Historias de perros

Bienvenida

Lisandro llegó a la redacción lleno de inocencia e ilusiones. Quería tener su espacio para dedicarlo a su pasión: los perros.
Esta es su óptica, lo que siente y lo que eligió transmitir.
Mientras tenga estas ganas de contarnos cosas, tendrá su espacio, el primer viernes de cada mes, en SAN JOSÉ HOY.
Un desafío para él y para nosotros. Sabemos que los jóvenes pueden hacer cosas muy lindas. Por eso dispusimos el espacio.
¡Cómo no recordar aquellas páginas que llenó Cecilia, la Página Joven de aquel joven SAN JOSÉ HOY!


Presentación

Hola queridos lectores de San José Hoy. En este segmento del periódico ustedes podrán leer un espacio exclusivo DE PERROS, donde se publicará todo lo relacionado con nuestras mascotas, los perros. Este espacio «de perros» publicado en la primera edición del mes, está escrito por un joven de 14 años que, como se darán cuenta, es amante de los perros. Estudio en nuestra ciudad y hago esto como hobbie, porque me gusta la comunicación y es interesante leer e informarnos sobre los cuidados y otras cosas de nuestras mascotas.
Esto está dedicado a todos esos fanáticos de los perros, a todos esos amantes, a todos…


Ella es mi Perra, Flora… Espero tu mascota sea un/a gran compañero y un fiel amigo tuyo…

Se llama Flora, es la mejor compañera que he conocido en mi vida. No hay igual, no hay comparación, no existe otra igual; ella es mi Perra, la tengo  prácticamente desde que nació; su madre era una simpática perra del vecino, una perra rastrera o «chata», como le decía yo.
Un día que fui a la casa del vecino, me ofreció una perrita, eran todas hembras, yo obviamente quería una, pero no sabía la aceptación de mi madre, entonces me dijo: «llévala y si tu madre no te deja tenerla, la traés». Por suerte eso no sucedió.
Cuando fui a elegir, se me abalanzaron todas las perritas encima, pero una quedo atrás, la más indefensa, la más pequeña, la más linda, la elegida…
Me acuerdo claramente de la primera noche en mi casa; por ser la primera durmió en mi cuarto, pero durmió, es una expresión. Esa noche, yo dormí, pero mi madre y mi preciada perra, no. Esta bicha divina, no se durmió hasta que vino mi madre al cuarto y la subió conmigo a la cama. Al instante quedó todo en silencio y la cachorrita enseguida se durmió. A  partir de ese momento, todos dormimos placenteramente.
Las siguientes noches durmió con un espantapájaros de polifón y trapos viejos, llamado Juan; claro que costó dejarla con él. Primero se durmió en mi falda y después con suavidad y mucho cuidado la dejé en la falda de Juan.
Es una perra extremadamente torpe, cuando corríamos en el galpón, se daba contra los muebles o lo que hubiese a su camino, iba concentrada mirándome a mí. Cuando llegaba la hora de la siesta, era la excusa perfecta para que yo durmiera, también era la única forma de que aceptara acostarme o con mi perra divina o nada.
Pero había despertador programado. Cuando se aburría de estar acostada y de haber andado por toda la casa, subía a la cama, con gran esfuerzo porque con su tamaño le costaba y me mojaba la cama, para que yo me despertara.
Un problema crónico de ella, es que cuando conoce a alguien nuevo se orina, ahora hay que reconocer que esta muchísimo mejor, tiene que ser una persona muy fea o mala para que se orine.
Ella es una belleza real; su ternura es mucho más de la que cualquier chico pudiera querer o tener; ella es una perra especial, se le puede acariciar o molestar mientras come, lo único que recibirás es un sacudón de cola y una sonrisa. Es una terapeuta para los días malos, una compañera de paseos, una compañera y amiga incondicional, con una gran paciencia para aguantar las mil y una judiadas.

El frío ¿de qué forma afecta a los perros?

Este es el tema del que todos queremos saber, de qué forma les afecta el frío a los perros, si existen enfermedades como las nuestras y si puede afectar seriamente su salud.

Además de que nuestros animales pasen mal en los días de frío, también existen enfermedades como «la tos de la perra», «la gripe» y otras enfermedades respiratorias. Nuestras mascotas están continuamente expuestas a las enfermedades tanto como nosotros, es importante que las noches mas frías, si no los puedes dejar adentro, los dejes al reparo de un porche o bajo techo y que no esté hueco, porque el techo puede protegerlos del sereno, de las heladas y la lluvia, pero el aire frío de la noche puede no permitirles que entren en calor. De una noche de mucho frío sin una tregua de calor, nuestros perros pueden enfermarse.
Con el frío no son los perros los únicos afectados, también nosotros, pero sobre nuestros cuidados y enfermedades ya sabemos.
Además de nuestras enfermedades también podemos resultar afectados por nuestras mascotas, si éstas tienen acceso al interior de nuestra casa, el frío no detiene el olor. Siempre es necesario un baño, pero en invierno puede que nos dé lástima. En verano podemos bañar a los perros cada 15 días o cada una semana, aunque muchos los refrescamos todos los días y varias veces en las horas de más calor. Eso está bien, pero hasta el punto que ellos quieran y no sientan frío; sólo si se sienten a gusto. En invierno el tema del baño es diferente, es aconsejable para evitar la mayoría de las enfermedades respiratorias bañarlos adentro, con agua tibia tirando a fría, ellos nos harán notar si está bien, aunque algunos mañosos y miedosos al agua nos harán pensar que está demasiado caliente o fría, pero NO DEBE QUEMAR. Probala con las manos; que esté más fría que caliente, pero que no sea totalmente fría. Este baño puede hacerse cada un mes, aunque si es mayor el tiempo mejor. Como sabemos, aplicamos el shampoo en el pelo mojado y rascamos suavemente todo el cuerpo, a los mañosos esta es la parte que más les gusta del baño, después que esté cubierto de shampoo, enjuagamos, pero tenemos que asegurarnos de que quede bien enjuagado el pelaje, porque esto puede provocar además de múltiples alergias, caspa. La mayoría de los que tenemos perro hace ya algún tiempo sabemos que no se pueden bañar con nuestro shampoo, el shampoo de los humanos contiene una sustancia que en los perros provoca picazón e irritación en la piel. Si no tienes shampoo de perro, la otra opción es el jabón de lavar la ropa en barra «Bull Dog», pero no es muy aconsejable tampoco, este no quita las pulgas, no deja el pelo brilloso y en los muy peludos no les desenreda el pelo. Así que la mejor opción a la hora de bañar a nuestro perro, es shampoo para perros. Es muy fácil de encontrar, en una veterinaria o peluquería canina.


Próxima edición de perros       
03/09/2010

Contanos la historia de tu perro y sera publicada en el segmento “historias de perros”

podes enviarla a:historiasdeperros@adinet.com.uy

About these ads

One Response to Historias de perros

  1. Roberto dice:

    me encanto la pagina, ya mandare mi historia.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.