vienen del fortalecimiento del capital financiero internacional. Porque, con técnicas depredatorias, desplazan al productor rural. El mundo no soporta más depredación. Vivimos episodios que lo demuestran: la sequía, los incendios, las inundaciones. Y nuestra preocupación es que no vemos que se estén planteando estos temas, no están en el debate político. Lo que está en los titulares es lo que dijo Aguirre de Mujica, y Lacalle después… pero no estos temas, el problema de la producción, el problema social que genera la expulsión de la gente del campo, la extranjerización de la tierra, el cambio climático… El problema de la seguridad visto, no desde el ángulo de todos los candidatos: mejorar las cárceles, mejorar la policía, en lugar de pensar en cortar la cadena de exclusión, que a mí me parece tan elemental, y sin embargo no me doy cuenta por qué no se discute, por qué todos dan como aprobado que ese no es el tema.

-Yo creo que los intentos de que se discuta cómo cortar la cadena de exclusión se han hecho, aunque los medios no recojan esos intentos…
-Bueno, nos vamos a ir poniendo de acuerdo, entonces en que los grandes medios, sobre todo, no recogen estas cosas. Yo sé que desde la comunidad hay mucha gente planteando estas cosas, que hay que romper este modelo para construir un modelo de la gente. Tengo una gran esperanza en las cosas construidas por la gente.
En Rocha, por ejemplo, el tema del Ordenamiento de los Bañados está solucionado, y se solucionó desde la gente. Debe ser el único gobierno que convocó a la gente. Eso me costó una guerra con Lacalle, porque cuando nosotros entramos a la Intendencia y Lacalle a la Presidencia, había un planteo, el de las topadoras, tirar todo y empezar de nuevo, y nosotros dijimos: «No, vamos a construir un ordenamiento a partir de la gente que está asentada ahí, con todo el derecho». Y todo ese proceso se elaboró así, mediante cientos de asambleas…

-¿A mí me falla la memoria o las topadoras son del segundo gobierno de Sanguinetti?
-…hubo un momento, nosotros no estábamos en la Intendencia, en que se permitió la entrada de las topadoras.

(Acota Juan Licio) -Juan era el Ministro de Vivienda cuando tiraban las viviendas en Cabo Polonio.

-Pero además, como eso fue conflictivo y violento, se transmitió. Sin embargo, en Punta del Diablo se voltearon más casas, cuando el Plan de Excelencia de Punta del Diablo -el ministro era Pedro Bordaberry-. Recuerdo que llamaron a la gente y la gente dijo: «A pesar de que hemos participado, no nos sentimos representados en lo que se está resolviendo». Y entonces dijimos: «Atrás y a empezar de nuevo». Esa vez se voltearon más de 30 casas, entre ellas, la de una figura ilustre de este país, el Pepe Guerra, pero fue con el aval y consentimiento de ellos mismos, porque estaban participando del proceso de Ordenamiento Costero, porque había un terreno disponible para que la persona levantara su casa en otro lado. Y esto no se supo nunca, no se transmitió.

-El puente sobre la Laguna Garzón, ¿es una oportunidad o una amenaza?
-Mire, nosotros siempre estuvimos opuestos a la construcción del puente porque se hace sobre una zona muy vulnerable en cuanto a lo ambiental, y seguimos pensando que hay que evitar todos los procesos de destrucción de la biodiversidad… y porque además, no es tanta la distancia como para no dar vuelta.
Había otro motivo para estar en contra, y era la invasión de la especulación inmobiliaria en el departamento de Rocha, nos parecía que el desarrollo tenía que estar dirigido no por la especulación inmobiliaria, sino por un proyecto de desarrollo departamental. A raíz de eso hicimos una Ordenanza Costera que nos llevó 15 años. Eso nos da garantías para ordenar la inversión cuando entra al territorio.
Hoy, el gobierno de Rocha, que en su momento estuvo también contra la construcción del puente, dice que ahora sí se puede, porque hoy hay un decreto que regula el asentamiento y el uso del suelo, por lo cual ya no es tan peligrosa esa corrida para este lugar. Y es verdad, en parte tienen razón… pero yo creo que aún se mantiene aquello de la destrucción de la Barra… Ejemplos de esto hay miles. Cada lugar del Uruguay tiene su problema ambiental. Los vecinos son los que realmente saben y conocen del problema. ¿Cómo me van a venir a decir que los pescadores depredan y destruyen el recurso? Si ellos siempre pensaron que sus hijos iban a seguir viviendo de eso… Los que depredan son otros, los que no piensan en los hijos ni en los nietos, piensan en ellos mismos, en ganar mucha plata en poco tiempo.
Nosotros, que vivimos en la zona de los bañados de Rocha, podemos decirlo, siempre existió la profesión del carpinchero, el que cazaba un carpincho para darle de comer a sus hijos o hasta para vender un pedazo cuando la chicoria venía brava, y nunca el carpincho estuvo en peligro de extinción. Sin embargo, vinieron estas grandes empresas y con el uso de pesticidas y el labrado total de las tierras han logrado poner en riesgo una fauna que durante muchísimos años fue utilizada -y no depredada- por la propia gente. Hoy agarran a uno que cazó una mulita para darle de comer a los gurises y lo meten preso, pero no dicen nada de los que inundan los campos de pesticida, terminando con la alimentación de la mulita, matando cientos.

-En resumen…
-El sentido común como brújula y la gente, el ciudadano de cada comunidad, como guía para la acción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: